martes, 24 de octubre de 2017

POESÍA ORAL DE LA POLINESIA FRANCESA: MANGAREVA




 Mangareva es la mayor de las islas Gambier, situadas en
el Océano Pacífico, en la zona conocida como la Polinesia
Francesa. Actualmente viven en ella poco más de 1300 
personas. Se trata de una isla con montañas y lagos, ubica-
da a 1400 kilómetros de Hawai. 
 Según su propia mitología, Mangareva fue alzada del suelo
del mar por el semi-dios Maui.


 EL MENSAJE DEL PÁJARO FRAGATA

 (Una madre le pide al pájaro noticias acerca de su hijo.
Ella interpreta que el descenso de sus patas y el arqueo
del pico significan que su hijo está muerto.)

¡Oh hijo, oh hijo mío,
  Oh hijo!

    1

Escucha, oh pájaro
     que vuela allá arriba,
¿Has visto
     muerto a mi amado hijo
Quien permanecía entre
     las miríadas de Tahití?
Las plumas de tus patas
Las plumas de tus alas,
Tu pico se inclina hacia abajo,
¡Oh hijo!

        2

¿Como el pájaro chorlito ibas
    viajando a lo largo de la costa
De la costa de la distante Tahití?
¿Oh hijo!

        3

La canoa que proveí
En la que mi hijo se embarcó,
El hijo tan amado por mí,
Arrojada en una tierra distante.
¡Oh hijo!

        4

Eres una luna
Que no volverá a alzarce.
Oh hijo, Oh hijo mío,
    Oh hijo!
La fresca brisa del amanecer
    corre sin tí,
¡Oh hijo, Oh hijo mío,
   Oh hijo!




EL ARROJAR AFUERA EL AMOR

El amor por vos que roe dentro de mi pecho,
El arrojarlo progresa ahora,
     arrojo afuera, arrojo afuera,
Que pueda olvidarte para siempre.

El amor ha sido ahora arrancado
    el que alguna vez sentí por vos.

Mi querido, muero
    bajo las olas que barren sobre mí.



  LAMENTO

(Un marido humano se lamenta por una esposa 
que se llevó un marido no-humano.)

Se extiende desde el mar de Putatai-roa,
Oh Te Teperiu, el miedo se extiende lejos,
Porque tú estás muerta.

Oh Te Teperiu, ay,
Mi princesa que partió tan pronto.

¿Qué es esa cosa maligna
Que extiende el miedo hacia lo lejos?

Miedo de un amante cruel,
Ésa es la cosa maligna que causa miedo.

La mano del amante cruel,
Ésa es la cosa cruel que causa miedo.

La sangre derramada por un amante maligno,
Ésa es la causa cruel que
        extiende el miedo a lo lejos.




   TIREN, ARRASTREN

(El poema habla de un pueblo derrotado que apurada-
mente pone su canoa en el agua para escapar del enemigo.)

Tiren, arrastren, empujen,
El peligro está cerca,
Temor de un enemigo,
Así que tiren, arrastren, empujen.

¡Cuál es el viento
     que trae los grandes mares?

El viento del norte es el viento
    que trae las olas enormes.

El viento del noroeste es el viento
     que trae los grandes mares.

El viento del oeste es el viento
      que trae las duras tormentas.



     LAMENTO POR LA VEJEZ

¡Ay! Envejecemos, mi amor,
Los dos.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando los dos éramos chicos
Cuando jugábamos juntos en el mar.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando hacíamos nuestras caminatas juntos
Mientras íbamos creciendo.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando tus pechos eran firmes y redondeados,
Cuando tus pechos pendieron en la maternidad.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando tu pelo flotaba bajando por tu espalda,
Cuando tu cuerpo era fuerte y viril.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando nuestros cuerpos envejecieron y se afinaron,
Como un lenguado descansando en el fondo.

Los dos juntos por cierto, mi amor,
Cuando tan debilitados que nos sentábamos apartados,
Tan débiles que sólo podíamos pasar las horas descansando.

Los dos juntos por cierto, mi amor,
Cuando nuestros tenues ojos miran a los neblinosos cielos,
Cuando la visión falla en ver su esplendor,
Ah, ¿adónde me lleva Dios?



    ME QUEDO SOLO

Mi amor, me quedo solo,
Ah Te Matererea, mi amada,
El olor de la muerte de la amada
     me asalta,
Me quedo solo.

Las olas fluyen sobre vos,
Las olas retroceden,
Las olas alzan tu cuerpo,
Las olas lavan Te Matererea.
Me quedo solo.

Fuiste transportada por 
Las olas de Pua-raghia.
Ahora los dos estamos separados.
Ah mi amor, me quedo solo.
Lavada sobre la playa estaba
       la preciosa de Aiuragi.
Ah mi amor, me quedo solo.



FUENTE

Marjorie Sinclair. The Path of the Ocean. Traditional
Poetry of Polynesia. Univ. of Hawaii Press, 1982.








jueves, 19 de octubre de 2017

EL POETA LITUANO AIDAS MARCENAS

  


  HABLEMOS DE VENGANZA

 ya es una costumbra idiota
 morirse

 voy a morir súbitamente -así ellos
 no tienen tiempo de entender, voy a sacudirme
 sacudirme y sólo -cómo puede ser
 lo vi ayer, estaba lleno
 de planes, quién
 hubiera pensado, o -
 es ridículo, habíamos 
 acordado, sí sí

 o no -moriré lenta
 y dolorosamente, así ven,
 los bastardos, lo que les espera



 UN FORO INTERNACIONAL

 gente inteligente,
 madura, ¿y qué 
 hacen consigo mismos?

 sólo escriben poemas

 y si hacen algo
 útil

 lo hacen simplemente para 
 poder seguir escribiendo poemas

 sólo escribiendo
 poemas, Señor, 
 qué hermoso

 en las alturas

 de tu idiocia



 CRÍTICA DE LA RAZÓN PURA

 la mente, su singular,
 especie única,
 una mente eternamente sonriente

 es habitualmente más filosa por las noches
 mi pura pequeña mente
 si lo pensás de esa manera-
 tengo algo ahí

 mi mente, un molino,
 una mente generando viento
 cuando salgo

 salgo a pasear mi perrito
 con mi perrito cagador
 soy un idiota
 meditando bajo las estrellas



 MI TÍO

 filosofando acerca de la vida
 escribe toda clase de tonterías,
 quiere explicarlo todo- hasta
 el final si empieza este av ovo,
 queriendo caracterizar una espina
 él hablará de la flora
 en la era Paleozoica, horrorizando
 a sus estimados colegas moralistas
 con aventuras sexuales literarias

 y después de la guerra se ganó la vida
 en la farmacia, cantando, ahorrando
 se compró una gallina, cada día

 sin palabras tuvo su
 propio huevo personal



LAS PUERTAS A TRAVÉS DE LAS CUALES PARTE
EL AMOR

 las puertas a través de las cuales parte el amor, las puertas
 al amor son tan chicas,

 las puertas al jardín de frutales demasiado crecidos,

 las verjas,
 cubiertas de oraciones garabateadas, pequeñas verjas

 golpeando las verjas bañadas en oro del cielo,
 ordeñando el temor a la muerte

 con ojos sorprendidos, eternamente jóvenes-
 un pequeño agujero de espiar

 una ventana para mirar afuera en mi vejez,
 para mirar todo lo que aún se mueve,

 una ventana con un geranio



ARS POETICA

 El mundo está llegando a su fin, por lo tanto
 vos tenés que escribir poemas.

 Todos los días, firmemente resuelto,
 como si hicieras un trabajo significativo,
 trabajo que sólo vos entendés,
 trabajo como construir una casa, o
 un barco para tu menguante familia,
 o restaurar un templo sagrado
 para una religión muerta hace rato.

 Tenés que escribir poemas
 hasta los domingos, porque
 el domingo es un feriado y porque tu trabajo
 es como el trabajo de un sacerdote.
 Y, porque el mundo está llegando a su fin día tras día,
 y puede terminar, aún un domingo.

 Por ende, tenés que escribir poemas,
 tenés que construir tu propia casa, aún si
 no va a haber nadie para vivir en ella
 tenés que poner los cimientos pacientemente
 día tras día porque es el fin
 si Dios muere antes que el lenguaje
 y el lenguaje muere antes que el mundo. 



 EL CAJÓN DEL INFIERNO

 en el infierno del cajón, donde
 viejas notas, textos
 que se salvaron del fuego, manuscritos, que
 como todos sabemos, no arden, cartas de amor

 de un gran amor, o, cartas como "sería una buena cosa
 si encontrases un lugar adónde ir, juntaras tus cosas,
 y te mudaras," sufrí

 por todos tus pecados, mierdita


 Aidas Marcénas nació en 1960 en Kaunas, Lituania. Ade-
más de poesía, escribe ensayos y crítica literaria. Estudió en
los Conservatorios del Estado de Lituania, tanto en Vilna co-
mo en Klaipéda. Ha obtenido varios premios literarios y ha 
sido traducido a varias lenguas (ruso, polaco, letón, alemán,
inglés, francés y sueco). Estas dos menciones (premios y tra-
ducciones) parecen ser la medida de los méritos de un escritor
en estos tiempos.
 Actualmente vive en Vilna.

  FUENTE

 Eugenijus Alisanka (Ed.). Six Lithuanian Poets. Arc Publi-
cations, 2008.

 Las versiones al inglés de Mi tío y de Hablemos de venganza,
son de Jonas Zdanys. Las de Las puertas a través de las cuales
parte el amor, así como Ars poetica, Un foro internacional, 
Crítica de la razón pura y El cajón del infierno, son de Laima
Vincè.


martes, 10 de octubre de 2017

"ÉPICA DE LOS CABALLEROS", POESIA TRADICIONAL DE ALBANIA. UN FRAGMENTO




  "La épica de los caballeros" pertenece a las raíces del pue-
blo albanés. Es el orgullo tanto de ese pueblo como de los
vecinos kosovares, una parte de su identidad, podría decirse.
Fue escrito en las tierras altas, y la fecha no está precisada.
Digamos que proviene de la tradición oral, cuyas raíces es-
tán sumergidas en los mismos inicios de su historia.
 En este fragmento, traducido al inglés por Robert Wilton, 
Omero, el hijo de Gjeto Basho Muji y de su esposa Ajkuna,
ha sido asesinado defendiendo un castillo.
 Es necesario aclarar que "Albania" es un nombre adjudica-
do por los extranjeros, debido a la blancura que genera las
grandes nevadas sobre su territorio, la mayor parte del cual
es montañoso. Su nombre es Shqipëri, un nombre originado
en 1433 por una valerosa rebelión contra los conquistadores
turcos, que significa "Tierra de las Águilas".
 El albanés es un pueblo mayormente musulmán, mayormen-
te campesino, muchas veces sometido por vecinos poderosos,
cuya lengua ha sido formalmente codificada hace pocas déca-
das.


 EL LAMENTO DE AJKUNA

 El día ha amanecido pero no da luz,
 el sol se ha elevado pero no da calor.
 ¿Qués está haciendo Gjeto Basho Muji?
 Muji está enterrando a su propio amado hijo...

 Por fin Muji emprendió el solitario sendero a casa,
donde la madre del muchacho le espetó directamente:
¿Nuestro hijo? Mujo, ¿porqué sacudes la cabeza?
 ¿Quieres decir que lo has dejado en el valle verde, muerto?

 Una desgraciada viudez es ahora su camino;
 las estrellas han fijado una vida para ella: la pena.

 Cuando al fin ella arribó al valle verde,
 la madre comenzó a maldecir a la luna:
 -Que tu luz se apague, viejo señor luna,
 que no enviaste una señal, ni una sola,
 al valle verde, para que yo pudiese correr
 para entrar a la tumba junto a mi hijo.

 Cuando ella llegó a la tumba de su hijo,
 vio el haya, de tres siglos de edad,
 las ramas del haya enroscadas sin ton ni son,
 algunas de las más finas derramándose sobre la tumba.

 Para hijo y rama un hermoso lugar;
 una lágrima cae sobre el polvo que ella ama.
 Han dejado de cantar, las palomas de la montaña,
 Han dejado de cantar para escuchar.

 -¿Y no te das cuenta de quién ha venido,
 ingrato y dormido
hermoso hijo mío, oh?

 Un último deseo, hijo:
 deja por una sola vez tu oscurecida prisión,
 sólo una palabra del hijo que yo dí a luz;
 nunca estuviste ausente tanto tiempo antes de hoy...
 Hermoso Omero mío, oh
 ¿es que estás esperando tu caballo?
 Corre a jugar a la iglesia una vez más;
 ve y caza liebres junto al rugido del Shala;
 escala los picos con los fantasmas de los valientes;
 tu pobre madre vigilará tu tumba,
 hermoso hijo mío, oh...


[Es probable que "Shala" sea un río, y seguramente no se tra-
ta de la diosa sumeria del mismo nombre]

FUENTE

 Modern Poetry in Translation. Third Series- Number Thir-
teen. Transplants. Londres, 2010.