miércoles, 15 de febrero de 2012

POESIA ORAL MALAYA



Nuevamente recurro a la inefable geografía infantil. Es muy
clara en esto: la Malasia es el lugar de donde proviene Sando-
kán. Es por lo tanto un lugar exótico y lejano (del cual Salga-
ri podía imaginar cualquier cosa), cuna de héroes con barba
que navegan los mares luchando tanto contra colonialistas
embarcados, como contra malignos thugs adictos de la Dio-
sa Kali.

Pero el tiempo pasa. Hoy llamamos malayo al idioma nacio-
nal de Malasia y de Indonesia. Por su parte, desde 1963, Ma-
lasia es una nación, de unos 25 millones de habitantes, que
agrupa las antiguas Singapur, Borneo Septentrional y... Sa-
rawak, cuna de nuestro héroe.

La cultura tradicional de la región ha sido influída por varias
corrientes, especialmente por la hindú y la persa hasta el siglo
XIV, durante el cual comienza el predominio del Islam (que
poco después fundaría el poderoso reino de Malacca).

La poesía oral de Malasia está compuesta por tres géneros
principales: sesmomba o bahasa berirama, un tipo de verso
rítmico, carente de rima habitualmente de origen mágico; el
peribahasa (proverbios intensamente metafóricos y de gran
eficacia, como "jang rebah, dintidih": 'Al que cae lo empujan
más hondo', o "Anjing ditepak kepala menjengkit ekor": 'Pal-
mea la cabeza de un perro y su cola se parará'; y finalmente
la forma poética más conocida del pantun (se pronuncia 'pan-
tum') que es tanto cantado como recitado hasta nuestros días.
El pantun consta de cuatro versos y si bien el lenguaje que uti-
liza es relativamente simple tanto en su construcción como en
su vocabulario, bajo esa apariencia sencilla se ocultan nume-
rosos símbolos y un rico juego de relaciones entre la naturaleza
y lo humano.
La primera línea rima con la tercera y la segunda con
la cuarta. Sin embargo, como aclara el mayor especialista en
la traducción al inglés de esta poesía, R.J. Wilkinson, "los
versos no sólo riman, sino que el sonido del primer verso debe
sugerir el sonido completo del tercero, lo cual hace que la tra-
ducción resulte extremadamente difícil".
Como he planteado en otras ocasiones, espero que la belleza
del original sea tanta que permita este nuevo pase de lenguas,
sin perderse del todo.


1.
¿Adónde te has ido, de dónde eras?
Los pastos crecen más alto que el grano.
¿En qué año, en qué mes habrá girado el tiempo
lo suficiente para que volvamos a encontrarnos?

2.
El destino de una paloma es volar,
Vuela a su nido en la colina;
La entrada del verdadero amor es el ojo,
El premio a su búsqueda es el alma.

3.
VIENTO

El viento podría arrancar la mortaja del muerto,
Viento filoso como borde de espada,
Viento aguzado como punta del hacha,
Viento con la forma de un paraguas,
Viento que llena el mar de huesos,
Vientro que aplana todo lo que encuentra.


4.
Toma tu lapicera y escribe un texto,
Sobre una roca sólida y en forma sencilla,
De este mundo derecho al otro,
Nuestros cuerpos trenzados como uno solo.

5.
MUSICA

Voces alzadas bien alto en el canto
Hasta que los monos se caen de las ramas;
El curso del agua se detiene a escucharlo
El pájaro tuerce su vuelo para acompañarlo.

6.
Grandes olas ruedan sobre el océano
Dispersas a lo ancho por el viento del oeste,
¡Contéstame esta adivinanza!
¿Qué cosa se parte en mi pecho sintiente?

7.
EL SIGNO DEL AMOR

Sobre tu hogar hay truenos rodando,
Mi hogar bajo rayos, en llamas;
Siete cielos en un cuadro mortal,
Eso significa el amor en el alma.

8.
Blanca como papel una vela en el aire,
Los cometas de chicos de la bahía;
Y yo siento como amo a mi chica
Como nave que olas y mar desafía.

9.
Mil palomas pasan volando
una sola aterriza en mi patio.
Quiero morir en las yemas de sus dedos
Y ser enterrado en la palma de sus manos.

10.
CANTO DE UN NIÑO ENFERMO

¡Al final del florecer de los hibiscos
Las flores se vuelven más fragantes!
Ya no pienses en mí, abuelita.
Sólo queda de la fruta el cáliz,
Sólo la impresión de mis manos, abuela,
Sólo la impresión de mis pies,
Sólo me queda cantar, abuelita.
Mi corazón extraña las colinas, abuela.
Escucha la canción que canto en la cabaña.
Me levantaré y me iré, abuelita.
Envuélveme en arroz
Me iré a los bosques y atraparé pajaritos.
¡Pero, mira! Mis lazos no atrapan ya pájaros, abuelita.
Tu niño no tiene ya fuerzas para trepar a los árboles,
Y el cesto que llevo, abuelita, tiene sus cordeles rotos.


BIBLIOGRAFIA

Ruth FINNEGAN. The Penguin Book of Oral Poetry, Pen-
guin, 1978.
R.J. WILKINSON/ R.O. Winstedt. Pantum Melayum. Ma-
laya Publishing House, 1957.
Keith BOSLEY. Poetry of Asia. Weatherhill, 1979.
T.V.F. BROGAN. The Princeton Handbook of Multicultural
Poetries, Princeton Univ. Press, 1996.

No hay comentarios: