miércoles, 22 de abril de 2015

CINCO POETISAS ARMENIAS




Los armenios descienden de los Hititas y de los Urartianos.
Se denominan a sí mismos Hai, y a su país Haiastán, por
Haik, el legendario tataranieto de Noé. La lengua que ha-
blan es de origen indoeuropeo, y es muy posible que la an-
tigua Armenia haya sido la cuna de los pueblos indoeuro-
peos. Es tan larga la tradición poética entre los armenios,
que recorre todo el espectro desde los tiempos de la escritu-
ra cuneiforme hasta nuestros días.
 Armenia se convirtió, en 301 d.C., en la primera nación cris-
tiana. La poesía pagana fue entonces destruída y sólo se pre-
servan unos cuantos poemas que siguieron la vía de la trans-
misión oral para sobrevivir. Entre ellos la épica de David de
Sassoun, que es la épica más antigua que se conoce luego de
la de Gilgamesh, de los babilonios.
 El trovador medieval Nahabed Koutchag escribió cientos
de hyrens, unos cuartetos que rescatan la tradición folclórica.
 En el siglo V  apareció un alfabeto armenio escrito, que se
produjo para mantener separada la iglesia cristiana armenia
de los bizantinos, y que produjo una poesía fuertemente ecle-
siástica.
 Los primeros poemas de amor romántico aparecen con Gos-
dantin Erzengatzi (1250-1336) y con Howhannes Erzengatzi
Blouse (1230-1293).
 El Renacimiento encuentra a los armenios sojuzgados en
su propia tierra (caída de Constantinopla en 1453 a manos
de los turcos) y eso retrasa notablemente el desarrollo de su
literatura.
 El mayor poeta rumano, llamado "poeta de los armenios", es
Howannes Toumanian (1869-1923). A partir del genocidio ar-
menio causado por los turcos, la poesía armenia desaparece
literalmente con el asesinato de numerosos poestas.
 La tradición de la poesía amorosa continuó, sin embargo, en
el exilio y en jóvenes poetas que en la mayoría de los casos
se encontraba fuera de Armenia durante las masacres.



 Al anochecer del 24 de abril de 1915, los Jóvenes Turcos,
que estaban en el poder, arrestaron simultáneamente a 235
insignes intelectuales armenios. En los siguientes días, esa
lista funesta trepó hasta los 800 detenidos-asesinados.
 La decisión del Estado Turco fue de naturaleza política:
vaciar el territorio armenio y ocuparlo con turcos.
 Entre 1915 y 1923, Turquía anexó 9/10 partes del territo-
rio armenio, para lo cual debió llevar a cabo un genocidio
de enormes proporciones, exterminando en forma directa
o 'indirecta' -a través de interminables marchas por el de-
sierto sirio, por ejemplo- a una gran proporción de la po-
blación armenia. Se calcula que murieron de esa manera
entre 600 mil y un millón y medio de personas. La enorme
brecha entre ambas cifras es producto del ocultamiento con
el que se llevó a cabo el exterminio, además de la complici-
dad de las potencias. El inicio de la masacre fue durante la
Primera Guerra Mundial, en la cual Turquía fue aliada de
Alemania. No cabía la posibilidad de que observadores ex-
ternos pudiesen constatar las masacres. Se exterminó a los
hombres y se obligó a muchas de las mujeres a casarse con
turcos, en el mejor de los casos. Hubo violaciones masivas,
de niñas frente a sus madres y de madres frente a sus hijos.
Se vendieron mujeres y niños. Muchos niños fueron elimi-
nados en cámaras de gas, anticipaciones experimentales
que fueron de gran utilidad para los nazis. Muchos militares
alemanes presenciaron los hechos y los avalaron. Joachim
von Ribbentrop, por ejemplo,que luego sería Ministro de Relaciones Exteriores del Tercer Reich, sirvió como oficial
del ejército turco durante la Primera Guerra.
 La única responsabilidad que puede atribuirse a los mismos
armenios en este genocidio fue que la Federación Revolucio-
naria Armenia, que era el partido político gobernante hasta
el inicio de la masacre, desoyó varias voces de armenios lú-
cidos que vieron venir el cataclismo, y no tomó previsiones
para salvaguardar a sus ciudadanos.

 En otra parte ("Dos poetas del genocidio armenio", publicado
el 21/5/2013), hemos presentado a algunos poetas armenios escribiendo acerca del desastre, y en "Antigua poesía arme-
nia", del 13/7/2013, publicamos algunos poemas antiguos.
 En este caso, en cambio, presentamos a cinco poetisas arme-
nias (casi todas ellas, aunque en un caso se trata de una escrito-
ra estadounidense de origen armenio, que ha dedicado buena
parte de su obra a rescatar y traducir a otros poetas de esa na-
cionalidad), hablando de amor.
 El amor con sus diversos cauces, con su 'salvación' y con su
'perdición'. La vida no tiene solución, ni soluciones. Sin em-
bargo, cada cual encuentra algo parecido a eso, algo que le
da sentido al trabajo de vivir.



KHOSROVIDOUGHT KOGHTNATSI
(s. VIII, era la hija del príncipe gobernante de Koghten.
Este poema fue escrito para su hermano Vahan, quien
murió como un mártir defendiendo al cristianismo.)

MÁS INCREÍBLE

Más increíble para mí
que los versos hechos para ti,
más asombroso que la música
compuesta para tu muerte,
es el sonido de los sollozos
duelándote, Lord Vahan,
elegido de Dios.
Déjame ser inspirada por esa parte clara
de mi alma para componer cantos para ti también,
pero no cantos que sollozan;
sino gozosos, exhortando elogios para tu trabajo.
bendiciéndote, sirviente de Dios.

Aunque tú encontraste tu trabajo
y tu ascética auto negación
que es tan aterrorizante para la naturaleza de mi cuerpo,
más gratificante que los elogios,
déjame elogiar, Oh bendito Vahan, amante de Cristo.

Deja que esos forasteros que construyen sobre la vanidad
caigan en derrota.

Deja que tu alma descanse en luz divina, Oh bienaventurado
Vahan, elegido del árbol.

Bravo mártir, fue mientras actuabas desinteresadamente
contra las naciones del sur
que fuiste fijado para siempre
como un inmortal y bienaventurado gobernante de Koght.



MEDAKSÉ
(1933-     ) Vive en Yerevan. Es considerada "la poetisa de
las mujeres trabajadoras".

NO ES NINGÚN SECRETO

Tu ropa sucia, como tu vida, se ha encogido
a un pequeño bulto en una diminuta palangana.
¿Y qué hay de tu corazón? Lo escondes
pero, créeme, todo el mundo puede leerlo
y ver que ningún hombre vive dentro de esta casa
mirando de refilón las ondeantes ropas blancas de la soga.
Cada lavado tiene su propia biografía y revela
a la gente de la casa, su tamaño,
sus gustos, aun aquello que aman.

y en tu balcón la historia
bate y rebate en el viento,
una historia sin camisa, pijama ni jeans
de hombre junto a la ropa de mujer.
Un lavado de viuda chasquea en el viento y telegrafía:
Nadie es cuidada aquí.

Te pinchan los nervios los broches de madera
retorciendo, y enfatizando la pérdida.
El viento sopla los virginales bienes
blancos y los cachetea hacia las vías.
Tu camisón colgando sin fuerzas vuelve a la vida
como si fuese su única oportunidad
como si las flores de su dobladillo
quisieran ser otra vez mojados en luz.
Y tu vestido, trastornado por el ventarrón,
ha enroscado su brazo, vuelta tras vuelta
a la soga como para aferrarse a algo
que el destino robaría,
estrellándolo una y otra vez
contra la pared.



SYLVA GABOUDIKÁN
(1919-2006) Aparte de ser la poetisa más importante de
Yereván, ha sido una gran activista en la lucha de los arme-
nios por las tierras retenidas por los turcos azeríes.


REGRESA A SALVO

Aun para decir adiós
aun si es la última vez
aun a regañadientes

aun para herirme de nuevo
aun con el severo ácido
del sarcasmo que punza

aun con una nueva clase de dolor
aun fresco por el abrazo
de otra. Regresa, sólo ven.



SHUSHANIG GOURGHENIAN (1876-1927)


DESEO

Quería darte la bienvenida
dentro de mi alma como a un dios,
perdido y agotado por el camino
para oírte llamar a esta tu
  casa.

Quería restringir
al ruiseñor a un solo
jardín. Y guardar sus cantos
de libertad para mí
   sola.

Te quería aprisionado
en mi pecho como parte
del flujo de mi sangre,
el mecer de mis
    huesos.

Quería cuando yo muriera
mi nombre fuese tallado
en el más duro de los monumentos
tu corazón de
     piedra.


DIANA DER HOVANESSIAN

Estadounidense de ancestros armenios, es la mayor traducto-
ra de poesía armenia al inglés. Suyas son las otras cuatro ver-
siones traducidas aquí. Ha editado An Anthology of Armenian
Poetry junto a Marzbed Margossian. Su poesía ha sido publi-
cada en varios idiomas.

LLUVIA

La lluvia deshace la piedra
desata al pasto.
Nada está permanentemente
ligado al hueso.
Ni el epoxi
ni las promesas duran.

Pero yo guardo esas entonaciones
de tus llamados telefónicos para usarlas
con tu ceño fruncido en los días lluviosos.
Hay otro vos
que he inventado a partir de tu nombre
y cementado a mis huesos para siempre.

dejá que la lluvia diga que nada permanece.




Enlace
ANTIGUA POESIA ARMENIA

No hay comentarios: