sábado, 11 de junio de 2011

HACIA EL SINSENTIDO

Dijo que su luz se había apagado.
Pudo haber dicho, y no lo oímos bien, "quemado".
Dijo también: "si alguna vez logro que se encienda una luz
cualquiera en mi mundo, seguramente la volveré a usar para
escribir".
Escribir como sonidos que se agrupan y dispersan
por ademanes, o una especie de filotaxia de las palabras.
Membranales
Dos fotos de un dibujo de Heinz Emigholz,
'bosquecillo de olivos cerca de Norma, Italia'
'árbol de magnolias en Basilea'
Colecciones de tramas
Tamices del aire, invisibles, en el aire
Líneas acuáticas
Sombras vertiginosas de pájaros, acuatizando
"Blanck", se decía, "¡Blanck!, hay una fisura en tu mente"
De noche, de noche se llevan las máquinas
Llevado, de a partes
por senderos sinuosos
Desalhojado
El barro de sus vestidos
atravesando el silencio de los patios
Locura de Plotino: "el cuerpo está dentro del alma"
Lavando las voces en tambores de agua nocturna
entre dormideros de castores y de patos
Pastizales
Cursos de agua
Remolinos de la luna enroscando jardines
'Jardines ponedores'
Callado hormiguero del imaginario
El forro de la noche, vacío
Las macháquinas, ¿siguen girando solas?
Magnolias
Se agitan cuerpos en una pantalla
¿No están, sí, los cielos, demasiado bajos?
"Mi sordo corazón", le susurró, "mi piedra que gime"
Nos hemos detenido en las cámaras de la noche
No hay que hacer nada
No hay nada que hacer
Abidamtimdala
Abidammmmmmmm
dam dam
dam dam
di bú

No hay comentarios: