martes, 9 de julio de 2019

JURI VELLA UN POETA INDÍGENA SIBERIANO

    


  EL CIELO DE DIFERENTES COLORES

  Una vez un pobre cazador abrió su humeante chum. Res-
piró profundo. El cielo voló al interior del chum. Se convir-
tió en bienestar y felicidad. Todavía vive ahí con el hombre.
(de los cuentos de la Abuela Nengi)


 Vivo bajo el cielo de colores,
 y los colores son tan familiares:
 el cielo melancólico,
 el tierno
 que puede ser muy fresco, pero un poco triste.
 El cielo alegre que
 a veces puede ser tan frío.
 Puede ser elegante, pero también juguetón.
 El cielo brillante,
 el cielo rojo,
 el cielo bondadoso,
 bello como una novia.
 Indefenso como un chico y fuerte.
 El cielo de amarillo,
 el cielo de verde,
 el cielo de azul, y de violeta.
 El cielo también puede ser veloz
 o puede quedarse quieto.
 Tanto puede ser ruidoso
 como muy muy callado.
 Y alto,
 y bajo,
 y denso,
 y seco,
 y disperso,
 y mojado.
 Plateado.
 Dorado.
 Azulino.
 Puede ser un oficial que se pavonea,
 o tipo-Nenet simple y tan próximo.
 Mi cielo reside en la parte anaranjada del vaso
 que mi hija lleva en sus manos.
 El cielo está en el amigable chum abierto
 que mi Abuelita abrió para vos.
 El cielo es un panorama puesto en tu ventana,
 tan espacioso,
 ligero,
 sin barrotes,
 con un marco cerúleo,
 con persianas chirriantes
 y margaritas en el alféizar.
 Con el rostro de tu madre,
 sonriendo como en un retrato.
 El cielo puede acostarse sobre la tierra.
 O sobre el océano,
 o en la tundra.
 Para descansar después de la cacería más dura,
 o después de pescar,
 o después de la boda.
 El cielo puede estar por encima del mundo
 por encima de las estrellas
 por encima de los soles
 por encima de las galaxias también.
 El cielo puede volverse tan ingrávido
 y tan silencioso como el ala de una mariposa
 el cielo puede...
 ¡Pero No!
 ¡No!
 No conozco ningún otro cielo.
 ¡No!
 No puede convertirse en otro cielo.
 ¡No!
 No puede convertirse en ninguna otra cosa que el cielo.
 Mi cielo es de diferentes colores
 Vos también vivís bajo el mismo cielo.



EL CUARTO DOLOR

 ¡Oh, taiga!
 No hay taiga, fue desmontada.
 ¡Oh, mi tierra natal!
 Ya no queda tierra,
 ha sido transformada en caminos metalizados,
 ha sido transformada en atareados, duros, pozos abiertos
 ha sido transformada en suburbios de piedra.
 ¿A quién puedo dirigirle esto?
 ¿Yo que sobrevivo a mi desgracia?
 Los ríos y lagos y mares
 están llenos de petróleo.
 Y las astas del último reno de mi abuelo
 y sus calaveras
 han sido convertidas en souvenirs.
 ¿Pronto, tal vez, los amantes de lo exótico
 me atraparán?
 ¡Oh, tundra!
 Hoy viajaré a tu espacio polar.
 ¡Oh-oh.oh!
 ¡Eso es todo lo que queda de la tundra!
 Dejame sorber el último trago de tu aire fresco
 como un souvenir.
 Y como un souvenir
 dejame obtener el éltimo trago de sentido puro.
 ¡Tundra!
 Dejame ver una sola vez
 cómo el sol tocará suavemente 
 tus estrábicos ojos.
 Pero antes del verdadero atardecer
 la tundra se encuentra conmigo
 con una aurora radioactiva
 y una venenosa lluvia ácida...
 ¡Oh, horror!



 DEL LIBRO 'SOLEDAD'

 Atravesando techos blancos,
 las chimeneas de las estufas de los chums,
 el fino humo alto
 de mi campamento provisorio
 están girando apuradas en busca de
 los lugares,
donde los ríos aún no están congelados,
 los lugares,
 donde los lagos aún no están congelados.
 ¿Por qué están tan demorados?
 El invierno ya los ha rebasado no sólo por detrás
 sino delante,
 hacia arriba con envolventes barridas
 un camino pavimentado con otras bandadas.
 Sus alas
 ya están golpeando remolinos nevosos 
 laboriosamente
 dolorosamente
 golpean en mi cara,
 y tocan mi corazón.
 ¿Acerca de qué están gritando los jóvenes?
 ¿De qué se trata?
 ¿De qué están parloteando valiente pero preocupadamente
 los gansos más experimentados?
 Después de todo, no es la primera vez
 que escucho su canción de despedida,
 y no puedo entender por qué
 me inunda de dolor.
 ¿Por qué?
 ¿Tal vez hoy
 soy como la bandada demorada?
 Es posible despegar ahora,
 pero mañana será demasiado tarde...



 JURI VELLA es un poeta indígena de la Siberia Occiden-
tal, del pequeño grupo de los Nenets del Bosque (unas 2000
personas). Poco antes del fin de la era soviética, decidió de-
jar su trabajo de cazador en una granja estatal, y se mudó 
con su familia al bosque, convirtiéndose en pastor de renos,
 y regresando a la forma de vida de sus ancestros. Durante
el régimen soviético, todas las poblaciones indígenas nóma-
des y semi-nómades fueron obligadas a sedentarizarse y a 
trabajar en granjas colectivas. En tiempos de gran escasez,
Juri se hizo cargo de una enorme familia compuesta por su
esposa, cuatro hijas, sus maridos y sus niños. Habita una re-
gión que provee el 80% del petróleo de Rusia. A causa de
ello, los pueblos indígenas, los Khanty y los Nenets, de la
zona, son en cierta forma perseguidos por las petroleras 
que aspiran a la completa explotación de los recursos natu-
rales. Éste es el mundo que reflejan sus poemas.
 (Extraído de Eva Toulouze, Tartu, Estonia. Agosto de 2011.)

Juri Vella es un seudónimo. Su nombre verdadero es Yurii
Kalevich Aivaseda. Nació en 1948 y murió en septiembre
de 2013. Existe un documental, Yuri Vella's World, que filmó
Liivo Niglas en 2003. En él aparece la lucha de la gente indí-
gena por retener su mundo, frente a la agresión ambiental in-
mensa que significa la explotación petrolífera en la zona.
Sus poemas aparecen también en una antología publicada por
Alexander Vaschenko: Way of Kinship. Anthology of Native Siberian Literature. Univ. of Minnesota Press, 2010.


FUENTE

 Modern Poetry in Translation. Third series- Number Six-
teen. The Dialect of the Tribe. Londres, 2011.






domingo, 2 de junio de 2019

LA POETA UCRANIANA OKSANA LUTSYSHYNA





 EUROPA DEL ESTE ES UN FOSO DE MUERTE
Y DE CIRUELAS PODRIDAS

 europa del este es un foso de muerte y de ciruelas podridas
 me escondo de ella en el cuerpo de américa
 pero tarde o temprano me deslizaré de esta luz
 de nuevo hacia dentro de aquella
 y empezaré a hablar de la muerte porque ese es nuestro
                        deporte nacional
 hablando de la muerte
 triste pero sin embargo hermosa
 esperando que el mundo nos escuche y se atragante con
                        la belleza y la tristeza

 mi amante extiende mis dedos con los suyos
 él fue educado en la buena vieja francia
 después américa
 él también estudió budismo y erótica en alguna parte cerca
                       de las fronteras de tailandia
 es bueno beber vino con él y conversar
 pero no acerca de la muerte o de europa del este
 porque el mundo es una cloaca y sólo sirve aprender un
                       único arte
 aquel de saltar de un islote de placer a otro
 y no importarte una mierda acerca de los continentes infec-
                    tados de plagas con sus moscas come-cadáveres

 él me besa buenas noches y desaparece en su sueño
 mientras yo yazgo en el mío, lleno de sol de verano y dul-
                    zura efímera
 mitteleuropa zbigniew herbert susurra en mi oído 
 europa central entra en un laberinto sin una sola curva
 un laberinto de destino y de ladrillos recién puestos
 ello entra y no existe
 ello resiste y revive, pequeño como pasto recién sembrado
                    en la tarde
 fuerte como los nietos de aquellos que sobrevivieron a la
                     guerra
 ¿cuándo, cuándo me voy a morir? - pregunta alguien en 
                     mi aún aniñada voz
 pero no escucho la respuesta porque oscurece de pronto
 en este foso de muerte, donde miklos radnoti está escribien-
                     do su último poema



 SUEÑO CON EXPLOSIONES

 alguien le acerca un encendedor a un arbusto de fuego vi-
                  [viente
 invisible
 con una mano invisible

 no hay un lugar en la tierra que esté a salvo
 ya no hay tierra
 no hay nada
 ¿cómo podemos empezar con las palabras:
 "Nada existe"?

 todo el cuerpo se convierte en un órgano visual
 encuentra un asidero
 para la visión verdadera
 te caés del mundo como de un colador
 y ves: no está ahí,
 es una ilusión

 entonces por qué sigue doliendo
 tanto



 él pide, no me ayuden...

 él pide, no me ayuden
 ayuden a los soldados 
 yo ya no necesito nada
 ni remedios, ni calor, ni luz
 ni un trago de agua

 la habitación que estoy dejando no es esta
 sino la habitación de mi cuerpo
 dicen que Dios no existe
 que el Uno que existe es humano
 pero como humano -¿puede él existir?
 ¿es su existencia necesaria?

 dicen que estoy al final de la vida
 pero yo todavía no entiendo nada

 anoche dolía tanto
 que me olvidé de todo, hasta de quien era
 ningún cielo, ninguna bendita oscuridad
 lo único que veía eran soldados
 en mis huesos sentí su sed

 no vengan a ayudarme
 ayuden a los que todavía quieren

 hacer niños



  Nació en Uzhhorod, Ucrania, en 1974. Poeta y traductora.
Su disertación doctoral fue acerca del gran escritor polaco,
de ascendencia judía, Bruno Schulz, cuyo riquísimo mundo
oniroide se asemeja al de Kafka.

FUENTE

Modern Poetry in Translation. N| 3, 2017. War of the Beasts
and the Animals. Russian and Ukranian Poetry. Que a su vez
extrajo estos poemas de Oksana del libro Words for War:
New Poems from Ukraine. Academic Studies Press, Boston.

domingo, 26 de mayo de 2019

EL FILÓN

  estos son los documentos del invierno
  esta es la famosa escalera al altillo y al sótano
  que nadie había encontrado

  por amor al verdadero coraje
  vive con las alas plegadas
  ¿ya inútiles?
  excesos de amor y desamor
  incontrolables torrentes
  repite en él el tiempo
  su enjambre de destinos
  entre los que no encuentra
  el de la absolución

  es un animal, el drif, que no tarda en mostrar su herramienta
  ¿sirve para cavar? ¿para construir nidos? ¿para horadar
  la piedra? ¿para descascarar alimentos? ¿para abrir,
  cercenar, pulir, pelar, aplastar, zurcir, quebrar,
  moler, aspirar?
  la muestra para enseguida volver a ocultarla
  Cícico la encontró enigmática
  ya que cuando se mata al drif para sacarle la herramienta,
  ésta no está por ningún lado
  sólo puede hacerla aparecer mientras está vivo
  su movimiento de guiño
  de espasmo
  ¿defensa-ataque?
  su repliegue violento
  el pobre drif

  ¿esta es su forma de insurrección?

  ¿es rebelde el agua?
  ¿qué nombre le pondrías, que no fuese agua?
  un nombre que tuviese que ver con su forma de existir
  también el agua tiene una componenda con el mundo
  también es posible que ella viva
  en un eterno purgatorio

  un exquisito sufrimiento
     que reservaba para sí
         como alimento
             su corazón

  el agua es una excelente reanudadora

  decirlo:
  encerrada casualmente en un granero, 
      la tarde arde

  sopla la brisa de la vida
     en su finísima piel
  todo se ha vuelto tan delicado
     como invisible
          como innombrable

  si hubo algo que no le dijo
   cuando ardían juntos
  algo que se olvidó o
  que no supo o pudo

  no, no
  no es para decirlo ahora
  es para asegurarse de que ese vacío
  permanezca vivo
  todavía

  probablemente Michaux nunca dejó de hablarle a Lou
  "¿No me responderás algún día?"
  ahora que ya no está Michaux,
  ¿descansa la espera?
  ¿se disuelve?
  pero si yo estoy escribiéndoles a ambos
  pero, también, algún día...

  y tal vez alguien encuentre este cuaderno
  que sólo un milagro podría preservar
       de la destrucción
  "a reunirme contigo", decía Michaux

  sí, sí, es triste
  ya lo sabemos
  y lo olvidamos
  que si no...

  era un día delicado/ que él no debía pisar

  había visto cómo la tristeza se transformaba en ira
  con la naturalidad de un proceso químico

  estaban el hombre cabeza de pala
  y el hombre cabeza de rastrillo
  y el hombre cabeza de zapa
  sus cerebros le pertenecen a la tierra
  les haría falta, ¡cómo no! una buena ronda
    de mujeres-semillas
  pero escasean

 estar incrustado en sí mismo

  el que tiene varias flechas incrustadas
  en la corteza del cuerpo      fragmentos de
     cabezas de flechas
  que se abren camino 
  hacia la profundidad
  guardar la calma
  (para más adelante)
  pueden llegar a necesitarse
  cantidades 
  prodigiosas
  de calma
  todavía

  se hamacan, irregulares, sus andamios
  interiores
  desniveles, cuerdas tensas, cuerdas flojas
  forman tanto escalones como grietas
  el abismo interior, ¿cuánto mide?
  creyó que iba a caer desde una gran altura
  y en realidad estaba a centímetros del suelo
  pero erguirse entre andamios
  andar entre andamios
  que cualquier alteración del voltaje anímico
  pone en movimiento
  asincrónico, ajeno,
  y lo que queda es aferrarse
  a lo primero que pasa cerca
  con manos de algodón
  y con garras *

  es ambicioso: quiere fracasar donde todavía
  no fracasaron los otros

  un niño molesto                      (Kafka, Zürau, texto N° 2:
                                                  "Todos los errores humanos 
                                                  son fruto de la impaciencia."
  incordioso
  desasosegado**                         ¿Ad-verso?


  mi isla-infancia
  cada vez más rodeada de aguas
  (hasta el final)
  revés: sumergirse en la infancia
  distante de mi orilla-yo-hoy,
  y aquél quién, ¿más yo que yo?
  más verdadero, completamente yo lejano
  isla lejana
  y que se aleja

  "Fui y no me despedí"

  En este momento leo a Michaux: "El arte es lo que ayuda
  a salir de la inercia."

  *  Primer aforismo del Zürau de F.K.: "el verdadero cami-
no pasa por una cuerda que no está tensada en las alturas,
sino apenas por arriba del suelo, Más pareciera estar destina-
da a hacernos tropezar que a ser recorrida."
      A su vez, mi texto tenía un afluente en "En pleno cielo",
un escrito de Michaux que está en Adversidades, exorcismos
(uno de sus libros más flojos, debo decirlo, publicado a los
56 años, pero que incluye el probablemente más hermoso poe-
ma que haya leído: Nosotros dos aún).
     Lo interesante es que antes de escribir nada, me había pro-
puesto ligar a Kafka con Michaux, y tomé estos dos libros
sin fijarme mucho en cuáles eran.

  **  Puede asegurarse, sin más pruebas -ni la necesidad fác-
tica de ellas- que dichos y sentencias de los padres, que su
primer y más importante 'legado', habría sido: la ansiedad
(o impaciencia), la discordia (incordioso), y la ausencia de
lugar. Esto último por fin 'compartido' por ambos, sólo que
en disyunción. ¿Puede ser que la palabra sea disturbio?***

  En el siguiente aforismo, Kafka agrega algo: "Existen dos
pecados capitales de los hombres de los que derivan todos
los demás: la impaciencia y la inercia. A causa de la impa-
ciencia fueron expulsados del Paraíso, a causa de la inercia
no han regresado."
  En qué posición extraña queda la expresión "impaciencia"
  Especialmente si hubiese que relacionar los albores de la humanidad, con el desarrollo tempranísimo de cada neonato,
digamos. Que ya viene escrito y bosquejado, mucho antes de
saber siquiera lo que es una letra. ¿No estaba ya escrito lo que harían Adán y Eva? ¿No lo sabría el Señor? ¿No lo había in-
tuido, imaginado, provocado, acaso?

 Me encanta poder disentir en algo con Kafka.

 *** Según Beckett, la tragedia proustiana (recordemos que
Proust consideraba que todo el amor sexual es trágico, y que
el sufrimiento erótico no tiene límites) es una expiación del 
pecado original de haber nacido. Esta idea me parece más
certera: el pecado ya viene incorporado.

 Se precisaba de un giro, una revuelta
    de su Weltanschauung (una palabra que siempre me ha
      gustado, así como se 'eligen' los gustos de helado)
 Tardía, si observamos titilar los calendarios
      que revelan ya cierta alarma
 Un sentimiento nuevo pasa la esponja 
      sobre la entera concepción del mundo
 Y otro sentimiento nuevo esponja 
      el mundo en concepción

 es la combinatoria
 es el entremezclado
 es la masa de voces (varias propias, varias ajenas,
       de diversas edades de uno y otros)
 es el cruzamiento (o la cruza)
 es el entretejido, la relación,
    los tintes diversos, los giros en espiral
 es la interpenetración
 es la sucesión de variantes
 es el molino de rumbos
 es el saltito del azar
 es la parición, la aparición
 el ¡stup! de sacar la cabeza 
            de la botella
                en el descubrimiento.



  
  
  
  

lunes, 20 de mayo de 2019

UN AMIGO

                        
                                             Para Horacio Cardo 

                                         ¿Cómo sabés lo que te está pasando
                                                                        realmente?
                                                                          Richard Ford. Canadá.


 Nunca se sabe
 Sólo cabe acercarse un poco más a saber
 Llegar tan cerca como para sentir que casi se sabe

 Nos hace pensar en los espejos
 El otro como espejo
 La distorsión existe en ambos casos:
en el del espejo porque el que mira es casi el mismo
que el mirado;
y en el caso del otro porque su mirada 
es lo único que tenemos
para no caer en el sin fondo de los espejos

 Por eso, dicen, se la llama ex-sistencia
 Porque viene de afuera desde el vamos

 ("Si tu espíritu es el objeto de trabajo de tu espíritu,
¿cómo evitarías una inmensa confusión?", dijo Seng-
Ts'an)

  Ahora bien, un Otro 'pelado', quiero decir sin la condi-
ción de un buen afecto, también te manda para el otro
lado (de la cordura).

 Un aliado. 
 Había que conseguirse un aliado.
 Y eso sin saberlo, como pasan casi todas las cosas en la
infancia: sin saber sabiendo.
 Un amigo que contrarreste la enemistad del mundo.
 Lo incomprensible de la realidad en la que nos encon-
tramos instalados.

 Inventar una realidad por sí solo es casi la definición de
la locura.
 En cambio, inventar una realidad con otro hace posible
entrar un poco mejor enfilado al duro camino de la vida.

 Así y todo, hay un límite.
 Kafka lo ha descrito, en su impresionante exploración
del mundo humano: "No creo que existan personas cuya
situación fáctica sea semejante a la mía, y sin embargo
puedo imaginarme personas en esa situación; pero que 
el cuervo secreto revolotee constantemente en torno a sus
cabezas como revolotea en torno a la mía, eso ni siquiera
puedo imaginármelo."

 Desde muy chico tuve un amigo (la palabra deriva de 
"amor") con el que compartimos una manera de escapar
de la desgracia y de hacerla disfrutable, de transformar la
realidad adversa en una gama de juegos interminable.
 En lugar de un amigo imaginario, yo tuve un amigo ima-
ginativo. Nuestras imaginaciones encontraron a un otro 
con quien potenciarse. 
 Y cada uno conservó su cuervo secreto, por supuesto,
sólo que sin sentir que era el único cuervo.

 Los juegos compartidos, con el tiempo, se convirtieron
en juegos compartibles con el mundo: el dibujo, en su ca-
so y la literatura en el mío. Los juegos infantiles se alimen-
taban de ficción (libros, películas, revistas), para hacernos
digerible la realidad. Jugando reinábamos sobre aquello
que amenazaba aplastarnos.

 [Me vienen a menudo a la mente estas palabras que escri-
bió Tukaram en Dehu, India, en 1640: "Vengo de muy le-
jos. He sufrido enormes desgracias e ignoro lo que aún me
depara mi pasado."
 Me parece una forma muy interesante de entender cómo
funcionan las cosas.]

 No lo hubiésemos logrado solos. Locos de a dos, sí. Lo-
cos de a dos cambiamos dolor por diversión. Locos de a
dos porque no lo podíamos compartir con otros chicos.
Con ellos jugábamos sin invenciones. Nos hacían de terce-
ro, para mantener un pie dentro de la realidad 'común', la
supuesta realidad de todos.

 Después descubrimos (de muy distintas maneras) que las 
mujeres eran lo mejor que había para acompañarnos en la 
cuesta arriba de la existencia. 
 Y ni hablar de la cuesta abajo...

 Ese mundo que armamos jugando nos unió para toda la
vida. Del racimo que fuimos de chicos, al pasar el tiempo
nos alejamos, sin que se rompieran nunca los pecíolos de 
aquella invención. 

 Testigos uno del otro.
 De las debilidades, también, de las vergüenzas. 
 Compadres, a través de las edades. Testigos y compadres.

 Y de grandes compartimos la admiración por Michaux,
por Klee, por Dubuffet... y también por Zorba el griego,
de Nikkos Kazantsakis, que decía:
 "No, no creo en nada. ¿Cuántas veces he de decírtelo?
No creo en nada ni en nadie, solamente en Zorba. Y no
porque Zorba sea mejor que los demás. ¡De ningún mo-
do! Zorba es una bestia él también. Pero creo en Zorba
porque es el único que tengo en mi poder, el único que
conozco, todos los demás son fantasmas. Yo veo con los
ojos de Zorba, escucho con sus oídos, con sus tripas di-
giero. Todos los demás, te digo, son fantasmas. Cuando
yo muera, todo morirá. ¡El mundo zorbesco se irá a pi-
que por completo!"

 En parte es verdad, en parte no.
 Somos, también (ex-sistencia), en el otro.

 Por eso los hechos no son suficientes. Por eso podemos
hablar con el otro aunque no esté. Porque está. Está den-
tro nuestro. Seguramente no tenemos otra existencia que
esa: en los otros. Cuando todos los otros que sostienen el
film translúcido de nuestra ex-sistencia desaparezcan,
entonces sí, el mundo zorbesco se irá a pique por com-
pleto.

 Inventar y descubrir.

 Descubrir que lo que realmente cuenta es el afecto.
 Van Gogh, en cambio, descubrió: "¡Mira! Las pasiones 
son las velas del botecito."
 Afectos y pasiones, entonces.
 Todo lo demás podría estar o no estar.
 Me parece.

  20 de mayo de 2019.






viernes, 17 de mayo de 2019

DOS POETISAS DEL KURDISTÁN

   NAZAND BEGIKHANI  (Kurdistán, Iraq)
Nació en la región de las montañas Zagros, en 1964. 
Después de estudiar Literatura Inglesa en Iraq, se doc-
toró en Literatura Comparada. Se ha dedicado a los temas vinculados al exilio, el género y la identidad Kurda. Con-
ferenciante en la Sorbona, reside la mayor parte del tiempo 
en Londres, dedicándose a la representación de los proble-
mas de los refugiados.)


  
ALLÁ YO ACÁ  

 Soy una sombra blanca
 Entre ACÁ y ALLÁ

 Mi pasado 
 fue una diosa en el Este
 Al atardecer
 Mi madre me cubría con un velo de luz
 Los místicos la meditaban
 Los Mullahs le temían
 De noche majestuosamente
 Malak Tawus tomaba su mano en el domo del auto-cono-
            cimiento
 En las mañanas
 Los jóvenes se arrodillaban ante sus castañas trenzas
 Y ella
 Como Inanna
 Dentro de su templo de belleza
 Esperaba por Dumuzy

 Mi presente
 En las pálidas tardes de París
 Se pierde en busca del diamante de la lógica
 En la oscuridad de la soledad
 Amenaza a la muerte
 Y le promete matrimonio a la eternidad

 Mi futuro
 Duerme entre Acá y Allá
 Soñando con los dos


 EL HOMBRE, DIOS PECADOR

 ¿Cuál será mi crimen? 
 ¿Cuál fue mi crimen al nacer?

 Mi padre estaba esperando en la casa de té de la vuelta
 Escuchando las noticias de mi nacimiento, fruncía el ceño
                      y suspiraba
 Mi tío lo consolaba
 "No te preocupes, hermano mío, no te preocupes."

 ¿De quien fue la muerte de mi nacimiento?
 ¿De quién es la muerte mi ser?

 Cuando nací
 Mi madre lloró
 Lloró y me acunó
 Mi padre la caheteó, gritó
 "Tirala y servime a mí."

 Chorrito de sangre
 Testigo del terror absoluto

 ¿Soy una desilusión?
 ¿Soy agonía?
 ¿Por qué le traigo lágrimas a mi madre?
 ¿Por qué provoco la rabia de mi padre?
 Semillas de dudas:
 ¿Es que repelo la alegría?
 Yo tan llena de ternura
 ¿Planto rabia?
 Yo tan humana.

 Mi madre es justicia
 Mi padre es terror

 Cuando mi padre murió
 Con mis dedos mojados
 Construí la tumba del terror
 Pinté risas con una rama de luz
 Mi hermano arrojó un puñado de oscuridad en ella
 Y gritó: " El reino del placer es masculino, sólo a él
           le pertenece lo sagrado de la risa."
 Lo miré fijo
 Mi madre dijo una oración

 Mi hermano es el hijo de mi padre, de la fuerza
 Hijo de la historia, historia de crueldad
 Yo soy la hija de mi madre, de la ternura
 Hija de la historia de la misericordia, historia de justicia

 La mujer es un mar de belleza, de compasión
 Donde el hombre bebe vida, bebe humanidad

 ¡Oh! Dictador amante
 ¿Sabés que estás alienado?
 Alienado de la belleza
 Es por eso que plantás temor
 Alienado de la verdad
 Es por eso que no sos vos mismo
 Alienado de la justicia
 es por eso que encarnás el poder
 Alienado de la humanidad
 Es por eso que sos cruel

 Hacete igual a mí
 En orden de ver belleza
 Hacete igual a mí
 En orden de conocer la justicia
 Hacete igual a mí
 En orden de ser capaz de llorar

 Mi amante me desnudó y dijo:
 "Me gusta ser igual a vos."
 Cuando no vio la sangre de mi virginidad
 Me arrojó: "Me deshonrás".

 Yo no te conozco
 Vos no me conocés
 Queremos ser iguales
 ¿Por qué debería tu grandeza estar corporizada en mi sangre?
 ¿Por qué debería el honor del gran vos, emerger del
 Velo de un órgano como la pequeña yo?
 ¿Eh, no eres parte de Dios, y yo tan sólo tu costilla?
 ¡Ah pecaminoso Ayet!
 ¡Sagrada mentira!
 Signo de duda, el terror de tus fraternos Profetas

 Yo no soy vos, vos no sos yo
 Dios sos, pero no vos mismo
 Yo no soy vos, vos no sos yo
 Juntos formando el Dios que creaste en mi contra
 Juntos somos la humanidad

 ¡Oh! Hombre
 Vos sos para mí
 Padre
 Hermano
 Amante
 hijo
 Pero yo para vos sólo soy vergüenza

 ¡Oh Dios!
 Sos un pecador y es hora de volver a la verdad


[ Inanna se convirtió en Ishtar. Era la Diosa del Amor
durante la época Sumeria. Es considerada la Diosa más
importante de la Mesopotamia. Se construyeron muchos
templos en su honor.
    Dumuzy se transformó en Tumuz. Era el amante de Ina-
nna y era el responsable de promover la fertilidad.]






 CHOMAN HARDI  (Kurdistán, Iraq) Es hija de un cono-
cido poeta Kurdo. Su lengua materna es el Sorani. Migró a 
Gran Bretaña en 1993, a los 17 años. Es Master en Filoso-
fía de la University College, en Londres. Ha publicado tres
colecciones de poemas en kurdo. También, como Begikhani,
ha dedicado muchos esfuerzos a la cuestión de los exiliados
e inmigrantes.



 CERCA DE LA VERDAD

 Hoy soy yo
  y la vida se enrosca a mi alrededor
     puedo girar
            girar
             girar
puedo saltar y alcanzar el cielo

Estoy llena de belleza hoy
   amo los vasos
        las ventanas
            los espejos

     Me siento entre las flores
     y agrego una
       al número de flores
             de la tierra

     Me siento el alma de un árbol
    y noto la presencia de una roca
le susurro al viento
     y le silbo a las hojas danzantes

      Estoy llena de canciones
   y la vida es aceptar la oscuridad
    y aún así seguir buscando la luz

 Hoy estoy llena de libertad
     robada de
      ilusiones de amor
          y necesidad
    y este rostro
     una vez me recordó a mi madre
         no es ella
         hoy soy toda yo

Huelo como un árbol recién nacido
      huelo mojada
         como la tierra después de la lluvia
    y mis pequeñas manos
       pueden lograr lo impensable

 ¡Oh Señor!
      Estoy llena de felicidad.


 ZAPATOS DE TACOS ALTOS

 Zapatos de tacos altos
 pequeño vestido negro
 brillantes aros
      bajo oscuro pelo enrulado

 una sonrisa misteriosa
 un secreto en los ojos
 oliendo a primavera
     en un oscuro miserable invierno
    rodeada de luz blanda
    con dos alas inadvertidas
    enfilando hacia algún lado
      que nadie nunca conoce
    aún ella no sabe
        "pero a quién le importa" dice:

 está bueno estar en camino
 está bueno tratar de llegar a alguna parte
 está bueno ser una mujer.





 FUENTE

 Jennifer Langer (Ed.) Crossing the Border, Voices of
Refugee and Exiled Women. Five Leaves, 2002.

sábado, 27 de abril de 2019

VEINTICINCO POETAS SUIZOS

  


  Suiza es un país muy pequeño, con una extensa, prolífica
y diversa producción artística. Sin entrar en la espinosa 
cuestión de si existe una "literatura suiza" -una de esas
preguntas inevitables y tal vez inservibles-, podemos de-
cir que en los siglos XIX, XX y la parte recorrida del XXI,
la literatura suiza, en sus cuatro lenguas, es muy rica.
 De esas cuatro lenguas predominan el francés, el alemán
y el italiano, siendo una lengua apenas hablada en aldeas
del cantón de Los Grisones, la retrorrománica.
 No incluiremos en esta antología a los tres escritores más
reconocidos de ese país, en parte por haber publicado ya
trabajos de dos de ellos en este sitio: Blaise Cendrars, Ro-
bert Walser y Philippe Jaccottet. Pero sí me gustaría recor-
dar la definición de la labor del poeta que diera este último:
 "El cometido de una mirada que se debilita a cada hora
 no es andar soñando ni derramando lágrimas,
 sino estar en la vigilancia como un pastor y en convocar
 a todos aquellos que se arriesgan a perderse quedándose
         dormidos."

  

 AURELIO BULETTI (Giuibasco, 1946)

 UNA LEVE SEÑAL

 Benditos son los ricos
 que pueblan el lago
 de velas blancas:
 que el viento los impulse hasta la noche
 te tendré en mis brazos en la orilla:
 si cualquier reino va a ser suyo
 de nosotros sólo quedará una leve señal
 tan dulce fue el día, tan grande.



   2/28

 Nevando
 en lo blanco ella descansa. levemente
 la amorosa, la inquieta que llamamos
 vida.



 RIVALIDAD

 A veces un escritor se desanima
 y se molesta por la tenuidad
 en la cual están vivas las palabras
 y envidia a quienes pintan
 la sustancia del aceite.




 GIORGIO ORELLI (Airolo, 1921-

 LA HORA EXACTA

 En esta alba que casi no huele
 a heno o a estiércol
 el amo de todo el Viale
 della Stazione son tres palomas
 que juntas partieron de la tienda
 audaz donde se vende
 el reloj que marca 
 LA HORA EXACTA PARA TODA LA VIDA.





 GRYTZKO MASCIONI  (Villa di Tirano, 1936; m. en
Niza en 2003)

 PERDÓN POR LA INTERRUPCIÓN

 Perdona la interrupción pero resulta evidente
 que esta voz es la de un poeta
 que conoce la verdad por desmesura
 de desgaste del corazón o las fechorías
 del cotidiano (no importa), importa
 que tú me escuches:
 no sufras; sueltos
 los perros van gruñéndole a la noche
 y oscurecen nuestro día
 con ladridos.
 No sufras:
 no obstruyas los ríos que del mar
 cercano buscan la sal,
 déjalos andar libres a su elegido
 delirio y elige sólo observar,
 en un corte de sol,
 callarse.

                                                 Venecia, enero 30, 1981




 CLAIRE GENOUX  (n. en Lausana, 1971)

 INVIERNO

 Este invierno aplastado contra la rivera de los árboles
 estas mañanas en las que el sol ya no brilla
 todo lo que se precipitará contra el muro de los labios
 -los escombros la madera de las grandes puertas
 uno debería retenerlo ciegamente
 pero en alguna parte debajo de los jardines cosidos    
                               de sauces
 habrá quedado atrás nuestro-
 agitado por el viento
 nuestro delgado pulmón de hierba



 DONATA BERRA  (Milán, 1947)

 MAGIA

 En fragmentos solamente
 y en elipsis
 la biblioteca de la memoria
 responde.

 Al pedido, la urgencia del préstamo
 (y la añoranza del momento requiere
 rápido, aquí, ahora, todo, el pasado
 para colmar el dolor
 y garantizarlo)

 levemente
 como flotan los sueños
 en el aire insondable de lo remoto
 se alza una imagen:

 omnipotente, iluminada, mágica.



 PIETRO DE MARCHI (n. en Seregno, Italia, en 1958)

 ASIMETRÍAS

 Quién sabe qué cosa acerca de nosotros dos, de ti
 recuerdo, que tú puedes no recordar;

 quién sabe qué cosa de nosotros dos, de mí
 por un tiempo está perdida en mí y en ti perdura.



 RUT PLOUDA  (Tarasp, 1948)

 NOCHES

 Hay noches
 que, como seda, van
 alrededor de tus hombros.

 Noches 
 que deambulan
 como un ladrón, afuera.

 Noches 
 como telarañas
 entre la fruta y el follaje

 Y noches
 que se acercan sigilosas
 y nos transforman.



 MONIQUE LAEDERACH (Brenets, 1938)

 De YO HABITO MI NOMBRE

 El difícil decir
 YO SOY
 cuando tan extranjera a mi cuerpo
 habito a la vez mi madre y
 mis compañeras y todo amor 

 haciendo en cada nombre que me dan
 un pequeño ajuste
 porque su nombre, una vez, fue el mismo
 por el que me habían dicho
 TÚ ERES

 ropas siempre demasiado grandes
 y demasiado pesadas
 y finalmente rompiéndose
 cada vez que me habían reclamado
 que me atreva.





 GERHARD MEIER  (Niederbipp, 1917 - m. en 2008)

 ENTONCES EL MIRLO DE NUEVO

 Vi a un chico
 roñoso
 manoteando a través
 de un tacho de basura
 tras
 otro tacho de basura
 en el atardecer de la gran ciudad-
 y estaba silbando

 Vi a una chica mogólica
 colgando su cartera
 de una percha para sombreros
 a otra percha para sombreros
 durante el sermón-
 y ella estaba radiante

 Vi a un tranquilo transeúnte
 paseando domingos
 mientras caía la noche
 y me pregunté
 cómo es que lo hacen-

 Este año habrá 
 cerezas
 puede ser cerezas

 Un tren expreso impone
 en los alrededores
 su lenguaje

 Entonces el mirlo de nuevo



 KURT MARTI  (Berna, 1921- Berna 2017)

 HOMENAJE A RABELAIS

 la más hermosa
 de las más horribles palabras
 en un desierto
 de las más hermosas palabras


 ¿DÓNDE ESTARÍAMOS?

 dónde estaríamos
 si cada uno dijese
 dónde estaríamos
 y nadie fue
 a ver
 dónde estaríamos
 si nos hubiésemos ido



 ERIKA BURKART (Aarau, 1922-  Muri, 2010)

 EN EL OJO

 ¿Qué hay en el ojo? En el ojo
 hay el blanco del ojo
 y en el brillo del iris
 la pupila negra-cereza.
 En el ojo hay la traición
 y más en el fondo la necesidad
de no poder ser de otra manera,
 ya que somos culpables
 y nuestras manos están rojas,
 ya antes de que ellas
 se hayan metido en las cosas.

 ¿Qué hay en el ojo?
 En el ojo hay la lágrima
 y en la lágrima un espejo
 para una chispa
 de la Primera Luz.



 ELISABETH MEYLAN  (Basilea, 1937)

 BLAISE CENDRARS

 Se escapó por la ventana
 a fin de dejar de asistir
 a clase por el resto de su vida.

 Viajó por el mundo,
 en su bolsillo
 una primera edición de Villon.

 Percibió a los países
 a ciegas
 por su perfume.

 Al Kremlin lo vio como
 colosal
 Tortas tártaras
 festoneadas en oro.

 Con su mano izquierda manejaba el auto de carrera.
 (La derecha la había perdido en la guerra.)

 Tenía a Lavater, Euler
 y Thomas Platter
 apuntados como sus ancestros.

 Aunque a los sesenta
 el parentesco le sonaba
 incierto.





 EUGEN GOMRINGER (Cachueta Esperanza, Bolivia,
1925)

 SUIZO

 mira
 observa
 sé espectador

 no hables
 cuídate
 sólo mira
 no te acerques demasiado
 contente
 calla

 para ser suizo
 para mantenerte suizo
 sólo mira



 BERNADETTE LERJEN-SARBACH  (Suiza, 1942)

 TAL VEZ

 habla desde mí
 mi madre
 mi abuela
 o la nación entera


 CORAJE PARA NO MISMO

 Ahora has cantado lo suficiente
 los cantos de todos los demás
 Escucha adentro
 y finalmente canta
 una melodía tuya


 CUANDO ESCRIBO

 Cuandoquiera
 estoy
 sola
 ustedes
 están
 todos
 aquí



 PIERRE VOÉLIN (n. 1949, en Courgenay, Suiza)

 Fragmento de Lents passages de l'ombre

                   En memoria de Nadezhda Mandeslatam

 El habla y su sabor a satén- bebiendo verano
Y miel y amarga certidumbre

 Eres sólo un visitante en el recuerdo
 En otra parte el agridulce de los muertos

 Sólo tú escuchas
 Bombardeando, una por una, las palabras de la canción

 Acá, el día punza el tímpano de los muertos




 GIOVANNI BIANCONI  (Roma, 1960)

 CASA DE REPOSO

 Pobres pequeños viejos sentados
 en un banco al sol, espaldas contra la pared
 pelo gris, ropas oscuras,
 rostros pálidos, con sus amables cansados ojos
 mirando el ajetreo
 de la calle principal y de los trenes pasantes,
 pobres viejos flojos y cerosos
 me parecen como vagones de tren esperando
 inmóviles sobre vías muertas.



 PINO BERNASCONI  (Cantón Riva San Vitale, 1904- m.
en 1983)

 LA NOCHE DE LAS ALMAS

 Esta noche, en tránsito, de pico
 a pico, la primera línea de almas
 partiendo de la Tierra.

 Haciendo una pausa en cada cruce,
 encienden velas
 para que los viajeros escriban
 sus adioses en la corteza
 de los alerces. Tocando,
 hablando, probando sus alas
 en el cielo de las letanías. Así parten.



 ROLF HÖRLER (Uster, 1933-  2007)

 TODO UN VERANO

 Primavera durante todo un verano,
 el aroma de la flor del durazno
 en los jardines
 y durante todo el invierno recuerdos
 de un otoño
 que se encontraba delante nuestro
 y con su azul,
 su brillo
 llenaba los valles
 por los que andábamos
 todo un verano
 con el aroma de la flor del durazno.



 FRANCOIS DEBLUË  (Pully, 1950)

 PACIENCIA DE UN RELÁMPAGO

 Largamente premeditado
 tan veloz
 y a la vez tan fugaz
 con su gran red
 el relámpago se enciende
 el cielo   la tierra
 la noche del mundo entero

 Y largo su rastro
 persiste
 en el ojo del hombre asustado.



 PIERRE-ALAIN TÂCHE  (Lausana, 1940)

 BALTHUS EL MONTAÑÉS

 La adolescente con su mirada sin límite,
 ojeras de cristal, la frente abovedada,
 dice que ya no soporta el día;
 ella corre de repente hacia la habitación aureolada,
 colapsa, se duerme, y su cama
 se convierte en un torrente de brasas, en el viento,
 cuando ella desea o sueña o se abandona
 a la avalancha que el follaje
 deja deslizar debajo del clamor del verano,
 sin otra expectativa que el mar.



 ANNE PERRIER  (lausana 1922- Saxon 2017)

 De AIRES GRIEGOS (Fragmentos)

 Si yo tuviese un jardín
 Vasto como el ensueño
 Yo me iría a dormir en el fondo de los alelíes
 Dormir a morir
 En el balanceo de las edades
 Y el mundo como un aro
 Seguiría corriendo hacia el abismo
 Estrella fantasma un juguete
 Para chicos con los ojos vendados

  *

 Coronada de pájaros
 La muerte cuando vendrá
 Para darme una rosa salvaje
 La hora planea hasta el cenit
 La copa de silencio está llena
 La sangre batiendo en mis templos
 Apenas puede ser oída
 Como un viajero desacelerando
 Al borde de lo inefable

    *

 Desde ahora cada año
 Hay una rosa extrema en un florero
 Lista para romperse




 HENDRI SPESCHA (Trun, 1928- 1982)

 DE ECOS

 La noche es bondadosa.
 Ella hace cantar a la hoja que cae
 y deja oír el aliento de la tierra
 que duerme.



 FABIO PUSTERLA (n. en Mendricio, Suiza, 1957)

 SÁBADO EN SINTRA

 La última paloma
 la que persiste cuando el resto de la bandada
 ya se ha dispersado sobre los techos,
 escondida entre muros,
 la solitaria volando hacia abajo a las piazzas,
 enceguecida por el sol,
 tal vez simplemente más zonza que las otras, inmune
 a ese soso cacareo,
 -mientras pierde torpemente,
 grano por grano, la comida que se le ofrece-,
 la que se precipita dentro del vacío
 de una aventura imaginaria, una amenaza,
 el temor de un silbido,
 y extrae vuelo de ello, convierte el peligro
 en un juego de planear y girar dando vueltas,
 el escape hacia una carrera sin sentido contra la veloz
 sombra de la gaviota,
 una sombra que de verdad vuela y desaparece;
 el pájaro que busca el viento de las calles
 y chimeneas, que se lanza hacia el tráfico y es hecha
 un montón de plumas grises, repugnantes,
 sobre el costado de las alcantarillas,
 no la mires.



 ANDREAS NEESER (n. en Schlossrued, en 1964)

 MIRADOURO DE SÂO PEDRO DE ALCÁNTARA

 Con la mano izquierda corto fotos
 de lo rojo del hibisco:
 luz fría sobre la ringlera de piedras de Baixa
 turistas en manada
 perros ebrios
 en el puerto un buque de carga y tanques oxidados.

 Los amantes a mi lado besan con sus dedos;
 en la cuesta de enfrente la iglesia se alza hacia los cielos;
 algo abriendo para mí también, ciclópeo, su ojo.



 RAPHAEL URWEIDER (n. en Berna, en 1974)

 escarabajos marrones por todas partes marrones
 escarabajos también en nuestro lac de cygne

 y sin alas y en cada
 tablero de cada sueño y

 para cada momento del día escarabajos marrones
 también los martes también en las noches árabes

 no apto para volar sin clasificar y marrones
 entre las instrucciones de uso y el

 sueño de martes árabes en ambas
 orillas en las sombras-del-viento sin alas

 en el polvo marrón en todas partes
 en cada hidráulica del sueño




 

 FUENTES

 Luzius Keller. Modern and Contemporary Swiss Poetry.
An Anthology. Dalkey Archive Press, 2012.
 Wayne Miller and Kevin Prufer, New European Poets.
 Graywolf Press, 2008.