jueves, 25 de enero de 2018

UNA GRAN POETA HINDÚ DEL SIGLO XVI: ATUKURI MOLLA




 Molla vivió, según todo parece indicar, en el siglo XVI,
(1440-1530) lo que la convierte en contemporánea de la nota-
ble Mirabai. Sin embargo, ésta escribía en Gujarati e Hindi, 
dos lenguas del norte de la India. Molla, en cambio, es la pri-
mera poeta mujer de la lengua Telugu de la cual se hayan
preservado sus escritos.
 Se cuenta que perdió tempranamente a su madre y que ama-
ba mucho a su padre, siendo ambos Virasaivas, es decir, re-
beldes de la religión oficial, a la que se oponían en temas
trascendentes como la discriminación de castas, los sacrifi-
cios animales y la postergación social de las mujeres. 
 Suyo es el logro extraordinario, tal vez sin igual en la histo-
ria de la poesía, de haber escrito el poema épico Molla Ra-
mayanam, uno de los más notables de la literatura hindú, en
tan sólo cinco días. Se cuenta que lo hizo respondiendo al
desafío del poeta de la corte Tenali Ramakrishna, quien de
esa manera intentaba humillar al pueblo natal de Molla. Era
corriente en esos tiempos la incitación a producir diversas
versiones del Ramayana, uno de los libros sagrados de la
India.
 El Molla Ramayanam consta de 138 slokas o versos, que
son cantados en alabanza de una deidad, y que está dividido
en seis kandas, o secciones. Su lenguaje es revolucionario,
en el sentido de utilizar el telugu que se hablaba popular-
mente, contra las convenciones estrictas de la época.
 Aquí se presentan algunos versos de la parte introductoria,
que son autobiográficos, junto a otros en los que Molla co-
menta sus ideas acerca de la poesía y, finalmente, se traduce
un fragmento en el que se celebra la belleza de Sita, de la
sección Swayamvara del poema.
 Es necesario agregar que durante mucho tiempo se creyó 
que Molla era parte de la casta superior de los brahamanes,
ya que era casi imposible que alguien que no perteneciera a
esa clase social tuviese la formación y la capacidad que de-
muestra Atukuri (el apellido paterno, que tendería a probar 
que Molla nunca se casó) en la producción de este formida-
ble poema épico. Pero el apodo que la época le confirió, 
"la alfarera", confirma a qué clase social pertenecía en rea-
lidad. Ese oficio lo había heredado también de su querido
padre.



 Del MOLLA RAMAYANAM
 (Mi padre Kesava)

 Mi padre Kesava, 
 era piadoso, amigable, 
 devoto de su gurú,
 y de Dios, en todas Sus manifestaciones,
 fijas y móviles.

 Devoto de Shiva
 él era un gurú en su propio derecho.

 Soy el regalo que Dios le hizo;
 me llaman Molla.



 Del MOLLA RAMAYANAM
 (No soy ninguna erudita)

 No soy ninguna erudita
 que distingue los extranjerismos
 del idioma corriente.

 No conozco las reglas combinatorias
 ni el gran vocabulario.

 No soy ninguna experta
 en composición y elocución,
 en semántica y estilo.

 No sé de
 fonética, relaciones de casos,
 raíces verbales y figuras del habla,
 metro y prosodia, tampoco.

 No entrenada sin embargo,
 en componer poemas y épicas
 en dominar léxicos y reglas
 escribo poemas
 por la gracia del famoso Señor
 Sri Kantha Mallesa.            [Un Dios]


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (Como la miel endulza)

 Como la miel endulza
 la boca en el acto
 un poema debería cobrar sentido
 enseguida.

 Sentidos y sonidos oscuros
 no son mejores que
 una conversación entre sordos y mudos.


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (La escritura telugu]

 La escritura telugu
 embellecida con dialectos y proverbos
 la hacen precisa, deliciosa,
 y una fiesta para los oídos
 de los eruditos.


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (El sol se movió en el cielo)

 El sol se movió en el cielo
 desde el este a la otra punta.
 Fatigado, y transpirando, él se sumergió
 en el océano occidental
 para darse un baño.


 Del MOLLA RAMAYANAM
 (¿Son lotos?)

 ¿Son lotos 
 o las flechas de Cupido?
      Difícil decirlo
      de los ojos de ella.

 ¿Son los dulces trinos de los pájaros
 o de mujeres celestiales?
      Difícil decirlo
      de las palabras de ella.

 ¿Es la luna
 o es el espejo?
     Difícil de decir
     del rostro de ella.

 ¿Son potes dorados
 o un par de pájaros chakravaka?
     Difícil de decir
     de los pechos de ella.

 ¿Es un fluir de zafiros
 o una bandada de abejas?
      Difícil de decir 
      del pelo de ella.

 ¿Es una duna de arena
 o el estrado para la boda del Dios Amor?
      Difícil de decir
      de los muslos de ella.

 La gente se confundía
 cuando la miraban
 elegante ella.


 Las traducciones al inglés son obra de B.V.L. Narayanarow.
 Utilicé la forma "de ella" en la versión al castellano del últi-
mo poema, porque en inglés cada verso dice "her" y creí ne-
cesario sacrificar la mayor síntesis, a cambio de especificar
que siempre se trata de una mujer.

 FUENTE

 Susie Tharu and K. Lalita. Women Writing in India. 600 BC
to the Early 20th Century. Pandora, Gran Bretaña, 1991.


No hay comentarios: