martes, 9 de agosto de 2011

MAS TEXTOS DE LOS INDIOS DE AMERICA DEL NORTE

                                   Hollow Horn Bear (Brulé Sioux)


 Durante el siglo XIX varios de los etnólogos más importan-
tes del planeta recorrieron los territorios al Norte del Río
Grande, recogiendo testimonios de las culturas indígenas
preservadas a pesar de los esfuerzos del Gobierno de los
Estados Unidos por destruir sus culturas. La Danza del Sol,
por ejemplo, prohibida por las autoridades, se siguió llevando
a cabo en secreto, así como las tradiciones, los cantos y el
mismo modo de vida tribal. La visión del mundo de los inte-
grantes de esas seiscientas tribus contiene muchos elementos
en común, mas allá de las diferencias notables en otros aspec-
tos. Llamo "visión del mundo" a la relación del individuo (su-
jeto) con su sociedad y con el mundo (naturaleza).
Una de las diferencias entre la colonización española y la an-
gloamericana es que los primeros cristianizaron e "integraron"
(es un decir...) a los indios y los anglófilos los segregaron en
reservaciones, sin mezclarse. Esta práctica trajo diversos efec-
tos, como la mayor preservación de sus lenguas y rasgos cul-
turales (de ahí las excursiones de antropólogos, lingüistas, et-
nólogos y artistas a esos pueblos), así como graves problemas 
de segregación (la prohibición de dejar las reservas para traba-
jar, el alcoholismo como enfermedad social de pueblos ociosos, 
etc.). Actualmente la Reserva Navajo (la única que he visita-
do) tiene una población de más de 200.000 personas, una cifra mayor de indios navajos que la existente en tiempos de la con-
quista. 
Pero no todas las tribus tuvieron la misma suerte de los Navajo, cuyas desérticas tierras -razón por la que fueron derivados a 
ellas- resultaron ser ricas en petróleo. (Y tienen abogados in-
dios que hacen valer ahora los tramposos tratados de aquellos
tiempos.) Muchas tribus fueron barridas del planeta. Los gran-
des guerreros de la Confederación de Naciones en la zona de
los Grandes Lagos se han convertido en los elegidos para cons-
truir rascacielos, debido a su ausencia congénita de vértigo.
Todo cambia. Pero las canciones y las palabras testimoniales
de estos hombres-de-la tierra, siguen resonando.


En "Cambio de Mundos" agrupé las traducciones tanto de los
cantos y los mitos tradicionales, como los testimonios del ca-
tastrófico 'choque de civilizaciones' con los conquistadores
blancos.
Esta agrupación de textos extiende la ya publicada en este
espacio con el título del libro aún inédito. Debería nombrarse
una nueva categoría para los libros inéditos, dividiéndolos en-
tre aquellos que aún esperan su publicación y los que ya han
desistido de ese propósito.
Todos estos textos pueden leerse como escritos con aguas de
arroyos. Lo cual puede inducir al error de que 'el mundo in-
dio' es simple. Lo que sí caracteriza a ese mundo -perdido,
aunque muchos miembros de su 'raza' sostengan la lengua y
lo que heredaran de sus culturas- es una co-herencia concep-
tual y social. Sus núcleos de creencias y sus códigos éticos,
así como la profunda relación con la naturaleza son más cerra-
dos que los pertenecientes a otras culturas. 
Pero si el grado de complejidad de la 'mente' de un pueblo es-
tuviese dado por cómo sus estructuras lingüísticas determinan
lo que un miembro de esa cultura percibe de su universo y có-
mo lo piensa; si esas estructuras lingüísticas inconscientes per-
miten grados elevados de relación entre la fonética y la llama-
da 'música interna del significado', entonces las culturas indí-
genas de América representan una variedad asombrosamente
rica y diversa de cultura.
Como cita George Steiner en "Después de Babel" (el libro que
más me ha gustado de este pensador), "Lévi-Strauss aprobaría
totalmente la afirmación de Whorf [Benjamin Lee Whorf] se-
gún la cual
"en muchas lenguas amerindias y africanas abundan las discriminaciones finamente
elaboradas y lógicas, los matices para expresar causa, acción, resultado, cualidad 
dinámica o energética, inmediatez de la experiencia, etc., facetas todas de la fun-
ción conceptual y que constituyen en realidad la quintaescencia de lo racional.
Desde este punto de vista, aventajan con mucho a las lenguas europeas."

Según Whorf, agrega Steiner, 'el armazón metafísico que infor-
ma la sintaxis Hopi [una tribu sedentaria del sudoeste de los
E.E.U.U.] es mucho más apropiado para captar la imagen del
mundo que el que propone la ciencia moderna.' (Whorf: "El
aspecto de contraste de la lengua Hopi... obliga prácticamente
al pueblo Hopi, al ser obligatorio por la forma de sus verbos,
a percibir y observar los fenómenos vibratorios, animándolos
además a encontrar nombres y clasificar esta clase de fenóme-
nos".) En otras palabras, habremos de leer algo en apariencia
transparente, pero que en realidad está pleno de misterio.
Formulada esta 'advertencia', los invito al lenguaje de los arro-
yos, de los árboles, del viento.
                                  Indio Hopi




LA COSTUMBRE DE BEBER AGUA (Indios BUNGI)
En los tiempos antiguos ningún Bungi bebía jamás agua sin
antes dirigirse al agua en términos de relación, diciendo: "De-
seo beber a mi madre" (O padre, o cualesquiera relación es-
tuviesen pensando). Esto era para conciliar el manitú del agua.


PALABRAS DE TATANGA MANI (Cacique ASSINIBOINE)
Ustedes los blancos asumieron que nosotros éramos salvajes. 
No entendieron nuestras plegarias. No intentaron entender.
Cuando cantamos nuestras alabanzas al sol o a la luna o al

viento, ustedes dijeron que estábamos adorando ídolos. Sin
entender, nos condenaron como almas perdidas sólo porque 
nuestra forma de culto era diferente de la suya...


CANCIÓN DE UN GUERRERO (Indios CROW)
Eternos son los cielos y la tierra;
Los ancianos lo pasan mal.
No hay que temer.


ENCANTAMIENTOS (Indios CROW)
1. 
Durante la primavera, cuando nos acostamos bajo los jóve-
nes cerezos, con el pasto bien verde y el sol calentando un
poco, tenemos ganas de dormir, ¿no es cierto?
2.
En otoño, cuando hay una pequeña brisa y yacemos en algún
refugio, oyendo cómo las hierbas secas se frotan unas con
otras, generalmente nos adviene una cierta modorra, ¿no es
cierto?
3.
Durante el día, mientras la llovizna golpea nuestro albergue y nosotros yacemos calentando la suela de los pies, nos queda-
mos dormidos, ¿no es cierto?
4.
A la noche, cuando nos acostamos escuchando cómo susurra
el viento a través de los blanqueados árboles, no sabemos có-
mo hacemos para dormirnos, pero nos dormimos, ¿no es cier-
to?
5.
Habiendo buscado un hueco entre los más gruesos pinos, ha-
cemos un campamento nuevo allí. El viento sopla sobre noso-
tros, y, algo cansados, nos acostamos y seguimos escuchando
a los susurrantes pinos hasta quedarnos dormidos.




PALABRAS MÁGICAS PARA SENTIRSE MEJOR (ESQUI-
MALES)

Gaviota
que agita las alas
sobre mi cabeza
en el aire azul,


Tú gaviota allá arriba
zambúllete hacia abajo
ven aquí
¡Llévame contigo
en el aire!

Las alas relampaguean
junto al ojo de mi mente
y estoy ahí arriba navegando
en el aire fresco
A-A-A-Ah,
en el aire.




PALABRAS DEL CACIQUE SOL (Indios HOPI)
(Extraído de la autobiografía. Educado en su juventud entre
los blancos, en California, regresó más tarde a vivir con su
tribu)
Había aprendido muchas palabras en inglés y podía recitar
los Diez Mandamientos. Sabía cómo dormir en una cama,
rezarle a Jesús, peinarme el pelo, comer con cuchillo y tene-
dor, y usar el inodoro... También aprendí que una persona 
piensa con su cabeza en lugar de hacerlo con su corazón.




CANCIÓN A UNA ABEJA (Indios ISLETA)
Mosca-de-las-flores, qué bellamente suenas.
Como estoy muy solitario, tú suenas lejana.



CANTO DE HECHIZO (Indios KWAKIUTL)
De los tiempos idos,
¿qué he de contaros de los tiempos idos
de los tiempos idos,
mis nietos?


Tú de los tiempos idos,
Tú de los tiempos idos,
Una nube
Flota sobre las montañas.



CANCIÓN DE PRIMAVERA (Indios OJIBWA)
Mientras mis ojos
Pasean por la llanura
Siento el verano en la primavera


PALABRAS DE BLACKBIRD (Pájaro Negro) (Indios
OTTAWA)
 En mi opinión, se debió más que nada a su profunda contem-
plación durante los silenciosos retiros en los días de juventud
que los viejos oradores Indios adquirieran el hábito de ordenar
cuidadosamente sus pensamientos.
 Escuchaban el canto de los pájaros y notaban la grandeza y 
las hermosuras del bosque. Las majestuosas nubes- que apare-
cen como montañas de granito flotando en el aire- los tintes do-
rados de un cielo de anochecer de verano, y todos los cambios
de la naturaleza, poseían un significado misterioso.
 Todo esto se combinaba para suministrar amplia materia de
reflexión al joven contemplativo.
[Un texto que recuerda a las Escuelas Chinas de la antigüedad.
Blackbird se refiere a las dotes de grandes oradores de muchos
caciques indios. Algunos discursos fueron poéticamente traba-
jados por Ernesto Cardenal en su Homenaje a los Indios Ameri-
canos.]


CANCIÓN DEL OSO (Indios SIOUX) (Es una canción medi-
cinal)
1
mi garra es sagrada
las hierbas son abundantes
2
mi garra es sagrada
todas las cosas son sagradas



LA DEDICATORIA DE HALCÓN NEGRO AL GENERAL
ATKINSON (Indios SIOUX)


 Señor - Los cambios de fortuna y las viscisitudes de la guerra

os han convertido en mi conquistador. Cuando se consumieron
mis últimos recursos, mis guerreros, agotados por largas y peno-
sas marchas, se rindieron y yo me convertí en vuestro prisione-
ro. La historia de mi vida es contada en las páginas que siguen:
está íntimamente ligada, y en alguna medida identificada con
una parte de vuestra propia historia: la he, por lo tanto, dedica-
do a usted.
 Los cambios de muchos veranos han traído la vejez sobre mí,
y no puedo esperar sobrevivir muchas lunas. Antes de partir
en mi viaje a la tierra de mis padres, he decidido dar mis moti-
vos y razones para mis anteriores hostilidades hacia los blancos,
y para vindicar mi carácter de adversario. La bondad que he re-
cibido de vos siendo un prisionero de guerra me asegura que us-
ted atestiguará por los hechos contenidos en mi narración, por
lo menos hasta el punto en que cayeron bajo vuestra observa-
ción.
 Soy ahora un oscuro miembro de una nación que anteriormen-
te honró y respetó mis opiniones. El corredor a la gloria es
duro, y muchas horas tenebrosas lo oscurecen. Pueda el Gran
Espíritu echar luz sobre el vuestro, y que nunca deba experi-
mentar la humillación que el gobierno americano me ha im-
puesto, es el deseo de quien, en sus bosques nativos,se sintió
una vez tan orgulloso como usted.
[10° Luna, 1833. Precediendo la Autobiografía de Black Hawk,
contada a A. LeClair]


ORACIÓN TRADICIONAL (Indios TIWA)
Cuando mueran las montañas, nos moriremos.
Cuando los ríos corran hacia atrás en el tiempo,
                         nuestros espíritus irán con ellos.
Todo es un círculo en nuestro interior.
Lo que termina aquí comienza en algún otro lado.
Lo que comienza aquí no tiene fin.


PALABRAS DE TORO SENTADO (Indios TETON SIOUX)
 Si el Gran Espíritu hubiese deseado que yo fuese un hombre
blanco, él me hubiera hecho serlo desde el principio. Él puso
en su corazón ciertos planes y deseos; en mi corazón él puso
otros diversos deseos.
 Cada hombre es bueno ante la mirada del Gran Espíritu. No
es preciso que las águilas sean cuervos. Ahora somos pobres,
pero somos libres. Ningún hombre blanco controla nuestros
pasos. Si debemos morir, moriremos defendiendo nuestros de-
rechos.
                                    American Horn (Oglala- Teton Sioux)



La BIBLIOGRAFÍA
es muy extensa. Tan sólo en mi biblioteca, hay algunas
decenas de libros con textos de los Indios de América del 
Norte. Menciono, entonces, tan sólo 4 ó 5 de mis preferidos.

Margot ASTROV: American Indian Prose and Poetry. 'The
Winged Serpent'. An Anthology. Capricorn Books, 1962. Es
tal vez la primera antología que leí, para luego proseguir mi
búsqueda en la biblioteca del Museo Etnográfico de Bs. As.,
un lugar antiguo y casi deshabitado, que reúne magníficas
colecciones de Etnología, como el Bureau of Ethnology, en
numerosos tomos.
 

T.C. MCLUHAN: Touch the Earth. A Self Portrait of Indian
Existence. Abacus, 1972. Es la más bella colección de testi-
monios de los Indios ante la para ellos extraña conducta del
hombre blanco. 


John BIERHORST: In the Trail of the Wind. American Indian
Poems and Ritual Orations. Sunburst, 1971. Bierhorst es un
gran estudioso de las culturas indígenas. Ha publicado también
un par de libros acerca de los Indios Sudamericanos.


Lee MILLER: From the Heart. Voices of the American Indian.
Vintage Books, 1996. Una mujer India que recorre textos desde
los primeros tiempos de la Conquista de América (son asombro-
sos por su crueldad, los relatos de la llegada de los españoles a
América Central) hasta los últimos focos de resistencia India
en América del Norte.


Brian SWANN: Coming to Light. Contemporary Translations
of the Native Literatures of North America. Vintage Books, 
1996. Un 'muchacho' de 800 páginas, en el que Brian Swann
revisa las formas de traducción de las lenguas indígenas a las
lenguas occidentales, debido a sus insalvables diferencias de
estructura.
 NOTA: Las fotos de los caciques indios son del gran fotó-
grafo Edward S. Curtis, el mayor retratista de las tribus in-
dígenas de América del Norte. (1868-1952)










1 comentario:

Osvaldo dijo...

Dificilmente hubiera tenido la oportunidad de conocer estos bellos textos si vos no los subías al blog, además de los comentarios, de la bibliografía y de las ilustraciones.
Ojalá pronto puedas editar Cambio de Mundos.
Infinitas gracias,
Osvaldo