domingo, 28 de septiembre de 2014

LA POESIA ERÓTICA DEL SATTASAI HINDÚ

 
 

Se lo llama el Sattasai del Rey Hala. Ese nombre significa
700 poemas, ya que ése es el número de piezas contenidas
en este libro escrito entre el siglo II a.C. y el II d.C. El Rey
Hala es quien armó esta antología entre los numerosísimos
textos poéticos de ese período. Es la más temprana colección
de poesía clásica hindú. Como fue recopilado en la zona de
las Cuevas de Ajanta, próximas a Bombay, muchos de los
poemas son de autor anónimo (o desconocido). Se menciona
sin embargo a 278 poetas, entre ellos algunas mujeres. Fue-
ron compuestos para ser cantados y pertenecen al folklore lo-
cal. La mayoría consta de unas 32 silabas. Lo más particular
de estos poemas amorosos es la relación que se establece en-
tre el ámbito natural -las tierras altas de la región montañosa
que queda al norte de Bombay, atravesadas por el río Goda-
vari, que corre hacia la Bahía de Bombay- y los encuentros
amorosos que las orillas del río, cubiertas de cañaverales y
zonas arboladas, facilitan. No es casual que la diosa patrona
del amor de la India sea Saravasti, identificada desde siempre
con los ríos de ese país. Su nombre, justamente conserva esa conexión ineluctable: 'La Que Fluye'.
Estos versos fueron compuestos en prácrito, una lengua ver-
nácula de la zona, anterior en este sentido a la llegada del
sánscrito, que se impone a partir del siglo II de nuestra era,
para comenzar a desaparecer en los siglos XI y XII.
Técnicamente hablando, estos poemas son conocidos como
khanda-kavya, o versos "fragmentarios". Los poemas más
extensos, así como los versos épicos, el drama y los poemas
de contenido religioso, se denominan maha-kavya.

                                        LOS POEMAS

1.
¿Qué puedo hacer?
hacemos el amor en la posición común
él la llama sedada
pero inventa
algo nuevo
te pregunta dónde
la aprendí

ANóNIMO


2.
Hice el amor
con vos en esa forma particular
por saborear
tu néctar
no me creas desvergonzada
el amor es un arte de
refinamiento
nadie me ha entrenado

ANóNIMO


3.
Afuera en los campos
al amanecer
él se inclina sobre su arado
estudia las frescas huellas verdes
en las flores de sésamo blanco-nieve
y piensa en ella
partiendo
de su cama
antes de que salga el sol

ANóNIMO


4.
Alguien recuerda
un amor perdido esta
mañana
y canta una vieja balada
¿por qué debe
recibir una punzada mi propio corazón
por una persona que ya no me
visita?

KESHAVA


5.
Mírala
Ningún espíritu malvado
caído en su matriz
Su marido
lejos y ella insomne
Las nubes de lluvia agrupándose
la conducen
al interior de la noche

DURDDHARA


6.
Se dice a sí misma
él está viniendo
y la primera vigilia de la noche
pasa como una estrella fugaz
Pero en las horas
que van de la medianoche al alba
la joven envejece
todo un año

ARDHRA


7.
No bajes
por flores
al río godavari
los dioses de nuestro villorio sólo piden
un puñado de agua como ofrenda
pétalos aplastados en una secreta
cama de amor
no les complacen

NANDARA


8.
Ella se oculta
donde el bosque es más espeso
y espera ese sonido-
hojas secas de
otoño
alguien se acerca

MADHYA


9.
Tienes que llorar
y volver tu cara de la luz de la luna
deberías saber que el amor es
torcido
frágil como las pequeñas
espinas en un pepino

ALAKA


10.
Seguro que van a
murmurar
incluso a reprobarnos
son sólo palabras
acuéstate junto a mí
puedes estar menstruando
pero yo no puedo
dormir

ANóNIMO


11.
Nadie con quien cruzar
una fugaz mirada
nadie con quien yacer en la cama
y susurrar acerca de placeres y temores-
este odioso pueblo
lleno de
las personas más estrechas
no hay siquiera alguien con quien bromear

MEGHANDA


12.
Él se levanta de la
esterilla
después que hicimos el amor
y sale a la luz de la luna
Sólo por un momento
es como si se hubiese esfumado
en un país inimaginablemente
lejano

MAKARANDA


13.
Con los ojos cerrados
ella se imagina conduciéndolo
dentro de su cama
ella se toca sus propios pechos adorablemente
en sus brazos
las pulseras sueltas

ANóNIMO


14.
Él atisba el
cielo de la noche
para darle un vistazo a la luna nueva
sin ver
los crudos rasguños creciendo
en el pálido seno
de su mujer

ANóNIMO


15.
Fue como
tocar los más tiernos
pétalos cubiertos de rocío
los cien lugares íntimos hacia los que
guió mis manos
¿O fue la noche sólo un sueño?
Hoy ella vuelve
su cabeza y ni
me mira

MAKARANDAKA


FUENTES

Andrew Schelling. The Cane Groves of Narmada River. Ero-
tic poems from Old India. City Light Books, 1998. Este libro
consta de dos partes. La primera, dedicada al Sattasai, del
cual contiene 53 poemas; y una segunda, de poemas traduci-
dos del sánscrito. Schelling es autor de otros libros de poesía
hindú, de la cual es un profundo conocedor.
Peter Khoroche/ Herman Tieken. Poems on Life and Love in
Ancient India. Hala's Sattasai. Excelsior Editions, 2009. Otra
versión excelente, más completa, del texto en cuestión.

Jean-Claude Carrière en su Diccionario del amante de la In-
dia: "Ajanta es un lugar único, una de las perlas del budis-
mo. Es una especie de circo montañoso, en forma de herra-
dura casi cerrada- pero que recuerda sin demasiado esfuer-
zo a la rueda del mundo-, unas 30 grutas fueron excavadas
en el basalto, entre el siglo II de nuestra era y el VIII d.C.
(...) estos muros y estas bóvedas han sido invadidos por las
carnes lustrosas de numerosas mujeres desnudas, que se
maquillan y engalanan a la vista de los popios monjes.
... ¿Se querría de este modo mostrar las distintas formas
de seducción a las cuales Buda había sido capaz de resis-
tirse?"

 Una acotación que nos viene de Michael Ondaatje: "En la
poesía india, los nueve sentimientos son: romántico/erótico,
humorístico, patético, cólérico, heroico, temeroso, adverso,
asombrado y sosegado. Con estos nueve sentimientos se co-
rresponden las experiencias estéticas y afectivas, que son
llamadas Rasas, o sabores".







1 comentario:

Amaru Castela dijo...

Gracias, tiene mucha riqueza cultural y hermosura artística. gracias