domingo, 5 de febrero de 2012

POEMAS FECHADOS DE PRIMO LEVI



Primo Levi nació en Turín, en 1919. Fue capturado como
partisano en 1944 y enviado al campo de Buna-Monowitz,
en Polonia, una subsidiaria de Auschwitz, en la que el en-
tonces químico italiano trabajó durante todo su confinamien-
to. No hace mucho leí un reportaje en el que relataba ciertos
hechos de esa época terrible de su vida. Le preguntaron có-
mo había logrado sobrevivir, y respondió que en parte fue
debido a la suerte, en parte a su condición de químico, como
una aptitud para el trabajo y también a su conocimiento de
la lengua alemana, ya que no conocer la lengua en la que se
les hablaba les costó caro a muchos detenidos.
Además contó esta historia: "Tenía un compañero con el que
hablábamos. Habíamos pactado enfrentar siempre la verdad,
ya que veíamos que muchos a nuestro alrededor encontraban
cierto alivio en la negación de la misma. Por la mañana, cuan-
do se hacía el recuento, solían faltar varios ex compañeros. Mi
amigo y yo sabíamos porqué era, pero otros prisioneros prefe-
rían creer que tal vez habían sido transportados a otra parte.
Nos atuvimos a la verdad, pero una mañana resultó que uno de
los faltantes a las filas era el padre de mi amigo. ¡Cuál no se-
ría mi sorpresa cuando me espetó: "Tal vez lo han trasladado!"

El campo fue liberado por los rusos en 1945.
Levi trabajó en su profesión hasta el año 1977 en el que deci-
dió dedicarse plenamente a la escritura.

Su "Trilogía de Auschwitz" es uno de los testimonios más im-
portantes de esa tragedia equívocamente llamada "Holocausto".

Murió en Turín el 11 de abril de 1987.

Escribió dos libros de poemas: "Shemá" y "A una hora incier-
ta". "Shemá" significa "¡Escucha!", en hebreo. Es la primera
palabra de una plegaria fundamental del Judaísmo, en la cual
se afirma la unidad de Dios.
La poesía de Primo Levi está, como el resto de su obra, marca-
da por las experiencias del campo de concentración y de sus
años posteriores. Una de sus más notorias características, en
mi opinión, es que relaciona las palabras bíblicas con los co-
nocimientos científicos, para relanzar ciertas preguntas a la
humanidad.


LAS ESTRELLAS NEGRAS

No permitas que nadie vuelva a cantar del amor o de la guerra.

El orden del cual el cosmos tomó su nombre ha sido disuelto;
Las legiones celestiales -ciegas, violentas y extrañas- nos
                                                                                         asaltan.
El cielo está salpicado de horribles soles muertos,
De densos sedimentos de átomos mutilados.
Sólo una desesperada pesadez emana de ellos.
No energía, no mensajes, no partículas, no luz.
La luz misma vuelve a caer, quebrada por su propio peso,
Y todos nosotros semilla humana, vivimos y morimos por nada,
Los cielos se revuelven perpetuamente en vano.

30 de Noviembre de 1974. (Diez días después del nacimiento
de mi hijo Darshan.)


VIA CIGNA

No existe una calle más ruin y gastada en toda esta ciudad.
Niebla y noche; sombras en la vereda
Cruzadas por el brillo de las luces de tránsito
Como si estuviese tapizada con nada, coágulos
De nada, realmente nuestras contrapartes.
Tal vez el sol ya no exista.
Tal vez vaya a estar oscuro para siempre. Sin embargo
Otras noches las Pléyades sonreían.
Tal vez esta es la eternidad que nos espera:
No el pecho amoroso del padre, sino embrague,
Freno, embrague, pasando a más baja velocidad,
Tal vez la eternidad sea luces de tránsito.
Tal vez era mejor malgastar la vida
En una breve noche, como un zángano.

2 de Febrero de 1973. Via Cigna es una calle central de Turín.


EN EL COMIENZO

Compadres humanos, para quienes un año es mucho tiempo,
Un siglo una meta venerable,
Luchando por su pan,
Cansado, irritable, engañado, enfermo, perdido:
Escuchen, y que sea a la vez burla y consuelo.
Veinte billones de años antes de ahora,
Había una bola en llamas, solitaria, eterna,
Nuestro padre común y nuestro verdugo.
Entonces explotó, y todos los cambios comenzaron.
Aún hoy el fino eco de esta única catastrófica reversión
resuena en los más lejanos ámbitos.
De ese único espasmo nació todo:
El mismo abismo que nos envuelve y desafía,
El mismo tiempo que desova y nos derrota,
Todo lo que cualquiera haya pensado nunca,
Los ojos de cada mujer que hemos amado,
Soles de a miles
Y esta mano que escribe.

13 de agosto de 1970


ATARDECER EN FOSSOLI

Sé lo que significa no regresar.
A través del alambre de púas
He visto al sol descender y morir.
Sentí las palabras del viejo poeta
Rasgándome la carne:
'Los soles pueden descender y regresar.
Para nosotros, cuando la breve luz se gasta,
Hay una interminable noche para ser dormida'.

7 de febrero de 1946
Fossoli, cerca de Carpo, era la ubicación de un campo de
distribución de prisioneros. Desde allí salían los deportados
hacia los Lager.


BUNA

Pies desgarrados y tierra maldecida,
La larga línea en la mañana gris.
Buna humea a través de mil chimeneas,
Un día como cualquier otro nos aguarda.
Los silbatos terribles al amanecer:
"Eh, ustedes, multitudes con rostros muertos,
En el monótono horror del barro
Otro día de sufrimiento está naciendo".
Cansado companero, te veo en mi corazón.
Leo tus ojos, triste amigo.
En tu pecho cargas frío, hambre, nada.
Has roto lo que quedaba de coraje dentro tuyo.
Ser incoloro, tú eras un hombre fuerte,
Una mujer caminaba a tu lado.
Vacío compañero que ya no posee un nombre,
Abandonado hombre que ya no puede llorar,,
Tan pobre que ya no penas,
Tan cansado que ya no temes.
Desgastado hombre que alguna vez fue fuerte.
Si volviéramos a encontrarnos
Allá arriba en el mundo, dulce más allá del sol,
¿Con qué clase de cara podríamos mirarnos el uno al otro?

28 de diciembre de 1945

No hay comentarios: