viernes, 18 de noviembre de 2011

EL INSOMNIO

El insomnio no tiene nada que decir
-podemos decirnos eso-
precisamente parece estar aquí para decirnos eso
¿Cuál es su idioma?
Nadie ha logrado oirlo
Ese camino blanco en medio de una luz
                                         que no debería estar ahí
Su música es harto silenciosa
está hecha de vacío y de silencio
y no de un silencio cualquiera
de esos que se producen por casualidad
o 'porque pasa un ángel'
El insomnio viene a pronunciar algo
que no se pronuncia
sino con silencio hueco
Tiene cierta ganada solemnidad
y no pronunciarse
forma parte escencial 
de esa solemnidad
Hay que tratar de evitar
que encienda tus pensamientos
porque lo hace con OMINEM
y una vez hambrientos
los alimenta con su silencio negro
y sin parar
El insomnio
es a toda esa luz
un ligero emisario de la muerte
que no viene a anunciarte nada
por el momento
Es un informante
que nada informa
o que te informa de la nada
Es una mera visita casi casual
por la cual se prenden todas las luces
de la casa
mientras la recorre 
con una mezcla
de rechazo y desaprobación
Y cuando se aleja
deja las luces tan inapagables
como encendidas

El insomnio viene a ser un mensajero
sin mensaje
que incluso puede hacer efectiva su visita
sin presentarse
Hasta la cama y el cuarto
sienten
la sorda amenaza de su efecto
y flotan y se revuelven
pero ya no abrazan
El insomnio ha venido:
no quedan graciosos
ni gracia
ni gracias
Y aunque se haya ido,
por la misma puerta
ha partido 
a dar un paseo
a veces bien largo
tu hermana invisible
tu única aliada posible:
tu hermana Esperanza.




Por suerte
es 'el otro'
el que se despierta por la mañana
-ése al que llamo
un 'pequeño héroe cotidiano'-
Y de los cajones
que no estaban
saca el viejo ánimo
y mientras se lo pone
se va dando cuenta
de que ha regresado
¿quién sabe cómo?
¿quién sabe cuándo?
su sonriente 
y
necesaria
necesaria
necesaria
hermana.



No hay comentarios: