martes, 8 de febrero de 2011

4 POEMAS DE JEAN FOLLAIN

Conozco la poesía de Jean Follain desde hace muchos años.
Sus poemas son breves, sencillos en apariencia, pero siempre
encierran un misterio. Follain nació en 1903 en un pueblo nor-
mando y murió atropellado por un auto, como Roland Barthes
en las calles de París, pero en su caso, en 1971. Publicó su pri-
mer libro duradero de poesía en 1933 y aparte de dedicarse a
la literatura se graduó en leyes y durante un breve tiempo, fue
juez. En la época más poderosa del surrealismo, no fue absor-
vido por éste. Escribió, en ese sentido, reactivamente contra
esa tendencia. "Me esfuerzo por escribir una poesía que puede llamarse de concentración y que opondría a la poesía discursi-
va, que no deja de tener su valor. En esta poesía de concentra-
ción hay un ajuste del texto, un gran valor atribuído al poema mismo, una suerte de encantamiento verbal bastante bien controlado, pero que debe mantenerse como un encantamien-
to."
Sus poemas relacionan objetos y personas, evitando el uso
de metáforas evidentes. Es un mundo de imágenes, pero a su
vez el lenguaje está sumamente cargado de sentido. "Hay una
palabra ondée que ya casi no se usa en ninguna parte, pero que
es una palabra francesa que significa un fuerte chaparrón. He
oído esa palabra desde mi infancia y tiene un vigor especial pa-
ra mí." Imágenes y palabras se cargan unas a otras en la poesía
de Follain, abriendo y cerrando esos pequeños textos como una
flor o como una mano. Su magia es generar relaciones nuevas
entre las cosas pasadas y presentes y ciertas reflexiones acerca
de la existencia y el tiempo se transvisten hábilmente en sus
textos.
Por otra parte, es un poeta poco traducido al castellano -sólo conozco una edi
ción de Icaria, "Espacio del instante", realiza-
da por Pedro Provencio.
Dice Follain: "Cuanto más pienso acerca de mis poemas, más
tiendo a creer que tal vez he querido darle importancia a una
poesía que podría sacar a luz la existencia misma de los seres
y de las cosas. Nombrar las cosas, hacerlas existir en su propia
vibración, si se puede decir así, en su fugacidad, se me ocurre
que es el objeto de la poesía."
Una de las particularidades más interesantes de la poesía de
Follain, a mi entender, es que toma sus temas del pasado, pero
no en forma de recuerdos, justamente. A pesar de declararse enemigo de la nostalgia, y de que su propósito es devolverle
la vida a esos elementos extraídos del pasado, no deja de 'on-
dear' -juego un poco con su palabra fetiche- en sus versos una lejana tristeza.

LAS PASIONES

Un verano pasa
sobre el mundo
un perro tiene para diez años de vida
cada uno persigue su pasión
y si uno bebe vino fuerte
el otro repara la máquina
adecuada a su amarga venganza
o desnuda los pechos
de la anónima sirvienta
mientras el árbol tiembla
imperceptiblemente.


BOUTIQUE

Los hombres vienen a buscar
con una lenta sonrisa
paquetes envueltos
a veces una vela blanca
en esta austera boutique
donde penden ornamentados zuecos de madera
sus voces claman:
"¿Hay alguien aquí?"
Una mujer viene al fin
a servirlos con sus manos
que han recogido el pasto
al borde de estos senderos
que atraviesa ligero una liebre
de especie común.


EL FUEGO

Altas hiedras estirándose
sobre la casa gris
del metafísico
se prendió fuego una noche
aclarando el llano arrasado
en el aire flotaban las cenizas
en el olor de la hierba quemada
después las nubes pasaron calmas
sobre la ruina asaltada
por muchos niños sin madre
que juegan en sus brechas
vestidos con negros harapos
imaginando su vida futura.


LA MANZANA ROJA

El Tintoretto pintó a su hija muerta
pasan autos en la distancia
el pintor está muerto a su vez
largos rieles hoy
encorsetan la tierra
y la cincelan
el Renacimiento resiste
en el claroscuro de los museos
las vocen mutan
a menudo hasta el silencio
está casi exhausto
pero la manzana roja permanece.


[He realizado estas versiones desde una doble fuente: el inglés,
como orientador y el francés, que por su mayor parentesco con
el castellano, me lleva a pulir o precisar ciertos términos]

Fuentes

1. Jean Follain. 130 poems. Trad. Christopher Middleton.
   Anvil Press Poetry. 2010.
2. Jean Follain: Transparency of the World. Trad. W. S. Merwin.
   Copper Canyon Press, 2003.
3.Serge Gavronsky: Poems & Texts. An Anthology of French
   Poems. (Ponge, Follain, Guillevic, Frénaud, Bonnefoy, Roche,
   Du Bouchet and Pleynet). October House Inc., 1969.

2 comentarios:

Igor Kutuzov dijo...

Muy buen artículo. Leyendo un poeta británico que lanzaba un homenaje a este hombre lo descubrí. El poema de las pasiones, genial, un tanto glacial, pero genial.
Saludos.

Robert Rivas dijo...

Gracias, Igor, a vos.