sábado, 11 de enero de 2014

UNA EXPLICACION

 Había armado un trabajo con los 100 libros del 2013 (así se llamaba, o se llama, esté
donde esté ahora), cada uno de ellos detallando autor, título, editorial y fecha de pu-
blicación. Luego seguía un comentario acerca del libro, que conducía en muchos ca-
sos a referencias a otros libros del mismo autor, o aún de otros autores. Al final de
cada una de esas pequeñas reseñas (al estilo de lo que hice con "Los 10 libros del
2012) iba una foto de la cubierta del texto en cuestión.
 Entonces vino esta pequeña desolación: al subirlo, el sitio lo aceptó. Duró un minuto.
Deduzco que por la carga de fotos, la nota superaba algún tope y que por esa razón
fue automáticamente borrada. No ha quedado en ninguna parte visible.
 Si existe, existe en un 'mundo' propio, al que van a parar todos los asuntos borrados.
Hasta podríamos pensar en un mundo bastante amplio, no menor al nuestro -visible,
palpable, etc- en el que residen todos los elementos olvidados, junto a los borrados,
inconexos, es cierto, al menos por cierto tiempo, ya que como bien sabemos, aquí
también impera una enorme desconexión, suplida por la tendencia natural de textos,
sucesos y personas a encontrarse.
 La 'pequeña desolación', comparable a pinchar una goma en la ruta de noche, en el
medio de la nada y descubrir que el back-up, el auxilio, el recurso suplente, no está
en el baúl del auto, posiblemente me aleje por un tiempo de este sitio, ya que uno no
quiere merodear el lugar donde se produjo la desgracia.
 Una reparación menor (como sería ser arrastrado por una grúa, al día siguiente, no-
che insomne, en el caso del auto), intentaré juntar fuerzas para publicar solamente la
lista de los 100.

5 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Lo lamento. Porque no comprendo... Pero respeto tu decisión.

Robert Rivas dijo...

Había trabajado un montón armando
esa lista con sus respectivas fotos. Son las etapas, ¿no? Desá-nimo, aceptación, recomienzo.
Espero que sea antes del 2015, porque sino se me agregarían -posiblemente, sólo posiblemen-
te, no vaya uno a tentar a algún destino ocioso- otros 100.
Gracias, un abrazo, RR

Anónimo dijo...

Cuanto lo siento!
Imagino el enorme trabajo.
Al abrir el blog aparecio un interrogante y luego
la explicacion.

Tu pagina del 2012 habia creado expectativas.
Las maquinas se comportan a
su modo y dejan huellas;
espero no sean prolongadas.
Un deseo.
Igual gracias por el esfuerzo
y la generosidad de compartir.

Robert Rivas dijo...

Gracias por tu cálido mensaje.
Nuevos capítulos de "La lucha del hombre y la máquina".
También están para ayudarnos los proverbios. El japonés dice: "Si te caes siete veces, levántate ocho". El proverbio masbila, en cambio, reza así: "Si te caes siete veces, ¿no te conviene arrastrarte?"
Estoy pensando.

Anónimo dijo...

Conozco la lucha del hombre y
la maquina;muchas veces se
vuelve obsesionante y tantas otras adjetivaciones.
Arrastrarte,NO.
Te sugiero abrazar el
proverbio japones aunque
cueste ponerse en pie.
Es probable que tus pensamientos te lleven en ese camino.
Si es asi tus seguidores volveran a disfrutar de tu blog.
Gracias por tu mensaje.