sábado, 11 de agosto de 2012

VISITA A KAFKA

O: UNA VISITA A KAFKA ACOMPAÑADO POR CALA-
SSO, A PARTIR DEL SUEÑO DE UN SONÁMBULO




El sonámbulo soñó que dormía. Caminaban, en cambio, a
tontas y a locas los árboles; y nubes tumultuosas recorrían
los cielos y las calles, cruzados todos por el viento del sue-
ño. Alrededor suyo, que dormía. Y dormía.

Una cucaracha asomó la puntita de su cabeza redonda y car-
gada de ojos y de antenas por su sueño, pero se escabulló
enseguida. (Lo evanescente, lo inconsistente, lo incierto y lo
engañoso.) Entre las cucarachas surge una que sabe otras co-
sas. Las demás cucarachas la ignoran: su campo de conoci-
mientos ya está completo y cerrado desde el inicio. Nada le
falta: las otras cosas no tienen lugar en su mundo. También
las cucarachas se frustran.

¿Te parece ahora que hay algo totalmente 'indestructible'?
En Kafka, equiparación (a través de una carta a Brod, del
'20 y de un aforismo de Zürau del '18), entre
"indestructible" = "decididamente divino"
Ah, habías escuchado otra dirección de la palabra, inicial-
mente. ('Algo que no cede')
Calasso comenta: "Algo que recuerda el aksara védico".
Kafka, sin darse vuelta, aclara: "El hombre no puede vivir
sin una constante confianza en algo indestructible dentro de
sí".
Tampoco cree, el sonámbulo, haber entendido ahora.

Si te volvieras ciego a vos mismo... vidente para todo lo
demás, pero oscuro, irremediablemente oscuro para tu pro-
pia mirada sobre vos...

Dos comentarios de Calasso: 1) Kafka sólo puede comuni-
carse con Kafka, y no siempre; 2) Cada uno parece emerger
de un vasto depósito de materia oscura.

Si lo que llamas/llamaste tu jardín permaneciera oculto a tu
existencia, ¿sostendrías la confianza?

Dos y medio de Kafka: 1)"la impaciencia y la inercia son los
dos pecados capitales del hombre de los que derivan todos
los demás"; 2) a Brod le explicaba que la única conclusión
sensata a la que había llegado en su vida era "no el suicidio,
sino el pensamiento del suicidio"; 2 1/2): Si no había ido más
lejos en esa dirección se debía a una última reflexión: "Tú
que no consigues hacer nada, ¿quieres hacer precisamente es-
to?"
Correlato: el fin de El Proceso: "fue como si la vergüenza debie-
ra sobrevivirlo".

¿Entrada o salida? Apoya tu suave luz en mi sustancia negra.

La confianza del sonámbulo:
Espérame, espesa espesura.
Encontraré un camino claro,
claro que lo encontraré,
(claro que no lo encontraré)
Será bueno para nosotros
tener un camino claro
(y debe haberlo en algún lado)
De lo contrario
se podría muy bien inventarlo.

En el entresueño del sonámbulo: las luces y las sombras que
comienzan a despertar. K: "Situación de corte más nítido: ol-
vidar que se ha olvidado, convertirse de golpe en un niño que
viaja solo en un tren expreso y en torno al cual va aparecien-
do asombrosamente hasta en sus más ínfimos detalles, como
de la mano de un prestidigitador, el vagón que tiembla por
las prisas." Dice eso y se calla. 

Como las cucarachas, inconscientes propagadores, K. y Cala-
sso.
Kafka que ya se fue, caminando como un río.
Calasso, que se evapora como una voz en un sueño.

Queda el sonámbulo: "los zorros azules que corren
                                    en la nieve, tropezando,
                                    ¿los viste?
                                    traían en sus pieles
                                    reflejos
                                    de la Aurora Boreal"





No hay comentarios: