sábado, 9 de diciembre de 2017

POEMAS PARA SU HIJO MUERTO POR STÉPHANE MALLARMÉ


 
 La vida de Mallarmé está regada de muerte.
 Cuando tenía cinco años (había nacido en París el 28 de 
marzo de 1842, durante los últimos años de la monarquía de
Luis-Felipe), murió su madre, cuando regresaba junto
a su padre de un viaje a Roma. Poco después su padre se
casa con una joven de 19 años con la que tendría otros 4
hijos. Stéphane y su hermana María, dos años menor, son
dejados por la nueva pareja al cuidado de sus abuelos ma-
ternos. Mallarmé pasa por varios internados durante sus es-
tudios. Finalmente se recibe de bachiller en el Liceo de Sens,
que es el lugar al que su padre se había mudado al volver a 
casarse. Cuando el futuro poeta tenía 13 años, muere su her-
mana María, a la que estaba muy ligado. 
 La abuela acerca de Stéphane, al principio: "si no es muy
estudioso, por lo menos es bueno, y esta cualidad yo la apre-
cio mucho." 
 Pero pronto llegarán las quejas de los maestros "por su ca-
rácter indócil y vanidoso, que lo incita a resistir siempre,
a no querer reconocer nunca su culpa... Encuentro su cora-
zón tan seco ahora que ni me atrevo a esperar nada de él."
 En esos tiempos se inventó el nombre de Conde de Boulain-
villiers en el aristocrático internado de Passy.
 Padeció de reumatismo articular, que hoy yo llamaría más
apropiadamente "Fiebre reumática", una afección producida
por un germen que ataca las articulaciones, pero que, sin tra-
tamiento -y por supuesto que en esa época no existían los an-
tibióticos-, suele derivar en una afección cardíaca, frecuente-
mente mortal.
 En el mismo año (1863) en que muere su padre, se casa con
Marie Gerhard, mientras residía durante un año en Londres,
donde obtuvo el título de profesor de inglés.
 En 1864 nace su primera hija, Genoveva y en 1871 nace su
hijo Anatole el 16 de julio, después de un embarazo riesgoso,
pasando los primeros meses de vida con una salud endeble.
 A los 7 años de edad, Anatole contrae la enfermedad reumáti-
ca que parece perseguir a la familia, ya que la hermana de Sté-
phane había muerto por ese mal y probablemente también su
madre. El 8 de octubre de 1879 muere Anatole. Mallarmé,
que venía de una depresión ansiosa importante, cae en un es-
tado que roza la psicosis. Por un lado se culpa de la muerte de
su hijo, pensando que había heredado la enfermedad que él
había tenido y a la cual había sobrevivido. Por el otro, tiende
a creer que su hijo no está realmente muerto y que su obra
hará que permanezca vivo. 
 Ya había escrito Herodías en 1869 y La siesta de un fauno
en 1876.
 A partir de la muerte de Anatole, Mallarmé comienza a es-
cribir fragmentos, notas inacabadas, trozos poéticos que se
constituyen en un cuerpo de 202 textos que nunca publicaría.
Paul Auster, de quien he tomado las versiones en inglés para
volcarlas a nuestra lengua, dice que Para la tumba de Anato-
le (Pour un tombeau d'Anatole) "es una obra distinta de todo
cuanto haya leído jamás."
 Es una opinión que comparto por completo. Nunca me atra-
jeron los poemas de Mallarmé, que luego de la muerte de su
hijo publicaría Hojas de álbum, Canciones menores, etc. Su
célebre Igitur o la locura de Elbehnon, redactado en 1869 y
producto de una de las profundas crisis del poeta se mantiene
demasiado hermético para mí. Nunca lo publicó en vida. En
cambio su última gran obra, escrita en 1898, poco antes de su muerte, Golpe de dados, tiene, a mi entender, una gran conexión con los poemas dedicados a Anatole.
 Presento aquí los primeros 50 textos de ese núcleo magnético.







   niño surgido de
   nosotros dos- mostrándonos
   nuestro ideal, la manera
   - ¡nuestra! padre
   y madre quienes
       existen tristemente
   sobreviviéndole como
   los dos extremos-
   malamente unidos en él
   y desgarrados
   -de donde su muerte- o-
   bliterando el "sí mismo" de este pequeño niño



   mejor
   como si él (cuando)
   aún estuviera-
   cualesquiera puedan haber sido,
   valederos
   de epítetos - etc.
   las horas cuando
   tú eras y
   no eras



   enfermo en 
         primavera
   muerto en otoño
        - es el sol
                   -------
       la ola
   idea    la tos



   hijo
      reabsorbido
   no ido 
      es él
   - o su hermano
          yo mismo
          le dije esto
                  a él
    dos hermanos



    forzado hacia atrás permaneciendo
    en el útero-
    (sólo) sobre mí mismo
             siglo
   no fluirá
   sólo
         para instruirme.



       ¡no conoció
    madre, e hijo no
    me conoció!-
         -imagen de mí mismo
         otro que yo mismo
         ¡cambiada de curso
         en la muerte!



   lo que ha tomado refugio
 tu futuro      en mí
       se convierte en mi
 pureza a lo largo de la vida,
 que no he de 
     tocar-



 hay una       era de
             una
 Existencia en la que habremos
    de encontrarnos,
      si no un lugar-
   -y si tú
        lo dudas
        el mundo será
        testigo,
 asumiendo que
    yo llegue a esa edad



 la meta suprema
 sólo podría haber sido
 dejar la vida
 pura
     tú hiciste eso
 por adelantado
    sufriendo tanto- dulce
    niño para que
 Contará contra
 tu vida perdida-  tu familia
 ha comprado el resto por su
       sufrimiento de ya no
                       tenerte



 rezar a los muertos
 (no [rezar] por ellos

-

 rodillas, niño
 rodillas- necesidad
de tener al niño aquí
  -su ausencia- rodillas
 cae - y

-
 ¡por uno de los verdaderamente muertos
 sólo un niño!



 las manos se unen
 hacia el que no puede
    ser tocado-
    pero quien es-
    -que un espacio
   divide-



 querido

 -gran corazón
 (ver) verdaderamente hijo de 8quien)
                     padre cuyo
 corazón
 late por cosas
    demasiado vastas
    -y que vino aquí
  a fracasar
        era necesario-
 heredando esta
 maravillosa inte-
 ligencia filial, haciendo



 ello vive de nuevo
 -para construir
 con su (clara)
 lucidez- este 
 trabajo- demasiado
     vasto para mí

 y por ende, (robándome
 de 
 la vida, sacri-
 ficándola, si ella



 ejemplo
    hemos conocido
 a través tuyo esta "mejor
 parte de nosotros"
 que a menudo
 se nos escapa- y estará
 entre nosotros- y nuestros
 actos, ahora
 -
 hijo, plantando
        idealización



 padre y madre 
    jurándose
    no tener ningún otro
    hijo
      la tumba cavada por él
      la vida termina acá



 vanas
         curas
            abandonadas
 si la naturaleza
 así no lo quiso
 -
     las encontraré 
     para trabajar contra
     la muerte

 bálsamos, sólo,
 consuelos para nosotros
     -duda
 ¡entonces no! su realidad



 hijo nuestra
 inmortalidad
  de hecho fabricada
 de esperanzas
 humanas enterradas -hijo-
 encomendado a la mujer
 por el hombre deses-
 peranzado después de la juventud
 para hallar el misterio
 y tomar una esposa



 enfermo
     desde el día en el que la muerte
 se instaló- marcado por
 la enfermedad-
 ya no es más sí mismo, sino
 es aquel a través
 de la muerte que después querríamos
 volver a ver-
 resumiendo muerte y
 corrupción- apareciendo
 de ese modo, con la enfermedad 
         y su palor



 enfermo -estar desnudo 
 como el niño-

 y apareciendo ante nosotros
 -nos aprovechamos de estas
 horas, en que la muerte
                golpeó
 él vive
      otra vez, y
    otra vez es nuestro

 título poesía de
         la enfermedad.



entonces- tú entonces no hubieses sido
    otro que yo mismo
    dado que estoy
 aquí -solo, triste-
 -no, yo 
  recuerdo una
  infancia-
          la tuya
          dos voces)
------------------------------

 pero sin vos
 yo no hubiese - sabido



una vez bárbara y 
                externa
     materia-
 ahora 
       moral


 y dentro nuestro



          querer
     desbaratar la muerte
 -------
 (Oh) escucha los llantos
             de mujer
 ¡Oh! admito
 que eres fuerte, inteligente-
     etc.




      sentirlo estallar
 (el va) en la noche
  el inmenso vacío
   producido por lo que
       sería su vida
         -porque él no
    lo sabe-
  ¿Que él es relámpagos 
                muertos?
     ataque
       dolor



 momento en el que debemos
 romper con la 
 memoria viviente,
 para enterrarla
 -ponerla en el féretro,
 esconderla- con
 las brutalidades de
 ponerlo en el féretro
 contacto crudo, etc.



 para no verlo más
   excepto idealizado-
 más adelante, ya no él
 vivo aquí- sino
 semilla de su se
 reabsorbida en sí misma-
 semilla que permite
 pensar por él
 -verlo (y también)



 visión (idealidad
 del estado) y también
 hablar por él
 -
 pues en nosotros, puro
 él, purificación
 -conviértete en nuestro
 honor, la fuente
 de nuestros más finos
 sentimientos -etc



(+verdadero retorno
 al ideal)
----------------------



 traicionero golpe
 de la muerte - de
       sin su
 maldad
       sabiendo cualquier cosa
 - a mi turno
 para jugar con ello, aún
 cuando el niño no sabe
 nada



 tiempo del
        cuarto vacío
_

     hasta que nosotros
                lo abramos
 tal vez todo
         sigue a continuación de esto
         (moralmente)
      ___________



 ¡él no sabe nada de esto!
 - y madre llora-
       idea ahí
  sí, tomemos todo
 sobre nosotros, entonces su vida -etc.-
 para que lo siniestro
     no lo sepa
           y ya no sea.




 tú puedes, con tus pequeñas 
 manos, arrastrarme
 dentro de tu tumba - tú
 tienes el derecho-
  -yo
 que te sigo, yo
 me dejo ir-
 -pero si tú 
 quieres, nosotros 
    dos, déjanos hacer. .



 una alianza
 un himen, soberbio
 -y la vida
 que resta en mí
 la usaré para- - - - -

 y ninguna madre
    entonces?



 de su espíritu que es
 eterno -puede
 esperar   

     sé la eternidad
     a través de mi vida
 _____
 padre-
 para crear su espíritu
 (él ausente, ay!
 como nosotros pudimos
 formarlo a él presente
 _____mejor
                    pero



a veces cuando todo
 parece andar 
 demasiado bien -en el
 ideal-
   gritar  - (no es)
   en el tono de la madre, quien se ha
 vuelto preocupada-
 No es todo eso, no
 Lo quiero a él, él - y
          __
 no a mí mismo -



       me miras
todavía no puedo decirte
la verdad
    no me atrevo, demasiado pequeño
Qué te ha sucedido
_
un día te 
lo diré
    -pues hombre
no quiero



no has de saber
tu destino
_

y hombre
muerto niño



no - nada
que ver con las grandes
muertes- etc.
-en tanto que nosotros
sigamos viviendo, él
vive - en nosotros
_

sólo después de nuestra
muerte él estará muerto
-y las campanas 
de los Muertos tañerán por
                                           él



pequeña      
           virginal
       prometida vida
       que podría haber sido
       una mujer
_

déjame decirte
las cosas que te
estás perdiendo
   -pero



¡Oh! déja
nos    cementerio
padre
- y déjanos hablar
de lo que ambos
  sabemos
     misterio







FUENTES

Paul Auster. Translations. Marsilio Publishers, 1997.




 También he leído para esta nota la publicación de Anabel
Galán-Mañas, "La traducción al español de Pour un tombeau
d'Anatole de Stéphane Mallarmé". Revista de Lenguas Moder-
nas N° 19, 2013.

 Y la biografía titulada "Mallarmé" que escribiera Pilar Gomez
Bedate y editara Ediciones Júcar en 1985. La foto de la firma
de S.M. proviene de este libro.















 Sigue estando vigente, y no veo cómo podría perderse esa convicción, que lo que cuenta son las asociaciones. En mu-
chos casos interviene, en un grado difícil de medir, el "golpe
de dados". Hoy, leyendo un libro de Marguerite Duras que 
no recordaba tener, tropiezo con un cúmulo de frases nota-
blemente relacionadas con el sentimiento que expresa Sté-
phane Mallarmé en los poemas dedicados a Anatole.
 El librito de Duras engloba tres títulos: Aurelia Steiner (Mel-
bourne), Aurelia Steiner (Vancouver) y Aurelia Steiner (Pa-
rís).
 Es del primero de los tres que provienen estas citas:

 Veo que eso no es verdad.
 Que cuando te escribo nadie ha muerto

 ......

 ¿Cómo reunir nuestro amor? ¿Cómo?

 ......

 Tan sólo conozco el amor que siento por ti. Entero.
 Terrible.
 Y que no estás aquí para librarme de él.


 .....

 No te separo de tu cuerpo

 No te separo de mí


 .....

 ¿Cómo hacer para que hayamos vivido ese amor?

 ¿Cómo?

 ¿Cómo hacer para que ese amor haya sido vivido?


 Lo que no deja de ser también asombroso es que el persona-
je de M. Duras es una hija dirigiéndose al padre ausente-muer-
to. Como se indica en la presentación del libro, la autora "lle-
vó al límite los temas centrales de su creación: el amor, la tra-
gedia de la pérdida, la recuperación por la memoria".
 Y una cosa más, que tampoco sabía: escribió El amante, la
novela que la hizo más famosa, a los 70 años de edad.
 Algo que relacioné con el asombro que me produjo en su
momento la otra Margarita francesa (Yourcenar), cuando su-
pe que había escrito la fantástica novela Alexis o el tratado 
del inútil combate, una obra que requiere una dilatada y tra-
bajada experiencia de vida, a los 26 años.














    

martes, 24 de octubre de 2017

POESÍA ORAL DE LA POLINESIA FRANCESA: MANGAREVA




 Mangareva es la mayor de las islas Gambier, situadas en
el Océano Pacífico, en la zona conocida como la Polinesia
Francesa. Actualmente viven en ella poco más de 1300 
personas. Se trata de una isla con montañas y lagos, ubica-
da a 1400 kilómetros de Hawai. 
 Según su propia mitología, Mangareva fue alzada del suelo
del mar por el semi-dios Maui.


 EL MENSAJE DEL PÁJARO FRAGATA

 (Una madre le pide al pájaro noticias acerca de su hijo.
Ella interpreta que el descenso de sus patas y el arqueo
del pico significan que su hijo está muerto.)

¡Oh hijo, oh hijo mío,
  Oh hijo!

    1

Escucha, oh pájaro
     que vuela allá arriba,
¿Has visto
     muerto a mi amado hijo
Quien permanecía entre
     las miríadas de Tahití?
Las plumas de tus patas
Las plumas de tus alas,
Tu pico se inclina hacia abajo,
¡Oh hijo!

        2

¿Como el pájaro chorlito ibas
    viajando a lo largo de la costa
De la costa de la distante Tahití?
¿Oh hijo!

        3

La canoa que proveí
En la que mi hijo se embarcó,
El hijo tan amado por mí,
Arrojada en una tierra distante.
¡Oh hijo!

        4

Eres una luna
Que no volverá a alzarce.
Oh hijo, Oh hijo mío,
    Oh hijo!
La fresca brisa del amanecer
    corre sin tí,
¡Oh hijo, Oh hijo mío,
   Oh hijo!




EL ARROJAR AFUERA EL AMOR

El amor por vos que roe dentro de mi pecho,
El arrojarlo progresa ahora,
     arrojo afuera, arrojo afuera,
Que pueda olvidarte para siempre.

El amor ha sido ahora arrancado
    el que alguna vez sentí por vos.

Mi querido, muero
    bajo las olas que barren sobre mí.



  LAMENTO

(Un marido humano se lamenta por una esposa 
que se llevó un marido no-humano.)

Se extiende desde el mar de Putatai-roa,
Oh Te Teperiu, el miedo se extiende lejos,
Porque tú estás muerta.

Oh Te Teperiu, ay,
Mi princesa que partió tan pronto.

¿Qué es esa cosa maligna
Que extiende el miedo hacia lo lejos?

Miedo de un amante cruel,
Ésa es la cosa maligna que causa miedo.

La mano del amante cruel,
Ésa es la cosa cruel que causa miedo.

La sangre derramada por un amante maligno,
Ésa es la causa cruel que
        extiende el miedo a lo lejos.




   TIREN, ARRASTREN

(El poema habla de un pueblo derrotado que apurada-
mente pone su canoa en el agua para escapar del enemigo.)

Tiren, arrastren, empujen,
El peligro está cerca,
Temor de un enemigo,
Así que tiren, arrastren, empujen.

¡Cuál es el viento
     que trae los grandes mares?

El viento del norte es el viento
    que trae las olas enormes.

El viento del noroeste es el viento
     que trae los grandes mares.

El viento del oeste es el viento
      que trae las duras tormentas.



     LAMENTO POR LA VEJEZ

¡Ay! Envejecemos, mi amor,
Los dos.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando los dos éramos chicos
Cuando jugábamos juntos en el mar.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando hacíamos nuestras caminatas juntos
Mientras íbamos creciendo.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando tus pechos eran firmes y redondeados,
Cuando tus pechos pendieron en la maternidad.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando tu pelo flotaba bajando por tu espalda,
Cuando tu cuerpo era fuerte y viril.

Los dos por cierto juntos, mi amor,
Cuando nuestros cuerpos envejecieron y se afinaron,
Como un lenguado descansando en el fondo.

Los dos juntos por cierto, mi amor,
Cuando tan debilitados que nos sentábamos apartados,
Tan débiles que sólo podíamos pasar las horas descansando.

Los dos juntos por cierto, mi amor,
Cuando nuestros tenues ojos miran a los neblinosos cielos,
Cuando la visión falla en ver su esplendor,
Ah, ¿adónde me lleva Dios?



    ME QUEDO SOLO

Mi amor, me quedo solo,
Ah Te Matererea, mi amada,
El olor de la muerte de la amada
     me asalta,
Me quedo solo.

Las olas fluyen sobre vos,
Las olas retroceden,
Las olas alzan tu cuerpo,
Las olas lavan Te Matererea.
Me quedo solo.

Fuiste transportada por 
Las olas de Pua-raghia.
Ahora los dos estamos separados.
Ah mi amor, me quedo solo.
Lavada sobre la playa estaba
       la preciosa de Aiuragi.
Ah mi amor, me quedo solo.



FUENTE

Marjorie Sinclair. The Path of the Ocean. Traditional
Poetry of Polynesia. Univ. of Hawaii Press, 1982.








jueves, 19 de octubre de 2017

EL POETA LITUANO AIDAS MARCENAS

  


  HABLEMOS DE VENGANZA

 ya es una costumbra idiota
 morirse

 voy a morir súbitamente -así ellos
 no tienen tiempo de entender, voy a sacudirme
 sacudirme y sólo -cómo puede ser
 lo vi ayer, estaba lleno
 de planes, quién
 hubiera pensado, o -
 es ridículo, habíamos 
 acordado, sí sí

 o no -moriré lenta
 y dolorosamente, así ven,
 los bastardos, lo que les espera



 UN FORO INTERNACIONAL

 gente inteligente,
 madura, ¿y qué 
 hacen consigo mismos?

 sólo escriben poemas

 y si hacen algo
 útil

 lo hacen simplemente para 
 poder seguir escribiendo poemas

 sólo escribiendo
 poemas, Señor, 
 qué hermoso

 en las alturas

 de tu idiocia



 CRÍTICA DE LA RAZÓN PURA

 la mente, su singular,
 especie única,
 una mente eternamente sonriente

 es habitualmente más filosa por las noches
 mi pura pequeña mente
 si lo pensás de esa manera-
 tengo algo ahí

 mi mente, un molino,
 una mente generando viento
 cuando salgo

 salgo a pasear mi perrito
 con mi perrito cagador
 soy un idiota
 meditando bajo las estrellas



 MI TÍO

 filosofando acerca de la vida
 escribe toda clase de tonterías,
 quiere explicarlo todo- hasta
 el final si empieza este av ovo,
 queriendo caracterizar una espina
 él hablará de la flora
 en la era Paleozoica, horrorizando
 a sus estimados colegas moralistas
 con aventuras sexuales literarias

 y después de la guerra se ganó la vida
 en la farmacia, cantando, ahorrando
 se compró una gallina, cada día

 sin palabras tuvo su
 propio huevo personal



LAS PUERTAS A TRAVÉS DE LAS CUALES PARTE
EL AMOR

 las puertas a través de las cuales parte el amor, las puertas
 al amor son tan chicas,

 las puertas al jardín de frutales demasiado crecidos,

 las verjas,
 cubiertas de oraciones garabateadas, pequeñas verjas

 golpeando las verjas bañadas en oro del cielo,
 ordeñando el temor a la muerte

 con ojos sorprendidos, eternamente jóvenes-
 un pequeño agujero de espiar

 una ventana para mirar afuera en mi vejez,
 para mirar todo lo que aún se mueve,

 una ventana con un geranio



ARS POETICA

 El mundo está llegando a su fin, por lo tanto
 vos tenés que escribir poemas.

 Todos los días, firmemente resuelto,
 como si hicieras un trabajo significativo,
 trabajo que sólo vos entendés,
 trabajo como construir una casa, o
 un barco para tu menguante familia,
 o restaurar un templo sagrado
 para una religión muerta hace rato.

 Tenés que escribir poemas
 hasta los domingos, porque
 el domingo es un feriado y porque tu trabajo
 es como el trabajo de un sacerdote.
 Y, porque el mundo está llegando a su fin día tras día,
 y puede terminar, aún un domingo.

 Por ende, tenés que escribir poemas,
 tenés que construir tu propia casa, aún si
 no va a haber nadie para vivir en ella
 tenés que poner los cimientos pacientemente
 día tras día porque es el fin
 si Dios muere antes que el lenguaje
 y el lenguaje muere antes que el mundo. 



 EL CAJÓN DEL INFIERNO

 en el infierno del cajón, donde
 viejas notas, textos
 que se salvaron del fuego, manuscritos, que
 como todos sabemos, no arden, cartas de amor

 de un gran amor, o, cartas como "sería una buena cosa
 si encontrases un lugar adónde ir, juntaras tus cosas,
 y te mudaras," sufrí

 por todos tus pecados, mierdita


 Aidas Marcénas nació en 1960 en Kaunas, Lituania. Ade-
más de poesía, escribe ensayos y crítica literaria. Estudió en
los Conservatorios del Estado de Lituania, tanto en Vilna co-
mo en Klaipéda. Ha obtenido varios premios literarios y ha 
sido traducido a varias lenguas (ruso, polaco, letón, alemán,
inglés, francés y sueco). Estas dos menciones (premios y tra-
ducciones) parecen ser la medida de los méritos de un escritor
en estos tiempos.
 Actualmente vive en Vilna.

  FUENTE

 Eugenijus Alisanka (Ed.). Six Lithuanian Poets. Arc Publi-
cations, 2008.

 Las versiones al inglés de Mi tío y de Hablemos de venganza,
son de Jonas Zdanys. Las de Las puertas a través de las cuales
parte el amor, así como Ars poetica, Un foro internacional, 
Crítica de la razón pura y El cajón del infierno, son de Laima
Vincè.


martes, 10 de octubre de 2017

"ÉPICA DE LOS CABALLEROS", POESIA TRADICIONAL DE ALBANIA. UN FRAGMENTO




  "La épica de los caballeros" pertenece a las raíces del pue-
blo albanés. Es el orgullo tanto de ese pueblo como de los
vecinos kosovares, una parte de su identidad, podría decirse.
Fue escrito en las tierras altas, y la fecha no está precisada.
Digamos que proviene de la tradición oral, cuyas raíces es-
tán sumergidas en los mismos inicios de su historia.
 En este fragmento, traducido al inglés por Robert Wilton, 
Omero, el hijo de Gjeto Basho Muji y de su esposa Ajkuna,
ha sido asesinado defendiendo un castillo.
 Es necesario aclarar que "Albania" es un nombre adjudica-
do por los extranjeros, debido a la blancura que genera las
grandes nevadas sobre su territorio, la mayor parte del cual
es montañoso. Su nombre es Shqipëri, un nombre originado
en 1433 por una valerosa rebelión contra los conquistadores
turcos, que significa "Tierra de las Águilas".
 El albanés es un pueblo mayormente musulmán, mayormen-
te campesino, muchas veces sometido por vecinos poderosos,
cuya lengua ha sido formalmente codificada hace pocas déca-
das.


 EL LAMENTO DE AJKUNA

 El día ha amanecido pero no da luz,
 el sol se ha elevado pero no da calor.
 ¿Qués está haciendo Gjeto Basho Muji?
 Muji está enterrando a su propio amado hijo...

 Por fin Muji emprendió el solitario sendero a casa,
donde la madre del muchacho le espetó directamente:
¿Nuestro hijo? Mujo, ¿porqué sacudes la cabeza?
 ¿Quieres decir que lo has dejado en el valle verde, muerto?

 Una desgraciada viudez es ahora su camino;
 las estrellas han fijado una vida para ella: la pena.

 Cuando al fin ella arribó al valle verde,
 la madre comenzó a maldecir a la luna:
 -Que tu luz se apague, viejo señor luna,
 que no enviaste una señal, ni una sola,
 al valle verde, para que yo pudiese correr
 para entrar a la tumba junto a mi hijo.

 Cuando ella llegó a la tumba de su hijo,
 vio el haya, de tres siglos de edad,
 las ramas del haya enroscadas sin ton ni son,
 algunas de las más finas derramándose sobre la tumba.

 Para hijo y rama un hermoso lugar;
 una lágrima cae sobre el polvo que ella ama.
 Han dejado de cantar, las palomas de la montaña,
 Han dejado de cantar para escuchar.

 -¿Y no te das cuenta de quién ha venido,
 ingrato y dormido
hermoso hijo mío, oh?

 Un último deseo, hijo:
 deja por una sola vez tu oscurecida prisión,
 sólo una palabra del hijo que yo dí a luz;
 nunca estuviste ausente tanto tiempo antes de hoy...
 Hermoso Omero mío, oh
 ¿es que estás esperando tu caballo?
 Corre a jugar a la iglesia una vez más;
 ve y caza liebres junto al rugido del Shala;
 escala los picos con los fantasmas de los valientes;
 tu pobre madre vigilará tu tumba,
 hermoso hijo mío, oh...


[Es probable que "Shala" sea un río, y seguramente no se tra-
ta de la diosa sumeria del mismo nombre]

FUENTE

 Modern Poetry in Translation. Third Series- Number Thir-
teen. Transplants. Londres, 2010.


jueves, 21 de septiembre de 2017

LAS AMANTES DE DIOS (7): HILDEGARDA DE BINGEN (1098-1179)

  



 Santa Hildegard de Bingen es una de las más famosas
mujeres místicas de Occidente. Fue "dada" a Dios a los
8 años, cuando se la envió a vivir en la comunidad Bene-
dictina de una mujer que se consideraba sagrada, llamada
Jutta. Era la décima hija de sus padres. Desde muy tem-
prana edad experimentó tanto la clarividencia, como visio-
nes de despertar. A los 5 años predijo las señas de un ter-
nero que estaba por nacer. Pronto aprendió a ocultar sus
dones especiales, y recién a los 42 años, cinco después de
haberse convertido en la abadesa del convento en el que se
había convertido la comunidad de Jutta, una voz le ordenó
dar a conocer sus experiencias. En su vejez, Hildegard des-
cribió su campo visual como uno en el que siempre hubo
una luminosidad de fondo en la cual se proyectaban sus
visiones; fenómeno al que denominó "la sombra de la Luz
viviente."

 Su primer libro fue las Scivias, escrito durante diez años,
tiempo en el cual sus visiones fueron refrendadas tanto por
Bernard de Clairvaux como por el Papa Eugenio III. Pronto
se hizo famosa más allá de Alemania, y su consejo era bus-
cado tanto por la gente común como por clérigos y potenta-
dos reinantes de Europa. A los 60, en una actividad sin pre-
cedentes en una mujer, comenzó el primero de cuatro viajes
de predicación, que llevó a cabo a pesar de sus enfermeda-
des durante el resto de su vida. Scivias es la abreviatura de
Scito vito Domini, "Conoce los caminos del Señor".

 Asimismo fue una líder comunitaria y no dejó de partici-
par políticamente, como cuando reprendió al Sagrado Em-
perador Frederico I por respaldar a un falso papa.
 Su obra contiene detalladas descripciones así como pintu-
ras de sus visiones, así como dos extensos tratados de cien-
cia natural, ética, medicina, y cosmología. Los poemas que
siguen provienen de la Sinfonía de la Armonía de las Reve-
laciones Celestiales. Fueron escritas en latín (su latín medie-
val no era completo y sus versiones debían ser corregidas por
dos ayudantes) como parte de la liturgia de las monjas, y eran cantadas con música escrita por la misma Hildegard. Ella se describió a sí misma como "La trompeta de Dios", un instru-
mento, una mensajera del Señor.


 ANTÍFONA PARA LA SABIDURÍA DIVINA

 ¡Sofía!
 tú la de las alas giratorias,
 rodeando envolviendo
 energía de Dios:

 tú aceleras al mundo en tu abrazo.

 Un ala se eleva al cielo
 un ala barre la tierra
 y la tercera vuela a nuestro alrededor.

 ¡Alabanzas a Sofía!
 ¡Que toda la tierra la alabe!



 ANTÍFONA PARA LOS ÁNGELES

 ¡Luz animada! en el borde
 de la Presencia tu anhelo
 arde en la secreta oscuridad,
 oh ángeles, insasiablemente
 hacia la mirada de Dios.

 La perversidad 
 no podría tocar vuestra belleza;
 ustedes son alegría pura.
 Pero vuestro perdido compañero,
 ángel de las alas torcidas
 - él buscó las cimas,
 se hundió en las profundidades de Dios
 y cayó en picada más allá de Adán-
 que un espíritu formado de barro pueda elevarse.







 VERSO DE ALELUYA POR LA VIRGEN

 ¡Aleluya! emergió
 luz de tu intocado
 útero como una flor
 en el costado más lejano
 de la muerte. El árbol-mundo
 está floreciendo. Dos
 reinos se convierten en uno.



 CANTO AL CREADOR

 Tú, la-que-todo-lo-consigue
 Palabra del Padre,
 eres la luz del alba
 primordial sobre las esferas.
 Tú, la que sabe de antemano
 mente de la divinidad,
 previste todos tus trabajos
 como los predijiste,
 tu presciencia escondida
 en el corazón de tu poder,
 tu poder como una rueda alrededor del mundo,
 cuya circulación nunca comenzó
 y nunca se desliza a un final.



 ANTÍFONA PARA EL ESPÍRITU SANTO

 El Espíritu de Dios
 es una vida que confiere vida,
 raíz del árbol-mundo
 y viento en sus ramas.

 Limpiando el pecado,
 ella frota aceite en las heridas.

 Ella es vida reluciente
 atrayendo toda alabanza,
 toda-despertar,
 toda-resurrección.


 (OTRA VERSIÓN DEL MISMO CANTO)

 Espíritu Santo,
 dándole vida a toda vida,
 moviendo a todas las criaturas,
 raíz de todas las cosas,
 lavándolas limpias,
 borrando sus equivocaciones,
 curando sus heridas,
 tú eres nuestra verdadera vida,
 luminosa, maravillosa,
 despertando al corazón
 de su antiguo sueño.


 FUENTES

 Jane Hirshfield. Women in Praise of the Sacred. Harper Pe-
rennial, 1995. Las versiones en inglés son de Barbara New-
man.
 Stephen Mitchell. The Enlightened Heart. An Anthology of
Sacred Poetry. HarperPerennial, 1989. (La versión alternati-
va del último poema).


jueves, 14 de septiembre de 2017

UN POEMA DE LA UCRANIANA OKSANA ZABUZHKO

  


 UNA DEFINICIÓN DE LA POESÍA

 Sé que moriré una muerte difícil-
 Como cualquiera que ama la precisa música de su propio
                                                                                 [cuerpo,
 Que sabe cómo forzarlo a través de los huecos en el miedo
 Como a través del ojo de una aguja,
 Quien baila una vida entera con el cuerpo- cada movimiento
 De los hombros, la espalda, y los muslos
 Resplandeciendo de misterio, como una palabra sánscrita,
 Músculos jugando bajo la piel
 Como peces en una pileta nocturna.
 Gracias, Señor, por darnos cuerpos.
 Cuando yo muera, decile a los techadores
 Que desmonten los techos y el cielo raso
 (Dicen que mi bisabuelo, un brujo, finalmente logró salir de
                                                                        [esa manera).
 Cuando mi cuerpo se ablande por la humedad,
 El alma hinchada, oscura y repleta,
 Se esforzará
 Como una vena azul en un huevo hervido blanco,
 Y el cuerpo ondeará con espasmos,
 Como una frazada que un hombre enfermo se saca de encima
 Porque hace calor,
 Y el alma se alzará para abrirse paso
 Del apretar de la carne, de la maldición de la gravedad-
 El Cosmos
 Por encima del oscuro pozo del cuarto
 Chupará por su tubo galáctico,
 El cielo abriéndose en una abrasadora lluvia de estrellas,
 Y llevará al alma hacia arriba, temblando como una hoja de
                                                                                   [papel-
 Mi joven alma-
 Del color del pasto mojado-
 Hacia la libertad- entonces
 "¡Alto!" grita, escapando,
 Por la cegadora frontera 
 Entre dos mundos-
 Alto, esperá.
 Mi Dios. Por fin.
 Mirá, es de acá que proviene la poesía.

 Dedos encrespándose por la birome,
 Enfriándose, volviéndose no míos.



 (La versión del ucraniano al inglés es de Michael M. Nay-
dan y Askold Melnyczuk)

 Oksana Zabuzhko nació en Kiev el 19 de setiembre de 1960. 
Es licenciada en filosofía de las artes y es académica en el Ins-
tituto de Filosofía de la Academia Ucraniana de Ciencias. 
También se desempeña en la Universidad de Kiev, en el Departamento de Escritura Creativa. Es la escritora más famo-
sa de Ucrania. Su autobiografía se titula Investigación de cam-
po en la Sexualidad Ucraniana. 


FUENTE

Wayne Miller and Kevin Prufer, New European Poets.
Graywolf Press, 2008.