domingo, 8 de diciembre de 2013

OTRO TEXTO DE SARDIS: LA BALADA DE RUDI ERTNER

 


Este texto pertenece a los cuadernos de Eugenio Sardís.
Está fechado en mayo del 85.
No hay otras referencias ni comentarios acerca del texto.

LA BALADA DE RUDI ERTNER

Se llega a dudar que sus recuerdos sean recuerdos
o sean suyos
Él es un cristal atravesado por agualuz
que refleja los pensamientos
en su cuerpo transparente

Y que sus manos sean sus manos
las que trabajaron el este mundo de otros,
las manos llevadoras de pan, las manos de peluquero,
de jubilado, de aprendiz;
las manos de obrero y de criatura,
las manos que acompañaron la turbación y la risa,
las manos de cantar
las manos de apretar las manos que llegaban de la niebla
mientras era lentamente habitado por la muerte...

El imperio del que él proviene ya no existe
y él existe, una lección que los imperios una vez más
desoirán...
Él, entretanto, ha tendido siempre la yema de su vida:
cualquiera podría mirar en el fondo de agua de su vida.

en su mirada siempre respira el aire
siempre dormita la alegría
siempre boga el barquito tibio de su corazón

*

Ha vivido en verdadero estado de asombro,
de ternura pelada y desguarnecida
Un hombre casi sin palabras
casi de amor
casi imposible.

*

En la tarde su padre lo mira, mientras se quita
la ropa de trabajo.
Su padre, el Wagener, lo mira jugar por la ventana
donde se cruzan la infancia y el sol
por donde entran los bosques que beben el secreto
de la tierra
por donde pasan las guerras, el hambre y la historia,
cambiándose cada día de uniforme.

*

En otros días y calles, Rudi Ertner caminará solo,
como por la correa móvil de un sueño.
Se dará vuelta,
nos mirará asombrado
y, agitando el brazo, sonreirá una vez más
su bella sonrisa de tristeza.
Y entonces sí
se irá caminando de un sueño a otro sueño.

Y entonces
el cielo
el cielo
el cielo
se echará a volar
más alto
todavía.



No hay comentarios: