miércoles, 5 de diciembre de 2012

ROMAN VISHNIAC Y EL CUZCO

Asociaciones.
Lícitas e ilícitas.
Imágenes, ideas, palabras.
¿Sensaciones?
Seguramente la química sináptica tendría algo que decir al
respecto.
El orden y el caos.
Lo vivo y lo inerte.
Roman Vishniac y sus imágenes de un mundo que desapare-
cería poco después, de lugares que ya nunca serían lo que fue-
ran, de rostros de seres que ignoran la fuerza de la tragedia
que los envuelve.
El Cuzco y sus imágenes de un mundo que ha desaparecido
sin desaparecer.

Músicas dispares que se cruzan en el aire de los tiempos sin
reconocerse.

¡Ah, humanidad, cuántos lazos invisibles nos atraviesan,
conectándonos! ¡Y cuántos otros lazos son las bridas que so-
meten al condenado!










 
 
 
 
 

8 comentarios:

Moscón dijo...

Lindo ramillete de imágenes de gente cultivada inclusive a su pesar.Almácigos humanos mas terroríficos que Treblinka.

maria del carmen nazer dijo...

Imágenes desesperanzadoras ... ¿Adónde vamos ...?

Alfredo dijo...

¡Que será que tanto nos ataren esas fotos antiguas!
Salu2.

Robert Rivas dijo...

Hola Alfredo. Las del Cuzco no son antiguas, salvo porque registran a una sociedad que vive como en otro siglo. De todos modos se me ocurre que una razón para esa atracción que me comentás, es que es inevitable pensar ¿qué habrá sido de ellos? Y al pensar en el efecto del tiempo en ellos, pensamos de refilón en nosotros mismos, ¿no?

Anónimo dijo...

Son imágenes registradas por vos? En qué año? Son un mensaje contundente que cada uno sabrás o podrá descifrar.
Germán

Robert Rivas dijo...

Las imágenes del Cuzco son, en efecto, fotos mías. Entre los años '79 y 90.
Las entremezclé con las de Vishniac, sólo por las asociaciones que me despertaban.

Anónimo dijo...

gracias por tu respuesta.
lúcida asociación también la de las fotos con el texto
germán

Robert Rivas dijo...

Muchas gracias, Germán.