lunes, 12 de diciembre de 2011

DIEZ COMPOSICIONES POÉTICAS

I. INFANCIA

Quiero saber de quién
es mi pasado (1)
¡También de tí siento nostalgia,
oh santa infancia mía!(2)
¿Haber tenido una infancia,
no es mucho ya?
Nadie podrá arrancarla de mí.(3)
También la infancia estaría
en cierto modo por hacerse,
si no se la quiere considerar
perdida definitivamente.(4)
Y el niño
se acuerda
de una gran
desorden claro.(5)
¿O todo ha sido
la memoria de nadie?(6)


II. VER

Puedes ver la brisa de la mañana
soplando en los pelos
de la oruga (7)
Amo el día en nuestros ojos
lo invisible en estas flores (8)
Porque yo soy del tamaño
de lo que veo y no del tamaño
de mi estatura (9)
Las manos quieren ver
los ojos quieren acariciar (10)
Nunca volveré a ver
este alto prado verde, cubierto
de grandes árboles negros (11)


III. SOLEDAD

En la soledad el solitario
se roe el corazón;
en la multitud es la muchedumbre
quien se lo roe.
¡Elegid! (12)
¿Mejor soportar la angustia
que la compañía? (13)
... una existencia que escape al destino (14)
La soledad me desola
la compañía me oprime (15)
El instante en que uno
se pertenece a sí mismo (16)
Decide no hacer nada
que fuese indiferente al alma (17)
Permaneciendo así, tan inactivo,
uno advierte de repente qué fatigoso
puede ser existir. (18)


IV. UNA EPIFANÍA

Cierro los ojos y mi cuerpo,
entre la yerba, permanece
enteramente al exterior
de quien cierra los ojos (19)
Paisajes como cubrirse
con una manta la cabeza (20)
La vida es un largo
aprendizaje musical
del silencio (21)
Mi corazón sereno:
flor de durazno
que arrastra la corriente (22)
Escucha, tonto,
el sonido de tu deseo (23)
Aquel que sueña
se mezcla con el aire (24)


V. SER

No se puede escapar
a sí mismo (25)
El hombre es la criatura
que no puede salirse de sí misma (26)
Arrancarme de mí mismo...
Pero -me pregunto-
¿Cómo? (27)
Qué es este espacio
que somos
una idea fija
una leyenda infantil (28)
Bebe, duerme, muere,
es preciso librarse de sí mismo
de una ú otra manera (29)
Llega un momento
en que la vida de todo hombre
es una derrota aceptada (30)
Nada somos
que valga,
lo somos
pero en vano (31)


VI. LA NOCHE, EL DÍA

Vivimos gracias a la hipótesis
de que los problemas son insolubles de noche
y solubles de día (32)
El día te engaña
pero la noche no tiene decorado (33)
Siempre nuevo es lo malo.
Siempre joven el dolor
y el terror virgen siempre (34)
Vivo únicamente porque puedo morir
cuando quiera: sin la idea
del suicidio, hace tiempo
que me hubiese matado (35)
Mi sensación de inmortalidad:
no seré inmortal,
fui inmortal a veces (36)
Como todos los soñadores,
confundí el desencanto con la verdad (37)
Toda la noche el mismo
sonido,
la caída de las camelias blancas (38)
¿Y la lujuria
de no tener
ya
esperanza? (39)



VII. LA VIDA

Todo el secreto de la vida
se reduce a esto: no tiene sentido;
pero todos y cada uno de nosotros
le encontramos uno... (40)
Aprender es ser joven
aunque se sea viejo (41)
El hecho lamentable
es que arribamos improvisados
y partimos sin la oportunidad
de practicar (42)
Era demasiado tarde pero hasta ahora
no lo había sabido. Su vida
no había sido aquel ensayo
para otra vida
que creía haber vivido:
había sido la única posible,
la única concebible. (43)
La edad convierte
en una trampa de hierro
la vida del hombre (44)
Me sostengo gracias a la convicción
de que no es posible
no volver a encontrar mi terreno y,
en efecto, un día,
tarde o temprano,
aparecerá. (45)
Tengo la sensación
de que vendrá algo
que volverá a despertar todo
un poco a la vida (46)


VIII. TIEMPOS

El luchador, a la vejez
cuenta a su mujer
el combate que no debió perder (47)
Miro hacia atrás y suspiro;
miro hacia adelante y suspiro.
¿Hay algo sólido en la vaporosa gloria de la vida? (48)
Puede que viva hasta extrañar
este tiempo
en el que estoy tan infeliz,
y recordarlo tiernamente.(49)
Qué feliz sería si pudiera
olvidar de recordar
lo triste que estoy (50)
¡Qué insípido hubiera sido ser feliz! (51)
La vida fluctuante,diferente,
termina por educarnos en lo humano.
¡Pobre gente! ¡Pobre gente toda la gente! (52)


IX. SENSACIONES

Cuántos océanos de luz
tiemblan inadvertidos por el mundo (53)
Es extraordinaria la cantidad de cosas
que nos han enseñado a no comprender (54)
Nunca en mis sueños un amigo me nombra (55)
Urracas devoran orugas de primavera (56)
Qué fácilmente la granadina efervescente
se mete en la nariz
cuando uno ríe (57)
¡Qué hermosa me parecería esta vida
si en lugar de vivirla la mirara vivir! (58)
Si hubiera por lo menos
sin que se la pudiera alcanzar
una bella pradera
hacia donde ir (59)



X. LO INASIBLE

Los sueños, como los olores,
rehúsan entregar
a la palabra
su más íntimo ser (60)
Perdidos
los que se asen
de lo inasible (61)
Hace tanto
que entendí
que mi destino
es abrazar
sombras (62)
¿Qué podemos
amar
que no sea
una sombra? (63)
Las almas olfatean
lo invisible (64)
Yo tenía un vicio:
querer expresar lo impalpable
de una sugestión (65)
Yo podría
tocar el alma. (66)





(1) J.L. Borges; (2) W. Gombrowicz; (3) C. Lispector; (4) R.M. Rilke; (5) G. Schehadè;
(6) P. Lastra

(7) Buson; (8) E. Lindegren; (9) F. Pessoa; (10) J. von Goethe; (11) V. Segalen;

(12) F. Nietzsche; (13) P. Handke; (14) G. Pommier; (15) F. Pessoa; (16) V. Segalen;
(17) R. Musil; (18) R. Walser,

(19) F. Pessoa; (20) H. Michaux; (21) A. Pizarnik; (22) Li Po; (23) M. Lowry;
(24) G. Schehadè;

(25) S. Freud; (26) M. Proust; (27) W. Gombrowicz; (28) A. Pizarnik; (29) O.W. Milosz;
(30) M. Yourcenar; (31) F. Pessoa;

(32) T. Bernhard; (33) J. Grenier; (34) P. Valery: (35) E. Cioran; (36) P. Handke;
(37) J.P. Sartre; (38) Rankô; (39) F. Pessoa;

(40) C. Lispector; (41) Esquilo; (42) W. Symborska; (43) P. Bowles; (44) T. Bernhard;
(45) H. Michaux; (46) T. Bernhard;

(47) Busson; (48) Li Po; (49) F. no Kiyosuki; (50) E. Dickinson; (51) M. Yourcenar;
(52) F. Pessoa;

(53) H. Michaux; (54) O. Wilde; (55) V. Hugo; (56) A. Laiseca; (57) F. Kafka;
(58) J. Renard; (59) P. Reverdy;

(60) I. Dinesen; (61) O. Elytis; (62) C. Pavese; (63) A. Pizarnik;  (64) Heráclito;
(65) F. Picabia; (66) J. Fijman


ENLACE

1 comentario:

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Me encanta tu honestidad...

Un saludo grande desde Colombia, en una ciudad primaveral Medellín