lunes, 3 de enero de 2011

POEMAS DEL SÁNSCRITO

Cuando hablamos de la poesía sánscrita clásica, nos referi-
mos a la poesía -lo que los hindúes llaman kavya- escrita en
el Período Clásico, entre 300 y 1200 d.C. La palabra 'Sáns-
crito' significaba originalmente "refinado" o "perfeccionado",
porque eso es lo que le sucedió a la lengua que se hablaba
en el Norte de la India, a partir del 500 a.C. Los grandes gra-
máticos (sí, con "g" y no con "d"), especialmente Panini (¿s.
IV a.C.?) y Patanjali (s. II a.C.) establecieron las reglas de
esta lengua, que en ese sentido (el gramático) no han sufrido
cambio alguno desde entonces.
Han existido numerosas antologías de la Época Clásica, com-
piladas a partir del siglo XI. Las más conocidas son:
Subhasita-ratna-kosa "Un tesoro de finos versos" (s. XI)
Subhasitavali "Un collar de finos versos" (s.XII)
y Padhati  "Manual" o "Antología" (s.XIV)

La palabra sánscrita para esta clase de versos es, como
puede verse, subhasita, literalmente, "aquello que está bien
dicho". En otras palabras, que contiene mérito literario.
No todo lo que en sánscrito se denomina kavya es en verdad
poético. Abundan los versos didácticos, relacionados con la
filosofía, el ritual y hasta la medicina y la astronomía.

El sánscrito es una lengua muy inflectiva. Más elaboradamente
inflectiva que el latín o el griego. Esa característica produce
infinitas variaciones del orden de las palabras, sin afectar el
sentido. Otro rasgo: el sánscrito produce palabras compuestas,
como ésas que aparecen en el alemán y, en menor medida, en
el inglés. La oración se  puede tornar monolítica.
El sánscrito es una lengua que se puede considerar 'artificial'.
Lo es en el mismo sentido que el latín medieval, como lenguas
segundas, aprendidas después de una lengua natural, de acuer-
do a las reglas. Quiere decir que sólo aquellos hindúes que per-
tenecían al sacerdocio o a la nobleza o que se dedicaban a
ciertos estudios (médicos, astrológicos) accedían a aprender
el sánscrito.
Finalmente diremos, en esta brevísima introducción, que el
rasgo principal del sánscrito es su inmenso vocabulario. La
cantidad de sinónimos es interminable. Eso hace que la
distinción entre palabras poéticas y palabras factuales no
siempre sea sostenible. De ahí el comentario de Cioran:
"El día en que leí la lista de casi todas las palabras de que
dispone el sánscrito para designar lo absoluto, comprendí
que me había equivocado de camino, de país y de idioma."

Hay un término sánscrito, sobre el que René Daumal escri-
bió un bello librito, que es rasa. Algunos dicen que es el
término que nosotros permutaríamos por "poética", pero
hay quienes creen que debe traducirse como "estado de
ánimo". Los hindúes que han pensado en la poética, están
divididos entre aquellos que creen que los "estados de ánimo"
constituyen el alma de la poesía y aquellos que piensan que
ese efecto lo produce sobre todo la "sugestión". Los hindúes
han caracterizado 9 "estados de ánimo" (algunos los llaman
también "sentimientos") básicos, que a su vez tienen infinitas
ramificaciones. Aún siendo de origen un 'hindú' del sur (nació
en Sri Lanka), Michael Ondaatje -sus padres eran de origen
holandés- ha dedicado toda una sección de su notable libro
de poemas titulado "Escrito a mano" a  'Los nueve sentimien-
tos'. Daré dos ejemplos solamente: sambhoga-srngara o el-
amor-disfrutado y vipralamba-srngara o el-amor-en separa-
ción.

Una sola cosa más, antes de pasar a los poemas: sólo en algunos pocos casos es posible adscribir fechas a los autores. En su gran
mayoría son una parte del río de las Antologías, apenas distin-
guidos de los otros por un nombre.

***

Deja que mis ojos, temblando,
se aparten cuando él me vea;
deja que el pobre cinto caiga
y el corpiño se rompa por el palpitar de mi pecho.
Aún así, no he de volver a hablarle
a mi prometido que es falso;
esto es, salvo que mi corazón
estallase dentro mío a causa de mi silencio.

AMARÜKA

Este es el país de los Vindhyas,
con sus varas de bambú verdes como las alas de los loros
y sus árboles rotos por los colmillos de elefantes jugando;
donde en las enramadas junto a los arroyos
el viento dispersa las gotas de sudor
reunidas en las mejillas de las jóvenes de las montañas
que se ejercitan en el amor.

DAKSA

Una vez más está turbada, luego vuelve a reir;
Está cansada, luego vuelve a ocuparse de lo que hacía.
Con un adorno en la frente mojada de transpiración
Y rulos del pelo cayendo más allá de las cejas,
¡Qué atractivo es su rostro cuando cambia de papel en el amor!

SURABHI


Después de la lluvia surge una suave brisa
mientras que el cielo se encuentra cubierto de nubes;
uno ve el horizonte de pronto en un destello del relámpago:
la luna, las estrellas y los planetas dormidos;
un impetuosa escencia brota de las kadambas mojadas de lluvia
y el sonido de los sapos se extiende en la total oscuridad.
¿Cómo puede el amante solitario atravesar estas noches?

YOGESVARA (700-800 d.C.)


Cien veces se besan, y luego
Mil veces se abrazan,
Y se detienen sólo para recomenzar:
Y no hay tautología en ese caso.

BHARTRHARI (400 d.C.)


Rápido, en secreto,
Protegiendo a la muchacha
Cuyo amante ha abandonado,
Los amigos
Recortan los capullos
que van apareciendo
en el jardín.

RAJASHHEKHARA


Tan sólo
Las turgentes aguas
Del río Godavari
Y las noches y
Medianoches de lluvia
Han visto
Su buena suerte
Y mi poco femenino
Atrevimiento.

MAKARADHAVAJA


Un pellizco de sueño,
La invención de un prestidigitador,
Hacerle el amor a ella
Dura el pestañeo de un instante,
Después, desilusión.
Cien veces
Me digo esto a mí mismo
Pero aún así no logro olvidar
Esos ojos de antílope.

DHARMAKIRTI (700 d.C.)


Mi amada, si tú me amas verdaderamente,
¿Para qué me sirven los goces del cielo?
Pero si tú no me amas verdaderamente,
¿Para qué me sirven los goces del cielo?

SUDRAKA


Por la mañana sus amigas
le exigen detalles
de la noche anterior.
Ella desvía el rostro-
un capullo sin abrir no da perfume.
Pero mientras ornamentan
sus pechos con trazos
de almizcle y azafrán,
temblores involuntarios
exponen los inadvertidos arañazos.

MURARI (800-900 d.C.)


"Recuérdame",
pero es algo que no puedo hacer:
el corazón que debiera recordarte
se va contigo.

BHARTRHARI (400 d.C.)


La lluvia sesga contínua
a través del bosque de palmeras
Ceñido por la noche.
Ocultos por inmensas frondas
Los elefantes
Con los ojos a medias abiertos,
Con las trompas izadas sobre la punta de sus colmillos
Escuchan el initerrumpido
Aguacero.

HASTIPAKA


Llorando
Ella apila
Las últimas flores
De madhuka-
Duele mirarlas-
Como si
recogiera huesos
De la tierra incendiada.

SHRIBALA


El oro de la poesía
Se funde y refina
El habla de
Los hombres irreflexivos.
Vayamos
alegremente entre ellos
Con mente serena.

VARAHAMIHIRA


Vírgenes ojos de gacela, difíciles de hallar,
Caballos de noble linaje,
Y parásitos que desoyen
Palabras de desprecio, y bardos para cantar
Su miserable alabanza: a todos estos un rey
Compra costosamente, y vacía su tesoro.

YASOVARMAN


Nubes oscuras
Montan las direcciones,
El cielo parece arrojado
Con llama y vapor.
La tierra oscura
Empuja flores blancas
Fuera del enredado pasto.
Tiempo de
Estar juntos,
Hablar, comer, hacer el amor.
Aquella cuyo amante
La ha dejado
Va al pabellón
De la Muerte.

VIDYA


El año pasado y cada
Año antes,
El canto de los pájaros y el aroma del viento
Descendían volando desde las
Colinas kerala.
Pero inquieto, dsencajado,
Mis talentos, amigo,
Jamás han estado
Tan distraídos como este año.

UTPALARAJA


Los críticos se burlan
De mi trabajo
Y declaran su desdén.
Sin duda poseen
Su propio pequeño saber.
Nada escribo para ellos.
Pero a causa de que el tiempo
Es interminable y nuestro planeta
Vasto, escribo estos
Poemas para una persona
Que nacerá un día
Con mi clase de corazón.

BHAVABHUTI (725 d.C.)


El destino es un cruel
Y experto alfarero,
Amigo mío. Torneando
Enérgicamente el disco
De la ansiedad, alza la desdicha
Como una herramienta cortante.
Ahora, habiendo amasado mi corazón
Como un bollo de arcilla,
Lo coloca sobre su
Disco y lo hace girar.
Lo que intenta lograr
No lo sé.

VIDYA

BIBLIOGRAFÍA (DEL INGLÉS)
Daniel INGALLS: Sanskrit Poetry from Vidyakara's Treasury , Harvard Univ. Press, 1965.
Andrew SCHELLING: Droping the Bow. Poems from Ancient India. Broken Moon Press, 1991.
John BROUGH: Poems from the Sanskrit. Penguin Books, 1968.
W.S. MERWIN/ J. MOUSSAIEFF MASSON: The Peacock's Egg. Love Poems from Ancient India. North Point Press, 1981.
Barbara S. MILLER: Bhartrihari: Poems. Columbia Univ. Press, 1967.
Rene DAUMAL. Rasa. New Directions, 1982.

1 comentario:

maria del carmen nazer dijo...

Maravillosos. estremecedores poemas.