miércoles, 28 de diciembre de 2011

UNA SERIE DE OBSERVACCIONES

A punto estaba
de decir
"todo es una cuestión de sensaciones"

Reliquias
de la memoria
que despiertan
y se propagan

Así como sale, airoso, el nadador del agua

Abren los pestillos del sueño de alguien
y asoman la cabeza
en esa otra luz,
en ese otro tiempo,
que intentan, enseguida, absorberla

Quién te dice que este cielo abierto
es también imaginario

Entonaciones que cobra de repente
su memoria,
corriendo enloquecida como rollo
o reel
que sobregira

Años sin oir el murmullo del mar
¿puede atribuírseles
alguna especie
poco conocida
de desdicha?
¿De querer saltar de adentro de uno mismo
por una pequeña y altísima ventana?

Cada cuaderno una ciudad en construcción
construcciones irregulares
todas sin terminar

En su idioma las palabras-tornillo
no se dicen, se incrustan
Para ellas todas son cortezas blandas o duras
viven atormentillándose

O en un idioma como si se dijera:
todo estaba escrito con semillas
Si se las alumbra
se les ve respirar la válvula

Idiomas: ¡muy incómodos!
Algunas palabras tienen como diez botones

El escamado de esas calles
que se dirigían de cabeza al mar

Enrabio como otros se embriagan
Sin radio, los rayos giran
a despropósito
en la anarquía de los sentimientos

Lleno de pensamientos-plaga

¡Alas, viento!

Flores servidas
a la lágrima

La ciudad de los heridos,
me dí cuenta recién, ahorita,
se llamaba Puchkó

A veces sopla el viento
y rugen las ocultas hogueras
en el corazón

Algunos se enfrentaron con su destino

Tijereta sin sentido
de ese pájaro

Miradas que hablan
La suya susurra

No hay comentarios: