miércoles, 31 de enero de 2018

CANTOS ANÓNIMOS DE NOMADES BEDUINOS




 La poesía sahariana llamada melhum, es una poesía melo-
diosa y satírica. A los poemas se los llama qasidas, por su 
prosodia, generalmente monorrítmica, cantadas en soledad
y con el acompañamiento de un instrumento musical sim-
ple como la gasba, una flauta de caña.

1.
  Te amo tanto, ¿no sabés eso?
  Te amo tanto; ¿me culparás por eso?

  Qué lástima me dio el camello,
  y qué lástima me dieron sus gritos.
  cuando su cuello fue rebanado y su sangre manó a chorros.
  Las chicas lo mantuvieron atado y se negaron a soltarlo.


 2.
    ¡Ah, criadores de caballos!
    Viajen al sur y desparramen la noticia.
     ¿Podría alguien hacerme un favor
    de alcanzarme la estrella del sur?

    Mi amada no gusta entre las mujeres
    cuando con gracia camina por ahí
    como una nube arqueada en el oeste
    encendida por centelleantes relámpagos.

    Ella lucía un tintineante khalkhal alrededor de sus tobillos
    y un collar de plata finamente cincelado
    cuando se escurrió por el sendero que acompaña al río
    y se encontró con su oculto amante.



3.
    Mi tierra yace entre distantes valles verdes
   y el índigo de lejanas colinas.
   De cara al Maiymuna en el oeste
   y a Sidi Khaled en el este,
   Djebel al-Hodna se alza erecto
   como un espejo para la esbelta Derrajiyate*.
   Quien ha dejado atrás a sus seres amados
   sólo puede llorar por su destino.



4.
   ¡El verano ha llegado!
   Ya no queda pasto.
   Cada hoja de mi tierra se ha secado.
   ¡Qué triste está mi corazón!

   Ah, Sahara, ¿que hay de malo ahora
   que las nubes de lluvia han venido?
   Tus amos reinantes se esconden
   pero yo sigo rezándole a esas colinas.



 Las versiones del árabe al inglés son de Abdelfetah Chenni


 *Las Derrajiyate son mujeres de la tribu Ouled Derraj


 FUENTE

 Pierre Joris and Habib Tengour. Poems for the Millennium.
The University of California Book of North African Litera-
ture. Volume Four. Univ. of California Press, 2012.
    

NADA iguala la cara de suficiencia de los camellos. Si hu-
biera que decir quién dirige en realidad las caravanas, sería
inevitable inclinarse por los camélidos. Su gesto sabio y so-
brador, su tendencia innata a la ironía, son excluyentes.
    

martes, 30 de enero de 2018

BIENVENIDA/ PARTIENDO

                             BIENVENIDA

 Para recibirnos habían forzado una orquesta de ruinas.
 Tal vez eran muy pobres. Tal vez estaban luchando con
la identidad. 
 No se reconocía ninguno de sus instrumentos como posi-
blemente musical. El que estaba más cerca tenía a su lado
una puerta arrancada de cuajo, con restos de mampostería.
La sostenía en un imprevisible equilibrio por un picaporte
redondo, de esos que se giran para abrir. Si entornaba la
puerta -¿casualmente?- brotaban unos bellos sonidos de un
aire cepillando cosas. Si la abría más plenamente, el viento
arrastraba el lamento feroz de lo inanimado. Sólo un par de
veces, porque es a quien me quedé observando, entreabrió 
su instrumento, y para el gran final -todo fue de una breve-
dad inusitada- la puerta se abrió totalmente. Fue el último 
músico en romper filas y hasta hoy sigo pensando cómo ha-
ría para cargar de un lado a otro su elegido instrumento. 



                                 PARTIENDO

 Envueltas en paños húmedos, las masas coladas de los
recuerdos
 Esta noche, con el rocío,
cruzar la frontera
 Una identidad rústica
 Tensatorciéndose los hilos que corren bajopiel
 Alguien desternilla una carcajada muy vieja
 Mientras olemos la respiración de los duraznos
 Y la correa atrapa la pata de la liebre
 Los caminos están en algún lado de toda esa bruma-nieve




jueves, 25 de enero de 2018

UNA GRAN POETA HINDÚ DEL SIGLO XVI: ATUKURI MOLLA




 Molla vivió, según todo parece indicar, en el siglo XVI,
(1440-1530) lo que la convierte en contemporánea de la nota-
ble Mirabai. Sin embargo, ésta escribía en Gujarati e Hindi, 
dos lenguas del norte de la India. Molla, en cambio, es la pri-
mera poeta mujer de la lengua Telugu de la cual se hayan
preservado sus escritos.
 Se cuenta que perdió tempranamente a su madre y que ama-
ba mucho a su padre, siendo ambos Virasaivas, es decir, re-
beldes de la religión oficial, a la que se oponían en temas
trascendentes como la discriminación de castas, los sacrifi-
cios animales y la postergación social de las mujeres. 
 Suyo es el logro extraordinario, tal vez sin igual en la histo-
ria de la poesía, de haber escrito el poema épico Molla Ra-
mayanam, uno de los más notables de la literatura hindú, en
tan sólo cinco días. Se cuenta que lo hizo respondiendo al
desafío del poeta de la corte Tenali Ramakrishna, quien de
esa manera intentaba humillar al pueblo natal de Molla. Era
corriente en esos tiempos la incitación a producir diversas
versiones del Ramayana, uno de los libros sagrados de la
India.
 El Molla Ramayanam consta de 138 slokas o versos, que
son cantados en alabanza de una deidad, y que está dividido
en seis kandas, o secciones. Su lenguaje es revolucionario,
en el sentido de utilizar el telugu que se hablaba popular-
mente, contra las convenciones estrictas de la época.
 Aquí se presentan algunos versos de la parte introductoria,
que son autobiográficos, junto a otros en los que Molla co-
menta sus ideas acerca de la poesía y, finalmente, se traduce
un fragmento en el que se celebra la belleza de Sita, de la
sección Swayamvara del poema.
 Es necesario agregar que durante mucho tiempo se creyó 
que Molla era parte de la casta superior de los brahamanes,
ya que era casi imposible que alguien que no perteneciera a
esa clase social tuviese la formación y la capacidad que de-
muestra Atukuri (el apellido paterno, que tendería a probar 
que Molla nunca se casó) en la producción de este formida-
ble poema épico. Pero el apodo que la época le confirió, 
"la alfarera", confirma a qué clase social pertenecía en rea-
lidad. Ese oficio lo había heredado también de su querido
padre.



 Del MOLLA RAMAYANAM
 (Mi padre Kesava)

 Mi padre Kesava, 
 era piadoso, amigable, 
 devoto de su gurú,
 y de Dios, en todas Sus manifestaciones,
 fijas y móviles.

 Devoto de Shiva
 él era un gurú en su propio derecho.

 Soy el regalo que Dios le hizo;
 me llaman Molla.



 Del MOLLA RAMAYANAM
 (No soy ninguna erudita)

 No soy ninguna erudita
 que distingue los extranjerismos
 del idioma corriente.

 No conozco las reglas combinatorias
 ni el gran vocabulario.

 No soy ninguna experta
 en composición y elocución,
 en semántica y estilo.

 No sé de
 fonética, relaciones de casos,
 raíces verbales y figuras del habla,
 metro y prosodia, tampoco.

 No entrenada sin embargo,
 en componer poemas y épicas
 en dominar léxicos y reglas
 escribo poemas
 por la gracia del famoso Señor
 Sri Kantha Mallesa.            [Un Dios]


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (Como la miel endulza)

 Como la miel endulza
 la boca en el acto
 un poema debería cobrar sentido
 enseguida.

 Sentidos y sonidos oscuros
 no son mejores que
 una conversación entre sordos y mudos.


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (La escritura telugu]

 La escritura telugu
 embellecida con dialectos y proverbos
 la hacen precisa, deliciosa,
 y una fiesta para los oídos
 de los eruditos.


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (El sol se movió en el cielo)

 El sol se movió en el cielo
 desde el este a la otra punta.
 Fatigado, y transpirando, él se sumergió
 en el océano occidental
 para darse un baño.


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (¿Son lotos?)

 ¿Son lotos 
 o las flechas de Cupido?
      Difícil decirlo
      de los ojos de ella.

 ¿Son los dulces trinos de los pájaros
 o de mujeres celestiales?
      Difícil decirlo
      de las palabras de ella.

 ¿Es la luna
 o es el espejo?
     Difícil de decir
     del rostro de ella.

 ¿Son potes dorados
 o un par de pájaros chakravaka?
     Difícil de decir
     de los pechos de ella.

 ¿Es un fluir de zafiros
 o una bandada de abejas?
      Difícil de decir 
      del pelo de ella.

 ¿Es una duna de arena
 o el estrado para la boda del Dios Amor?
      Difícil de decir
      de los muslos de ella.

 La gente se confundía
 cuando la miraban
 elegante ella.


 Las traducciones al inglés son obra de B.V.L. Narayanarow.
 Utilicé la forma "de ella" en la versión al castellano del últi-
mo poema, porque en inglés cada verso dice "her" y creí ne-
cesario sacrificar la mayor síntesis, a cambio de especificar
que siempre se trata de una mujer.

 FUENTE

 Susie Tharu and K. Lalita. Women Writing in India. 600 BC
to the Early 20th Century. Pandora, Gran Bretaña, 1991.


martes, 23 de enero de 2018

LA POESIA DE LOS 'MUNDAS' DE BIHAR, INDIA



 Existen muchos pueblos que podríamos llamar 'originarios'
de la India. Pueblos que poseen idioma, religión y concepción 
del mundo propios, y que han sido desplazados por la gran corriente migratoria indoeuropea cuyas fechas es, hasta ahora,
imposible fijar. A partir del avance de esa corriente, que abarcó
del Ártico a la India, numerosos pueblos pequeños debieron
buscar refugio en zonas alejadas del poder de los migrantes-in-
vasores. Los Mundas lo hicieron desplazándose hacia el noreste
de la India, hacia la región hoy conocida como Bihar, uno de
los Estados más poblados y a la vez más pobres de ese país.
 Su lengua no tiene escritura propia. Están emparentados con
sus vecinos, los Oraones y los Santales. A su vez, esa lengua, 
perteneciente a una sub-familia de lenguas Austro-Asiáticas,
es vinculable tanto al Khmer, como al Nicobarese, al Khasi
y a los lenguajes aborígenes de Malasia.
 Geográficamente, la zona está constituida por suaves colinas
y valles. Su dios supremo, llamado Sing Bonga, es invocado
a la hora de las grandes calamidades. Los Mundas realizan va-
rios festivales anuales, en los que se baila y canta. Dos de los
más importantes son el festival de Sarhul, llamado de las flo-
res y de la primavera, y el Festival de Karam, que tiene lugar
cuando maduran las cosechas y se venera a los dioses.
 El ritmo y la melodía de las canciones Mundas es práctica-
mente inigualado por la mejor poesía tribal de la India. Se
suelen repetir las líneas, o las ideas, usando sinónimos, pa-
ra remarcar la intensidad del sentimiento. Es una poesía fle-
xible, y tiene una gran variedad de formas. Se puede agrupar
sus cantos en diversas categorías, cada una con sus caracte-
rísticas propias (y sus propios festivales). Los cantos Jadur,
tal vez los más antiguos, cantados por varones y mujeres,
relacionados con la primavera; los cantos Karam, el grupo 
más importante de canciones, que dan la bienvenida a la 
temporada que sigue a la maduración de las cosechas, son 
los más extensos y, a menudo, improvisados.
 Los cantos Japi, Gena y Adandi son de estructura más sim-
ple. Algunos son usados para festejar las bodas. Los Mundas
tienen 7 tipos de canciones y cada uno de ellos pertenece a
una época particular del año.

 TRES CANTOS JADUR

 1.

 Al lado de los montículos de la gran roca
 Y de los pequeños guijarros
 Estalla la dorada sonrisa de las flores de cúrcuma;
 Junto al camino y en los campos vacíos
 Se burlan las abundantes flores de frangipani*;
 Mi amiga debemos recoger
 Las doradas flores de cúrcuma
 Y los entensos frangipani del
 Lejano bosque de Tumbahalbong


* tipo de flor de la India, utilizada a menudo en los templos


 2.

 Hubo un tiempo
 En el que solía regresar
 Con aceite de mostaza en una copa de bronce;

 Era la juventud
 Cuando solía regresar 
 Con arroz chato envuelto en un pequeño atado de tela.

 El tiempo ha pasado
 La copa de bronce está agujereada;
 La juventud terminó
 La tela que envolvía se ha roto.


 3.

 Soñando contigo en la cama
 Me desperté y agarré el camino.

 Tropezando con la roca
 Del camino del pueblo
 Me acordé.

 Me acordé de mi
 Casta, mi clan
 Y quedé transfigurado. 



 TRES CANTOS KARAM


 1.

 ¡La inmensa riqueza
 De tus ondulantes bucles
 Atados con moños rojos 
 En ese maravilloso nudo!

 ¡Qué hermoso!
 Día y noche
 Ondulas guirnaldas de flores
 Mi corazón pena por vos
 Las pulseras y ajorcas de flores
 En tus dulces suaves brazos
 El brillante collar
 Sobre tu delgado y frágil cuello
 El dulce tintinear de tus cadenas tobilleras
 Llenan mi corazón de angustia


 2.

 La flor
 Floreció durante la noche;
 Antes del mediodía se había marchitado,
 Oh pájaro yogui
 Tú también,
 Temblaste.


 3.

 Ah hija mía,
 En tu juventud baila alrededor
 Juega el Karam.

 Después de toda esta danza, el Karam
 se cerrará.
 Cuando tengas una familia
 Y tengas que molestarte por el arroz y el dal,
 Hija mía, estas sonrientes palabras,
 Que ahora llenan los días y las noches
 terminarán.

 No importa cuánto lo lamentes
 No importa cuánto resientas su fin
 Hija mía,
 Los años de doncellez
 Nunca regresarán.



 UN CANTO JARGA

 ¡Tiempo, tiempo, tiempo
 Ay, el tiempo pasa!
 Juventud, juventud, juventud
 ¡Ay, la juventud se termina!

 Cúrcuma, aceite, peine, peinado
   Ay, el tiempo pasa;
 Pulseras, brazaletes, compañeros de juegos, saris
   Ay, la juventud se termina.

 ¡Ay, querido padre, querida madre!
    El tiempo pasa
    La juventud se termina.



 UN CANTO JATARA

 Durante tu juventud, tu doncellez
 Retozabas como un pez juguetón en la pecera.

 Cuando la criatura vino a tus brazos
 Y se derramó sobre vos
 Te doblaste como una enredadera florecida.




 DOS CANTOS GENA

 1.

 Tus tobilleras y tus pulseras brillan
 Como fantasmas en la noche oscura.


 2.

 Mi querida, brotaste como una flor
 Y te marchitaste como una flor.

 ¿Es con el calor de la tierra
 O con el frío del cielo
 Que te marchitaste como una flor
 Que te secaste como una flor?

 No el calor de la tierra
 No el frío del cielo
 Mi querida, el tiempo pasó fluyendo
 Y la juventud se acaba.


 DOS CANTOS ADANDI

 1.

 La chica está lanzando
 Sus ávidos ojos sobre mí
 Atrapándome en la red de su encanto
 Debo aplicar 
 Contra-encanto
 De los garbanzos blancos o negros.


 2.

 El madal bate
 En alguna parte, ahí, escondido.

 El batir rítmico
 Continuo del madal
 Se anuncia a sí mismo.

 ¿No siente vergüenza 
 De batir así
 Como un loco palpitante corazón?

 [El madal es un pequeño tambor membranófono de doble
parche, originario de Nepal, una región limítrofe con Bihar.]



 FUENTE

 Sitakant Mahapatra. The Awakened Wind. The Oral Poetry
of the Indian Tribes. Vikas Publishing House, India, 1983.






domingo, 14 de enero de 2018

ALGUNOS POEMAS DE EUGENIUSZ TKACZYSZYN- DYCKI



 Dycki se pronuncia 'Dits-ki'. Sus poemas son ecos de otros
poemas que ha escrito. Tal vez sea la obra de la mayoría de
los poetas, sean estos lo que fueren. Sin embargo, Dychi o
Dits-ki, que nació en 1962, tiene otra particularidad: por
provenir de una zona remota del sudeste de Polonia, y ser
su familia una mezcla de polacos y ucranianos, ha tenido
que elegir su lengua, menuda crisis de identidad.
 Algunos dicen que parece estar reescribiendo siempre un
poema inicial, lo cual me parece una idea de ésas que juegan 
con el tiempo. Como los que se sacan una foto por día a lo 
largo de la vida. Siempre el mismo y siempre otro.


 mi amigo está enfermo...

 mi amigo está enfermo
 y se ha envuelto como un bebé en el dolor del parto
 su cuerpo en el cual hay esperanza para mi cuerpo
 está ahora en camino como una rama de manzano en flor

 él da una señal y como una fructífera rama nada significa
 mi amigo está enfermo y su cuerpo tiembla
 mi amigo se está muriendo y yo le traigo agotamiento
 un dormir no refutado por ningún aliento


 las mujeres con las que pasé noches...

 las mujeres con las que pasé noches no ocultaron el hecho
 de que habían pasado noches conmigo y no sentían vergüenza
 cuando el amanecer nos encontraba desnudos a ambos lados
                                                                                  [del tiempo
 las mujeres deseaban contener ese tiempo

 y recordar el tiempo pasado como recordarían a un niño
 que cayera de sus entrañas y muriera en el acto
 los hombres con los que pasé noches no ocultaron el hecho
 de que pasaron la noche junto a este niño



 antes de descubrir tu muerte...

 antes de descubrir tu muerte en el cuarto
 del piso once y la vi en el asombro
 de tu desnudez y antes de que descubriera la muerte como
                                                                               [una cosa
 que viene después del desayuno el almuerzo y la cena

 me di cuenta de que quien yacía delante mío
 en la ropa de cama de anoche y quien yacía entre lilas
 era mi amigo era mi fisiología estaba por sobre todo
 mi amigo y mi fisiología 

 una cosa que es sagrada

 [Traduzco 'amigo', aunque al no haber diferenciación del gé-
nero en inglés, puede ser tanto 'amigo' como 'amiga'. Creo 
que el autor juega con esa ambivalencia.]



 Canción para Funia Belska

 ayer morí
 y aunque nadie me estrechó la mano
 en el lado opuesto del río me encontré
 con los silenciosos y cantantes hermanos

 aunque ninguno de ellos se me acercó
 ni habló en el umbral de una casa aun
 no visto todavía ya tri-dimensional como cualquier
 casa de-por-ahí que sobrevive gracias a las encaladas

 y mostrando blanco del lejano ayer
 morí mi cuerpo murió y el pecado
 fluyó fuera de mí como pus a través de mi
 boca cuando me puse para un beso



 FUENTE

 Modern Poetry in Translation. Third Series- Number Ten.
 The Big Green Issue. Londres, 2008.