lunes, 15 de mayo de 2017

POEMAS DEL THERIGATA (MONJAS BUDISTAS)




 El Therigata es la antología de poesía femenina más anti-
gua que se conoce. Reúne los cantos compuestos por las
Theris o monjas superioras budistas, que vivieron en el siglo
VI a.C. En otras palabras, fueron contemporáneas de Buda.
Esta colección de 522 estrofas fue volcada a la escritura re-
cién en el año 80 a.C. Da testimonio de la conversión de es-
tas mujeres a las enseñanzas de Buda y festejan una libera-
ción. Junto a la antología de los cantos, el Paramatta Dipa-
ni, un comentario con notas acerca de los mismos y datos 
biográficos de las autoras. El budismo surgió en la región 
que hoy conocemos como Bijar (Bihar), un estado mucho
más democrático que los estados vecinos, dominados por
extensas monarquías. Se trata en esos tiempos de un pueblo mayormente dedicado a la agricultura, en una región que iba mejorando su calidad de vida progresivamente.
 Cada canto del Therigata refleja una experiencia epifánica
en la cual las ataduras de la vida secular se rompen y el tor-
mento de los sentimientos se apaga mientras se alcanzan la
paz y la libertad del nirvana.


 (Cada poema va precedidos del nombre de la monja superio-
ra autora del mismo)


 MUTTA

 Tan libre soy, tan gloriosamente libre,
 Libre de tres cosas insignificantes:
 Del mortero, del pilón y de mi retorcido señor,
 Libre del renacimiento y de la muerte soy,
 Y todo lo que me ha retenido
 Lo he arrojado lejos.


 SUMANGALAMATA

 ¡Una mujer bien liberada! Qué libre soy,
 Qué maravillosamente libre, del trabajo fastidioso de
                                                                    [la cocina,
 Libre de la severa sujeción del hambre,
 Y de las ollas vacías,
 Libre también de ese hombre inescrupuloso,
 El tejedor de sombrillas.
 Calma ahora, y serena soy,
 Todo deseo [lujuria] y odio purgados.
 A la sombra de esos árboles que se extienden voy
 Y contemplo mi felicidad.



 UBBIRI

 "¡Ah Ubbiri, que gime [llora] en el bosque
 ¡Oh Jiva! ¡Querida hija!'
 Regresa a tus sentidos. En este vertedero de cadáveres
 Innumerables hijas, alguna vez tan llenas de vida como 
                                                                                [Jiva,
 Arden. ¿A cuál de ellas llorarás?"
 La flecha escondida en mi corazón arrancada,
 El dardo alojado allí, quitado.
 La angustia de mi pérdida,
 La aflicción que me dejó desfalleciente ida,
 El anhelo detenido,
 Al Buda, el Dhamma, y el Sangha
 Me vuelvo, mi corazón por fin curado.



 METTIKA

 Aunque estoy débil y cansada ahora,
 Y mi paso juvenil ha partido hace rato,
 Sostenida por este bastón,
 Trepo al pico de la montaña.
 Mi manto arrojado, mi bol volcado,
 me siento en esta roca.
 Y sobre mi espíritu sopla
 El aliento 
 De la libertad
 He triunfado, he obtenido las gemas triples,
 El camino del Buda es mío.


 FUENTE

Susie Tharu y K. Lalita. Women Writing in India. 600 b.C.
to the Early 20th Century. Pandora Press (de Harper Co-
llins), 1993.
 Las versiones al inglés de este capítulo del libro son de 
Uma Chakravarti  y Kumkum Roy.





No hay comentarios: