domingo, 5 de febrero de 2012

POEMAS DE LOS DIARIOS DE MURASAKI SHIKIBU

                                                        La Dama Murasaki Shikibu

Esta antología de poemas autobiográficos, llamada Murasaki
Shikibu Shü, es más una memoria poética (Kashü) de algunos
hechos aislados e importantes de la vida de la poeta japonesa
del período Heiano, que una verdadera biografía.
Desde su escritura (entre 985, aproximadamente, y 1013), han
circulado diversas recopilaciones de este libro.
Sabemos muy poco acerca de la vida y la personalidad de Mu-
rasaki, a quien Margueritte Yourcenar ha llamado: "la mayor
escritora de la historia".
La versión llamada Teikabon es la más completa y confiable.
Ha sido Yosano Akiko, otra gran poeta japonesa quien en
1916 terminó de reunir esta obra.

Lo que sabemos de Murasaki, en relación a estos poemas es
más una visión del mundo, tanto al hablar de la visita y parti-
da de un amante, como del viaje de una amiga, que una suce-
sión de datos y fechas.
Más adelante aparecerá su relación amorosa con Nobutaka,
con quien se casa alrededor de 998 y quien muere apenas dos
años después de la boda.
Allí comienza en verdad a escucharse otro tono en la poesía
de M. Shikibu, ya que después de la muerte de su amor, el
mundo se torna triste y doloroso.
Murasaki, sin embargo, se ha caracterizado en su escritura
por conservarse calma, aún en los momentos más terribles.
Es como si siempre pudiese mantener una buena dosis de
objetividad.

Este Diario, así como el de Izumi Shikibu y el de Sei Shona-
gon y otros, forman parte del momento dorado de la literatu-
ra japonesa.

He traducido aquí 15 de los 128 poemas del Diario. Los co-
mentarios le pertenecen a Richard Bowring. El número que
antecede a cada tanka es el que lleva en el libro.

4
Vagamente perturbador:
¿Existió o no existió?
La gloria de la mañana
abriéndose amortiguada
en el cielo previo al amanecer

5
Mientras me preguntaba
De dónde habría venido,
Ah, pobre de mí
La gloria de la mañana
Se descoloró en nada.

(Ambos textos remiten a la visita de un amante)

7
¿Podría acaso olvidar
Escribirte
Enviándote noticias
Mientras la luna viaja al oeste
Y las nubes pasan?

(Partida de una amiga)

9
Sopladas por tormentas
en colinas distantes
ni las transformantes hojas
ni el rocío resisten
siquiera por un momento

(Tormenta: demandas de alguien. "Tú, como el rocío,
no puedes resistir las fuerzas que te mueven")

11
Congelado
de hielo y escarcha
mi pincel de escribir
no puede expresar
lo inexpresable

(Pincel de escribir: también se puede leer como "agua",
agua congelada)

13
Mientras espero
Que el pájaro cante
¿Debo permanecer
en el bosquecillo de Kataoka
Y sentir las gotas del rocío?

(Parece ser el comienzo del verano. Los poemas japoneses,
al igual que los chinos, tienen múltiples formas para indicar
la estación en curso, a la que vinculan en intercambiables
metáforas con los contenidos anímicos de la persona que ha-
bla. Este poema parece ser de 986.)


15
Envíame palabras
A través de las ocas salvajes
Que vuelan al norte,
Tan seguido como ellas volando pasan nubes.
Escríbeme constante

(Viaje a Echizen, adonde acompañó a su padre en 996).


22
Mientras el cielo se oscurece
Y las olas se yerguen
En un súbito chubasco,
El bote en el lago
Flota enfermo a gusto

(Súbito chubasco: sugiere el verano.
Bote: emociones inciertas)


26
Si nevara hoy
Sobre los pinos de la montaña
En Oshio
El tapizado de los pinos
Parecería ser flores.

(Vida en Echizen)


39
Cómo deseo
poder preguntarte
Hacia dónde
Voló el ganso salvaje
Que abandonó la bandada

(En una forma sumamente indirecta, Murasaki se refiere en
este poema a la muerte de Nobutaka, en 1001.)


116
Mientras observo
Los descendentes cielos
Nublados para siempre,
¿Cómo es que ellos
Llueven lágrimas de amor?

(Del Diario de 1008)


120
No miraba
con ninguna preocupación en particular
En la mente,
Pero mientras observaba
Las nubes escondieron la luna de otoño.

(Le cuenta a la Dama Dainagon su estado anímico, en una
carta)


125
No sabiendo
Dónde ponerme
Ni qué hacer,
Continúo existiendo
A pesar del desánimo.


126
No dedico pensamientos
A mi propia vida frágil
Y sin embargo sentir
La mortalidad de los demás
Es de verdad una tristeza

(La muerte de una amiga, la Dama Koshôshô, generó este
poema, fechado en 1013)


127
¿Quién lo leerá?
¿Quién vivirá para siempre
En este mundo?
Una carta dejada atrás
En su imperecedera memoria.

(Relacionado con el anterior)


128
¿Por cuánto tiempo
Deberemos extrañar a aquellos
Que ya se han ido?
El dolor de hoy
Es nuestro propio mañana.

(También de 1013, el último poema del libro)


BIBLIOGRAFIA

Richard BOWRING. Murasaki Shikibu. Her Diary and Poe-
tic Memoirs. Princeton Library of Asian Translations, 1982.

Earl Miner (Compiler). Japanese Poetic Diaries. Univ. Of Ca-
lif. Press, 1976.
Murasaki Shikibu. The Tale of Genji. Penguin, 2002.
Murasaki Shikibu y Jane Reichhold. A String of Flowers.
    Love Poems of Tale of Genji. Stone Bridge Press, 2002.
M.S. Diary of Lady Murasaki. Penguin, 2005.

No hay comentarios: