sábado, 9 de abril de 2016

CANTOS DE LOS MANSII DE SIBERIA

   


   Los Mansii, como se llaman a sí mismos (el término sig-
nifica, como en la auto-denominación de tantos pueblos ori-
ginarios alrededor de la tierra, 'humanos', 'hombres'), son más
conocidos por el nombre de Vogul, Vogules, Vogulos, que,
como también sucede en numerosos casos, es un nombre des-
pectivo usado por sus pueblos vecinos o enemigos.
 Los Mansii son originarios de la Siberia Occidental, más allá
de los Urales, y a lo largo del río Ob y de sus tributarios.
 Los textos de este pueblo han corrido mejor suerte que la de
otros pueblos antiguos y varias veces colonizados, en este caso
por los rusos y, más adelante y mucho peor todavía, por los so-
viéticos, ya que tanto investigadores húngaros como alemanes
y finlandeses han recogido sus textos. La lengua que hablan (o
mejor dicho hablaban, en la inmensa mayoría de los casos), es
una de las lenguas fino-hungrias: el subtipo Obi-ungrio. Este
idioma tiene fuentes ancestrales, ya que se trata de un pueblo
muy antiguo, que recién en el siglo XIII, cuando se separan 
del húngaro y del kanthy, adquiere la pureza de una lengua
absolutamente propia (se entienden poco con esos pueblos,
ya que sólo un 30% de sus palabras tienen raíces comunes).
 En la actualidad hay una población de alrededor de 12000
Mansiis, pero bajo el régimen soviético han sufrido una gran
merma en la posibilidad de hablar su propia lengua, por lo
que sólo una pequeña parte de la población, y decreciente,
conserva el idioma tradicional. Tanto el ecocidio produci-
do por las compañías petroleras, como la emigración urbana 
y las políticas represivas de Putin hacia los pueblos no-rusos,
están exterminando los restos de esa cultura. El reconocido
académico finlandés Juha Pentikäinen, especialista en las
culturas Ob-ungrias, dice que la situación actual es sencilla-
mente "un genocidio".

 El sistema de creencias de los Mansii incluye un gran núme-
ro de deidades y espíritus, como los Moosj, los espíritus del
bosque, con el dios Torem ocupando el sitial más alto en
los cielos. El Agrimensor del Mundo, o el hombre observan-
do el mundo, es el hijo de Torem, que, con la llegada del
Cristianismo (en dos grandes intentos en diversos siglos)
tomó la forma de Cristo (que a su vez tomara en su tiempo,
la forma de Apolo). El chamán es un intermediario, con su
propio cuerpo, entre los hombres terrenales y los espíritus
y los dioses. El osos es un animal sagrado entre ellos, y só-
lo lo cazan en períodos de hambruna. Pero el oso tiene alma
y ésta regresa a la tierra. La muerte del oso es llorada, aun-
que por otra parte se entiende que al morir, ha regresado a
sus orígenes. La palabra 'oso' es tabú entre los Mansii, de-
bido a la creencia de que ellos escuchan y entienden el
lenguaje humano.



     CANTO SACRIFICIAL

 Puse un humeante cesto de corteza
 Puse un bol humeante,
 un tazón de agua de cerveza,
 un tazón de agua de miel.
 El agua de cerveza que puse ahí
 el agua de miel que puse ahí
 acéptalos como una ofrenda de asta ensangrentada
 acéptalos como una ofrenda de pezuña ensangrentada
 Aleja esta tierra de colinas que aferra mi mano
 aleja esta tierra llena de cráteres que aferra mi pie.
 Que el espíritu de la enfermedad no se presente
 que la mala suerte no se presente.
 Haz que las fauces de la mala suerte se vayan
 haz que las fauces de la enfermedad se vayan.
 No tengo una hija para la boca de del espíritu de la mala suerte
 no tengo un hijo para la boca del espíritu de la enfermedad.
 ¡Que venga un día radiante, para que pueda vagar!
 Luz dorada, padre dorado-
 por estas cosas lloro, por estas cosas rezo.



    INVOCACIÓN DEL CHAMÁN AL AGRIMENSOR DEL
    MUNDO

 ¡Ser dorado, que moras por encima de los siete con alas
 ser dorado, que moras por encima de los siete a pie!
 Tus desgraciados vestidos con sus congojas
 te rezan llenos de aflicción.
 Cuando se alza la niebla del espíritu de la enfermedad 
 aprieta a la niebla de los espíritus de la enfermedad hacia abajo.
 Cuando se alzan la niebla de los espíritus de la miseria
 Aprieta a la niebla de los espíritus de la miseria hacia abajo.
 Aquí, dentro de la choza en la cual siete muy alados dioses
               están sentados,
 siete dioses con muchos pies están sentados,
 cae como todas las gotas de lluvia descendentes
 sube como todas las gotas de viento ascendentes.
 Sobre la edad de las muchachas déjanos una palabra de edad
 sobre la edad de los muchachos déjanos una palabra de edad.



          CANTO DE UNA DANZA

 Tres cazadores de patos
 nos prometieron el uno con el otro,
 tres cazadores de patos
 nos juntaron.
 ¿Por qué no debería yo haber trabajado tan duro en la casa
                   de mi padre?
 Ahora me visto con lo mejor,
 me siento en el bote.
 Tú ve alrededor de la punta, 
 ¡yo iré a tu encuentro!
 Cuando nos reunamos
 pisotearemos
 tres campos de pasto seco,
 tres campos de pasto verde.




     CANTO CHAMÁNICO DE LA CASCADA

 ¡Pequeños hijos, pequeños hijos!
 Como un arroyo-bandada de ocas habéis pasado
 como un arroyo-bandada de patos habéis pasado.
 ¡Pequeños hijos, pequeños hijos!
 ¿Qué os aflige
 qué os falla?
 Mi impermeable de la Colina-Espíritu-Suerte
 está -miren- extendido.
 Mi saco del Bosque-Espíritu-Suerte, que mi madre
 ha rellenado con martas sibelinas vivas
 está -miren- extendido.
 ¡Pequeños corazones, pequeños corazones!
 ¿Qué os aflige
 qué os falla?
 ¡Cántenme con la voz de alegres risotadas de las ocas, pe-
        queños hijos!
 Yo canto para ustedes con la voz cantarina
 del cuclillo de la mañana, pequeños hijos.
 Y cuando yo abro mi carcajeante boca de oca de río
 durante la noche, durante el día, huesos fuertes
 carne fuerte .miren- surgirán de la tierra
 -miren- del agua.
 Tenemos este deseo -miren- este anhelo
 suplicamos a causa de este deseo -miren- este anhelo
 necesitamos un día feliz
 necesitamos pie sano, necesitamos mano sana.

 ¡Pequeños hijos! Entonces cuando me rueguen
 y una vez que yo bata mis alas
 la tierra irá toda sin temblores
 y cuando bata mis alas de nuevo
 el agua irá toda sin temblores.
 Y cuando mi sentido del Ob-agua surja
 cuando mi dorado-mar sagrado sentido Ob-dorado surja
 y yo diga adiós con mi báculo sagrado con sus siete muescas
 aferrado en la mano de mi lado bueno
 la encorvada tierra sagrada se librará de temblores.
 Que mi cálida piel, mis cálidas botas de piel,
 con su poco de calor
 hagan crecer sus huesos
 hagan crecer su carne.




        CANTO ACERCA DE MI ALDEA*

 Deprimente promontorio de mi aldea
 deprimente promontorio donde las jóvenes mujeres caminan
 deprimente promontorio donde los hombres jóvenes caminan.

 Mi querida arena, blanca como los pies de las grullas
 algo acerca de lo que cantar
 algo de lo que alegrarse.

 Querido deprimente promontorio de mi aldea
 bordeado de un lado
 por el bosque de puntas filosas colindante,
 bordeado del otro lado
 por el río de perlas fluyendo-
     fluyendo a su alrededor en verdad
     bordeándolo en verdad.

 Todos mis queridos puntos punta-de-iglesia
 todos mis queridos pinos semejantes a iglesias
 quédense ahí, tantos,
 aparezcan ahí, tantos.

 El querido sendero donde caminan las mujeres jóvenes
 el querido sendero donde caminan los hombres jóvenes
 no está cubierto de pequeñas ramas
 no está cubierto de pasto.


 * La aldea en cuestión se llama Khöslokh, aunque se ha 
obviado nombrarla en el poema, compuesto en fecha in-
cierta.


FUENTES

Los textos primero, segundo y cuarto, provienen de una
traducción de Dorothea Grünzweig y Derk Wynand, pu-
blicados en la formidable serie Modern Poetry in Transla-
tion, en este caso Third Series-Number Five. Transgressions,
en Londres, 2006.

El tercer texto proviene de Willard R. Trask y su enorme The
Unwritten Song. Poetry of the Primitive and Traditional
Peoples of the World. The Macmillan Company, NY, 1967.

Finalmente el último de los textos traducidos aquí es del li-
bro de Keith Bosley, también imperdible, Poetry of Asia,
Five Millenniums of Verse from Thirty three Languages.
Weatherhill, NY, 1979.

La foto es de Sebastián Salgado (detalle).

No hay comentarios: