sábado, 11 de abril de 2015

OTRO GRAN POETA RUMANO: BENJAMIN FUNDOIANU




 Benjamin Fundoianu
o Benjamin Fondane
o Benjamin Wechsler (o Vecsler)
o Benjamin Barbu
o simplemente B.,
es un gran poeta, cineasta y filósofo rumano, nacido en
Iasi, una de las mayores ciudades de Rumania, ubicada
en el N.O. del país, en la región de Moldavia, el 14 de no-
viembre de 1898. La primera parte de su vida transcurrió
en un ambiente campesino, circunstancia que aparece lue-
go muy reflejada en su poesía. Perdió a su padre a los 19
años y poco después viajó a París, donde viviría, salvo por
breves interrupciones hasta el fin de sus días.
 Se unió a los surrealistas, aunque esa relación se vio más
o menos rápidamente enturbiada por el viraje que Breton y
algunos otros integrantes del grupo dieran hacia el comunis-
mo, algo que no congeniaba con B. Escribió muy lúcidos
ensayos acerca de Baudelaire y de Rimbaud. Su primer li-
bro de poesía había aparecido en su tierra natal en 1918.
Fondane es su apellido afrancesado. Fue muy amigo del
otro gran poeta rumano acerca del cual hemos publicado
anteriormente una nota, Hilarie Voronca. También de Cio-
ran y de otros rumanos residentes en París. Se convirtió allí
en un ferviente seguidor del filósofo León Chestov. Victo-
ria Ocampo lo conoció en Francia y lo invitó a la Argentina.
Fondane viajó a Buenos Aires en 1929, permaneciendo en
esta región -también anduvo bastante por Montevideo- unos
10 meses. Filmó acá una película de la cual no hay ninguna
copia. Se llamó Tararira. Era acerca del tango. Gloria Alcor-
ta que vio ese film, dijo que se trataba de "una obra maestra".
Fondane tuvo que regresar a París porque las conferencias
que daba no le reportaban el dinero suficiente para subsistir.
De todos modos, siguió publicando en la revista Sur.
 Desde el inicio del nazismo, Fondane y su grupo anticiparon
lo que iba a advenir. Ya desde el '33, hablaban de los futuros
campos de concentración, antes tal vez de que los pensara el
mismo Hitler, pero que estaban implícitos en sus discursos.
Como Benjamin Fondane era de origen judío, esa amenaza
se tornaba más patente para él.
 Se alistó en el ejército francés al inicio de la Segunda Guerra
Mundial. Fue tomado prisionero en 1940, cuando Francia fue
rápidamente derrotada. Liberado a causa de una intervención
quirúrgica, se alistó en la Resistencia. Al ser nuevamente cap-
turado, alguien denunció su ascendencia judía y eso le signi-
ficó ser deportado a Auschwitz-Birkenau, donde fue enviado
a la cámara de gas. Su mujer, Geneviève Tissier no supo del
destino de Benjamin hasta bastante tiempo después. Unos
años más tarde se convirtió en monja. Fondane fue asesinado
el 2 de octubre de 1944.
 Actualmente se está haciendo un gran rescate y una profunda
revalorización de la obra de este notable escritor. En octubre
de este año saldrá a la luz un libro titulado Existential Mon-
day: Essays by Benjamin Fondane. Se lo considera uno de
los mayores filósofos franceses del siglo XX.

 [En Sur he encontrado artículos suyos en los números 34,
de julio de 1937: El poeta y la esquizofrenia. La coinciden-
cia vergonzosa; número 42, de marzo de 1938: Nietzsche y
los problemas "repugnantes"; y en el número 57, de junio
de 1939: Lévy-Brühl o el metafísico a pesar suyo.]

De los cuatro poemas que publico en esta nota, dos fueron
traducidos por Neruda, y aparecieron en el libro 44 poetas
rumanos que editó Losada en 1967. Hay que decir que salvo
Voronca, Fundoianu y un poeta llamado Nicolae Labis que
vivió tan sólo 21 años, el resto de los textos publicados son
bastante pobres.  El rechazo que sentía Fundoianu contra
los totalitarismos le significó ser altamente censurado en su
país. Su obra vio la luz en Rumania a partir de 1989.

PERO EL HOMBRE, DÓNDE ESTÁ EL HOMBRE?

 ... pero el hombre, dónde está el hombre?
el hombre ríe- y saluda el mediodía de la sangre
y se sorprende por haber llegado tarde a su propio encuentro.
los intestinos de la ruta le hinchan el corazón
dónde irás? dónde irá?
los niños le arrancan los riñones hoja por hoja
lo toman como blanco de las nuevas palabras
quieren devorar hombre
pero él se oculta bajo los párpados de sus músculos
desnudo como aquellos peces de los cuales sólo se pesca
                                                                               [el brillo
se zambulle en el sueño
helo aquí lleno de sueño fosforescente
el silencio lo sigue con su lámpara
el espíritu con una mancha de grasa
pero un alba irreal
allí peina el mar su cabellera
el hombre se desboca como un lebrel de caza
y es siempre más profundo
acaricia las mejillas de la fuerza que desata
signos y jugos
con su ausencia lo asusta esta riqueza
arroja a plenas manos los pájaros
soledad donde los barcos se retiran a morir
quién eres tú, quietud, cuál es el olvido
que debe sentarse sobre nuestras rodillas
qué gran trozo de tierra sumergir en silencio
qué escogeremos de la vida malvada o de la muerte
a quién matar?
deseo deja libre mi pie de tu trampa de lobos
basta de esos espejos donde se envilece el desnudo
la fresa no es más que la vena abierta de la piedra
las fuentes se verifican por la fe
la Primavera también vendrá para hablar a las masas
-dadme, dadme otra cosa-
tanto objeto imprevisto y mineral
a los cuales colocar nombres suficientemente oscuros
nacientes crecientes nuevos
dadme dadme otra cosa
por ejemplo
una fe nueva simple y ferruginosa
una lengua nueva dentífrica y mineral
una nueva muerte es lo que os digo.

                                           (versión de Pablo Neruda, que
acota: "Este poema no tiene otra puntuación que la que
aquí aparece.")


 RECUERDA

Recuerda sólo que yo era inocente
y, igual que tú, mortal en ese día,
yo, también, había tenido un rostro marcado por la ira,
                                                  [por la compasión y la dicha,
bastante simple, ¡un rostro humano!


EL VIAJERO

Cuando el viajero que escapó del naufragio
llegó por fin a la isla, habiendo salvado de las olas
su cepillo de dientes, su pipa, su trastorno hepático y su
vieja inhabilidad para creer en los milagros
el tiempo se derritió de repente como un montón de nieve
el silencio, de pronto, se quebró por todas partes
la sangre del viajero se volvió ligera y ebria
tan ligera y tan ebria
que él entró en las cosas y las cosas entraron
en él, en una sed de combustión tan entusiasta
que su vista tropezó entre distintas visiones,
atravesó estados de displacer, alucinaciones
tan fuertes, éxtasis y revelaciones
tan claras, que tuvo miedo de convertirse
en una araña. o sino en una frutilla silvestre-
temió tanto que se hincó sobre sus rodillas, rezó
a su dios demasiado excelso como para hacer milagros,
y se dejó caer desde una roca al mar
justo un momento antes
de que le fuese conferido el don de la profecía.


OTROS PAISAJES

A la orilla del camino los pantanos se han tendido como
                                                                    [búfalos negros:
la llanura partida trepa por la colina gris
pesada por la opulencia del trigo sembrado.

Las sandías han hecho correr su jugo rojo sobre la tierra,
las semillas aguardan la lluvia, esperan el viento,
pero es el silencio el que acudirá pronto.

Y la luz que puede caer
sobre el pantano en calma,
sobre los frutos jugosos:
es la misma luz que puede caer sobre ti.

Si vienes a conducir esta tarde los bueyes mojados,
hazme madurar, Dios mío, en el campo como una sandía,
y párteme en el Otoño próximo.

                                       (versión de Pablo Neruda)


Enlace
¡AL RESCATE! ILARIE VORONCA, POETA RUMANO-JUDIO-FRANCES



No hay comentarios: