sábado, 10 de octubre de 2015

UN PUÑADO DE POEMAS DEL TARDÍO T'ANG

 Encontré estas traducciones que hice ya hace unos cuan-
tos años. Después buscaré las fuentes. O no. Mejor lanzar-
los, así como el viento arranca pétalos y hojas sin preguntar
a quién le pertenecen.


 HAN YÜ (768-824)



 UN ÁRBOL MARCHITO

Ni un vástago ni una hoja del viejo árbol.
El viento y la helada ya no lo dañarán.
Un hombre podía atravesar el agujero de su panza,
las hormigas se arrastran buscando bajo sus despegadas
                                                                         [cortezas.
Su único huésped, el hongo que muere en una mañana.
Los pájaros ya no lo visitan al atardecer.
Pero su madera aún puede chispear yesca.
Aún no es su deseo ser el corazón del vacío.


["El corazón del vacío", es tanto el hueco en el interior
del árbol como el ideal budista de la mente liberada de lo
ilusorio de un cuerpo material. Leía en estos días "Vacío
y plenitud", de Francois Cheng, que se proclama discípulo
de Lacan, que se proclama discípulo de Cheng, que la no-
ción de vacío es absolutamente fundamental en las filoso-
fías chinas derivadas del Libro de las mutaciones.]

 HAN YÜ

 ANOCHECER: PARA CHANG CHI Y CHOU KUANG

La luz del sol se hace más fina, el paisaje se vacía:
De regreso de un paseo, yazgo bajo los aleros del frente.
Las nubes de buen tiempo como lanilla rasgada
Y la luna nueva como la hoz afilada.
Un goce por los campos y los páramos se agita en mí.
La ambición de las túnicas oficiales hace rato que se ha
                                               [convertido en repugnancia.
Mientras viva, ¿tomaré nuevamente tu mano
Suspirando porque pronto se acabarán nuestros años?


TU MU (803-852)



 POEMA DE DESPEDIDA

La pasión demasiado profunda no se parece a nada.
Mientras bebemos, nada se muestra excepto la sonrisa
                                                                  [que no vendrá.
Las velas de cera sienten, sufren en las despedidas:
Sus lágrimas gotean por nosotros hasta que el cielo se aclara.


VIAJANDO EN LAS MONTAÑAS

En lo alto de las heladas montañas el sendero de piedra
                                                                               [decliva:
Donde nacen las nubes blancas has casas de personas.
Detén el carro, siéntate y disfruta de la llegada de la noche
                                                             [en el bosque de arces;
Las escarchadas hojas están más rojas que las flores del se-
                                                                            [gundo mes.

                            Fragmento de escritura de Tu Mu


EL FRÍO DEL NORTE

El cielo brilla, un lado negro y tres lados púrpura.
El hielo del Río Amarillo se cierra, peces y dragones mueren.
Cortezas de tres pulgadas de espesor se parten a través del
                                                                                     [grano.
Carros de doscientos kilos de peso montan el agua del río.
Flores de escarcha sobre le pasto, grandes como monedas.
Blandientes espadas no atravesarán el cielo neblinoso,
Rompiéndose estrepitosamente el hielo vuela en los arremo-
                                                                        [linados mares,
Y las cascadas cuelgan insonoras en las montañas, arco iris
                                                                                    [de jade.


LI SHANG YIN (813-858)



(Chang O robó la hierba de la inmortalidad y huyó a la luna.
Porque la luna es blanca, se la denomina 'la Belleza Blanca'.
'En el tercer mes de otoño, la Doncella oscura emerge para
enviar la escarcha y la nieve'. De Tu Fu, 'Los despojos del
otoño, N° 4'.)

CH'ANG O

La lámpara brilla profunda en la pantalla de mica.
El largo río desciende lentamente, la estrella de la mañana
                                                                              [se ahoga.
¿Está arrepentida Ch'ang O de haberse robado la hierba má-
                                                                                       [gica,
Entre el cielo azul y el océano esmeralda, pensando noche
tras noche?


LUNA ESCARCHADA

Primeros llamados de los gansos migrantes, no quedan ciga-
                                                                                         [rras.
Al sur de esta torre de treinta metros el agua corre derecho al
                                                                                        [cielo.
La Doncella Oscura y la Belleza Blanca resisten juntas el frío,
Rivales en elegancia entre la escarcha de la luna.


            

No hay comentarios: