viernes, 28 de septiembre de 2012

29 DE SEPTIEMBRE: EL ULTIMO POEMA DE MUSÔ SOSEKI



El 29 de setiembre de 1351, el monje Zen, jardinero y Conse-
jero Imperial Musô Soseki, escribió su último poema.
Desde hace más de 750 años dice así:

En el mundo real
  el mundo puro
    no hay separación alguna
 porqué esperar
  por otro tiempo
     y otro significado
de la enseñanza
  en el Pico Buitre
     presente hoy
a quién más
  estás buscando
     para preservar el Camino

Musô Soseki había nacido en la provincia de Ise situada
sobre la costa occidental de Japón, en 1275. Si bien esa
región es una de las cunas del shintoísmo, la que guarda 
el legendario espejo de la diosa del sol Amaterasu, ances-
tro mitológico del emperador, sus padres eran budistas.
Su madre era una devota del Bodhisatva Avalokiteshvara,
la representación de la compasión. Pero cuando Musô te-
nía sólo tres años, ella murió. A los nueve su padre lo con-
dujo al templo de Shingon y lo entregó a la vida religiosa.
Mientras estudiaba los textos budistas ocurrió que el mon-
je que presidía el templo, una autoridad en Budismo esoté-
rico y metafísica Tendai, murió en medio de una gran cri-
sis de angustia, una contradicción de su práctica que con-
dujo al joven Soseki, que entonces tenía 18 años, a dejar 
el templo y convertirse en un estudiante del Zen en la ciu-
dad de Kamakura.A los 30 recibió la aprobación de su 
formación en esa rama del budismo y a partir de ahí
vivió varios años como ermitaño en las montañas. En 1325
el emperador Go-Daigo designó a Soseki como principal 
del templo Zen llamado Rinsen-ji en Kyoto, uno de los más importantes de la nación, y se convirtió en su discípulo.
Musô Soseki tenía otros talentos, aparte del de la escritura.
Diseñó varios templos y se convirtió a su vez en un arqui-
tecto de jardines, una actividad que en Japón siempre estu-
vo muy asociada a la religión.
Al día siguiente de componer este extraño poema, Soseki
murió en Rinsen-ji, a los 77 años de edad.

POEMAS ZEN DE MUSÔ SOSEKI

1.
Me despierto de mi siesta del mediodía
  y veo las sombras
     moviéndose en la tarde
La niebla se desvanece desde el viejo cedro
  y estoy cara a cara
      con la Montaña Haku
Treinta años
  tantos acontecimientos
    fueron y vinieron
Ahora los dejo ir a todos
  y me siento en la quietud
     y estoy quieto


SOMBRA DE PINOS

Un cerco
de mil árboles
parados en el frío
La verde neblina
tan densa y profunda
que detiene la luz
No me reproches
que permanezca solo
con mi puerta cerrada
El poste indicador *
siempre permaneció abierto
para quienquiera pasase 

*Lin Chi había plantado pinos como postes indicadores
para las generaciones jóvenes.


CAMPO DE JOYAS

He cultivado
una parcela de jardín de malezas
crecidas
Y el suelo ahora
está comenzando
a derramar luz
El otoño 
es el tiempo de la cosecha
Cada grano recogido
vale
varios castillos


VIEJA MONTAÑA

Fuera del verde de la primavera
y del amarillo del otoño
te fuiste totalmente solo
hacia las innumerables montañas
y has permanecido ahí
escondido por muchos años
Hasta las nubes
rehuyen esos picos
nada obstruye la vista
El eterno paisaje
sin estaciones
se extiende delante tuyo


NIEVE

Flores de hielo
esconden los cielos
no más cielo azul
un polvillo plateado
entierra todos los campos
y sumerge las verdes montañas 
Una vez que el sol
sale sobre la cima
uno
hasta el frío
que punza hasta el hueso
es una dicha


LA FRAGANCIA DE UDUMBARA

Una vez en mil años
 el Udumbara florece
Ha abierto sus auspiciosas flores
Muchos trabajaron
para traerlo
de la India al Japón
Su impetuosa fragancia
persiste 
sin apagarse
y no se pierde
entre los miles de pastos
las incontables malezas


CASA DE PRIMAVERA

Cientos de flores abiertas
todas provienen
de una rama
Mira 
todos sus colores
aparecer en mi jardín
Abro el matraqueante portón
y en el viento
veo
al sol de la primavera
ya ha alcanzado
mundos sin número


VALLE DEL TIGRE

Empinadas montañas
profundo valle
nadie encuentra su camino allí
Los tigres se reúnen
y pelean
ferozmente juntos
Los tres santos
cruzando el puente
mano en mano
han confundido el sonido
del agua
con risas


MAS ALLA DEL MUNDO

Este lugar de tierras salvajes
no tiene fronteras
norte sur este u oeste
Es difícil ver
aún el árbol
en el medio de ellas
Volviendo tu cabeza
puedes mirar más allá
de cada dirección
Por primera vez
sabes que tus ojos
te han estado engañando


PARA TAIHEI OSHÔ*

No dejaré entrar siquiera
a Buda y a los Patriarcas
por mi portón
asi que nunca pensé
recibir a ciertos invitados
y cerrarle mis ojos a otros
Abro un poco el portón
para agradecerte
por tu visita
y enseguida las montañas
y los ríos se alzan
y comienzan la famosa danza

*Taihei: en japonés, literalmente "paz perfecta". El verdade-
ro nombre era Taihei Myôjun (1276-1345), hermano de
dharma y uno de los mejores amigos de Musô.

AGRADECIMIENTO ENVIADO A TAIHEI OSHÔ

He sido perezoso
desde que nací
sería difícil cambiar ahora
así que escondí 
el bulto de un cuerpo
cerca del borde del mar
Hoy Taihei Oshô de Ungan-ji
me sorprende 
con una visita
Le doy la mano
y sonreimos
en el solo viento

Desapego, soledad, cierta melancolía. Soseki, que escribía
indistintamente en japonés o en chino, dejó tres tomos de
conversaciones, denominados Diálogos en el sueño, un vo-
lumen de sermones y uno de poemas, del cual se han extraí-
do éstos.
Además, fundó catorce templos en Kamakura y en Kyoto.
Tuvo más de 13 mil alumnos, monjes, monjas y legos, in-
cluyendo siete emperadores. 
Fue, por otra parte, pintor, calígrafo y uno de los mayores di-
señadores de jardines de la historia de Japón.

FUENTE

W.S. Merwin: East Window. The Asian Translations. Copper

Canyon Press, 1998. (La sección dedicada a Musô Soseki fue bautizada por Merwin "Sol a la medianoche" y ocupa la mitad 
del libro.)










 

No hay comentarios: